Tag

Aeroparque

Browsing

Aeroparque cierra sus operaciones para obras de remodelación. Las obras en el sector en el que operarán los vuelos regionales tendrán una duración de entre 4 y 5 meses. Las líneas aéreas trasladarán sus operaciones al Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

El Aeroparque Jorge Newbery cierra sus operaciones aéreas a partir de este sábado para preparar el comienzo de las obras de modernización en la pista y en el sector de la terminal en el que operarán los vuelos regionales, informaron a Télam fuentes de la concesionaria, Aeropuertos Argentina 2000.

Las obras tendrán una duración de entre 4 y 5 meses, y serán financiadas por el Fideicomiso de Fortalecimiento del Sistema Nacional de Aeropuertos que administra el Ministerio de Transporte y ejecuta el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), en tanto que Aeropuertos Argentina 2000 será el encargado de concretarlas.

Las líneas aéreas que hoy operan desde Aeroparque trasladarán sus operaciones al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, y ante una eventual reanudación de los servicios aéreos en las próximas semanas, éstos estarán centralizados en esa estación aérea hasta tanto Aeroparque vuelva a estar en condiciones de operar.

Los trabajos consisten en el agregado de 615 metros de pista y 20 de ancho, lo que permitirá optimizar las operaciones regionales y mejorar la seguridad y la conectividad con el exterior, por lo que la pista pasará de los 2.100 metros actuales de largo y 40 de ancho, a 2.715 de largo con un ancho de 60 metros.

Estas remodelaciones permitirán aumentar la categoría del aeropuerto y posibilitará las operaciones de aeronaves de mayor porte, como los Boeing 787 y los Airbus 330.

También se ampliará el sector de arribos y partidas internacionales en la terminal de pasajeros, y se instalará un nuevo sistema de balizamiento que fortalecerá la seguridad operacional en los despegues y aterrizajes.

El 12 de mayo pasado la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) anunció que se postergaba hasta el 1 de diciembre el retorno de los vuelos regionales desde Aeroparque, que fueran trasladados a Ezeiza desde abril del año pasado.

A partir de esa fecha, Aeroparque volverá a contar con servicios a Brasil, Paraguay, Chile, Bolivia y se sumará Perú.

Desde ayer volvieron a verse programados los vuelos de Andes Líneas Aéreas en la web del Aeroparque Metropolitano, y hoy se espera su arribo al Aeropuerto El Tehuelche.Luego de la suspensión de los vuelos por un conflicto gremial por falta de pago de haberes de los trabajadores de la empresa, el mismo ha sido superado por lo que se volvieron a programar los vuelos, en principio a Bariloche y Puerto Madryn, dos vuelos patagónicos.

A las 6:25 horas está prevista la partida del vuelo OY 862 con destino a Bariloche, con regreso al Aeroparque Metropolitano a las 11:30; mientras que a las 12:30 horas está anunciado el vuelo OY 550 con destino a Puerto Madryn, con arribo de regreso a Buenos Aires a las 17:10 horas. De esta manera Andes vuelve a superar un parate, en este caso por causas gremiales.

El sitio Aviación News mencionó sobre el tema que “si bien mucho no ha cambiado la situación económica y financiera comprometida de la empresa, el estoicismo de sus empleados –y la tolerancia de los gremios– permiten que nuevamente la empresa ponga este sábado (por hoy) sus MD en el aire. La suspensión de los vuelos esta semana buscaba no afectar a los pasajeros ya que la empresa, por algunas medidas de una parte de las tripulantes de cabina, no estaba en condiciones de asegurar poder cumplir con la programación prevista de vuelos, explicaron desde la empresa. ‘Además, a quienes habían adquirido pasajes se les reprogramó el viaje, se le devolvió el importe o se lo endosó a otra aerolínea’, describieron.

Lo que negó la empresa es que estuviera en vigencia un convenio con Aerolíneas para que ésta absorbiera automáticamente los pasajeros de Andes, como dijo el ministro de Transporte Mario Meoni por radio. Lo que hay es un proyecto de acuerdo de «protección recíproca» con Aerolíneas Argentinas, que apunta a «rescatar» mutuamente a sus pasajeros en caso de alteración de itinerario por sobreventa de pasajes, problemas operativos o mala meteorología, que aún no entró en vigencia.

Los vuelos que operan tanto en el aeropuerto internacional de Ezeiza como en Aeroparque, registraban demoras esta tarde debido a la activación del protocolo de seguridad, en ambas estaciones aéreas, para cuando hay tormentas con actividad eléctrica.

El alerta se disparó, indicaron a la agencia Télam fuentes aeroportuarias, con diferencia de tiempo en los dos aeropuertos, lo que determinó el cese de todo movimiento en rampa hasta tanto cesase la actividad eléctrica.

En Ezeiza, la alarma se inició poco después de las 14 y afectó a 24 vuelos que registraron una demora de entre 30 minutos y dos horas en algunos casos, hasta que comenzó a normalizarse poco después de las 16, aunque la imposibilidad de cargar equipajes durante el lapso que duró el alerta, retrasó también aquellos servicios programados para horarios en los que la actividad podía desarrollarse normalmente.

En Aeroparque, en tanto, la alerta fue intermitente, con espacios en los que se habilitaba la actividad en pista y momentos en que volvía a restringirse, lo que también ocasionó demoras en algunos casos de una hora y media, aunque la alternancia permitió que muchos servicios pudiesen cumplir medianamente con su programación.

Para las 18, la actividad en ambos aeropuertos se desarrollaba con normalidad, pero las fuentes advirtieron que, en función de la inestabilidad reinante, no se descartan nuevas interrupciones en lo que resta de la jornada.

La detección temprana de actividad eléctrica en aeropuertos tiene como objetivo asegurar el desarrollo seguro de las actividades en la plataforma operativa y fue implementada a mediados del año pasado en gran parte de todos los aeropuertos del país.

Este Programa se basa en dispositivos de detección de actividad eléctrica denominados «Outdoor Alerting System», que contienen dos tipos de alerta de seguridad; el «alerta amarilla» se aplica dentro del radio de 15 km de la zona de operación, mientras que en el «alerta roja» se activa cuando hay actividad eléctrica dentro del radio de 5 km.

El sistema emite una alerta amarilla cuando detecta actividad eléctrica significativa a 15 km del aeropuerto y envía mensajes a correos electrónicos y SMS a celulares del personal operativo pre-seleccionado y con funciones dentro del predio.

En este caso se considera que la situación podría derivar en una alerta roja a corto plazo, por lo que el personal trabaja bajo advertencia del cese total de la actividad.

Si se detecta actividad eléctrica dentro de un radio de 5 km desde el aeropuerto, el sistema emite una alerta roja, también avisando al personal operativo, y activa sirena y luces estroboscópicas de alerta en las áreas operativas abiertas del aeródromo y se detiene todo tipo de actividad en pista.

Transcurridos 10 minutos sin registrarse otra actividad eléctrica, las alertas cesan y el sistema vuelve a quedar en vigilancia permanente.

Los vuelos domésticos crecieron 6,45% en diciembre y acumulan un 7,3% en el año.

El Palomar escaló hasta el sexto puesto entre los aeropuertos con mayor tráfico de la concesión de todo el 2019.

Bariloche, Iguazú, Salta y Formosa tuvieron un importante desempeño en diciembre.

Este cálculo surge de la sumatoria de los pasajeros que tomaron vuelos domésticos e internacionales, además de aquellos que estuvieron en tránsito dentro del país.

Los viajeros domésticos sumaron 26.745.887, un 12,9% más que el año anterior; mientras que los internacionales fueron 12.958.106, con una baja interanual del 3,4%.

En 2019, el Aeropuerto Internacional Ezeiza tuvo un incremento del 14,7% con 11.818.307 pasajeros, mientras que por el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery pasaron 12.311.326 personas, un 8,6% menos que en 2018.

El Aeropuerto de El Palomar presentó en 2019 un crecimiento del 165,3% ubicándose así en el sexto lugar entre los aeropuertos con más tráfico de pasajeros de la concesión con 1.793.619 pasajeros.

Los números de diciembre 2019

En diciembre, el total de pasajeros en los aeropuertos de la concesión fue 3.433.856, un 3,03% superior que en igual mes del año anterior.

Del total, los usuarios que volaron dentro del país fueron 2.224.554, lo que representa un alza del 6,45%.

Este incremento se debe a las nuevas compañías que operan al interior del país.

Mientras, 1.086.912 pasajeros cruzaron las fronteras, un 4,2% por debajo de las cifras de diciembre del 2018.

En Aeroparque se registraron 939.231 usuarios, un 15% menos que en diciembre de 2018, mientras que en Ezeiza fueron 1.048.742 (una suba del 12,7%).

Por El Palomar pasaron 198.605 pasajeros, lo que marcó un crecimiento del 117%, ubicándose así en cuarto lugar entre los aeropuertos con más tráfico de pasajeros de la concesión de diciembre.

Mar del Plata tuvo un total de 34.100 pasajeros y una baja del 18,2% respecto del mismo mes de 2018.

Por el aeropuerto de Mendoza pasaron 181.389 pasajeros, una disminución del 2,3%, mientras que Córdoba tuvo 287.853 pasajeros y una baja del 3,5%.

Iguazú presentó una mejora del 23,4% con 144.448 pasajeros.

Formosa, por su parte, presentó una mejora del 53,3% con 7.277 pasajeros respecto de los 4.747 contabilizados en diciembre de 2018.

Por Bariloche pasaron 154.097 pasajeros, registrando una suba del 16,1% también gracias a las operaciones de las líneas aéreas de bajo costo que se sumaron a las tradicionales.

Por Río Gallegos pasaron 22.320 pasajeros y registró una baja del 5,9%.

El aeropuerto de Salta registró un aumento del 30,2% con 127.454 viajeros y Tucumán, con 71.678, decreció un 3,1%.

Jujuy con 31.091 pasajeros presentó una baja del 2,5.

En tanto, en la ciudad de Buenos Aires rigió por algunas horas durante la mañana un alerta amarillo, que implica un mayor nivel precautorio por las lluvias

Unos 300 vuelos resultaron afectados entre el aeropuerto internacional de Ezeiza y el Aerparque metropolitano, y autopistas y calles registraron anegamientos que complicaron el tránsito por las fuertes tormentas que azotaron hoy la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, en tanto persisten alertas por lluvias fuertes y caída de granizo, informaron fuentes oficiales.

A partir de las 14, cuando cesó el alerta meteorológico y pese a que siguió lloviendo ya sin actividad eléctrica, los aviones que estaban colapsando las plataformas en ambas estaciones aéreas empezaron a despegar, habilitando de esta manera el arribo de aquellos servicios que debieron ser desviados a aeropuertos de alternativa.

A raíz de la fuerte tormenta que se abatió sobre Buenos Aires desde esta madrugada, unos 300 vuelos resultaron afectados entre Aeroparque y Ezeiza donde al mediodía fueron suspendidos los aterrizajes debido a la saturación de las plataformas, que obligó, además, al desvío de vuelos a Montevideo, Rosario y Córdoba.

A su vez, en Aeroparque un rayo impactó en el sistema de aproximación para aterrizajes, por lo que se generaron también problemas para el arribo de aeronaves, ya que no podían aterrizar si no lo hacían con la modalidad «visual» que significa que los pilotos puedan ver la pista estando a una altura de no menos de 2000 pies.

En tanto, en la ciudad de Buenos Aires rigió por algunas horas durante la mañana un alerta amarillo, que implica un mayor nivel precautorio por las lluvias, que cesó cerca de las 13, con excepción del barrio porteño de Villa Soldati.

Allí, personal de Policía y Bomberos tuvo que trasladar un bote y camiones a las calles Pergamino, Tabaré y las laterales, por anegamientos, informaron a Télam fuentes de la Subsecretaría de Emergencias porteña.

«Personal de Bomberos y Defensa Civil recorre las zonas donde hay acumulación de agua en veredas y destapan sumideros y bocas de tormenta, aunque no hubo grandes sucesos», informaron las fuentes, que detallaron que no se reportaron heridos ni daños graves por las fuertes precipitaciones.

Cerca del mediodía, se precisó que la acumulación de agua era de entre 8 a 16 milímetros en la Ciudad, según las zonas, pero hubo algunos puntos más altos, como en la localidad bonaerense de Ezeiza que registró 25 mm de agua caída.

En tanto, detallaron que el Río de la Plata bajó en la última hora del mediodía y se ubicó en 1,82 metros.

La autopista Ricchieri estuvo anegada durante la mañana a la altura del puente El Trébol, con un carril habilitado, mientras que las autoridades de tránsito pidieron circular con cuidado en la Panamericana debido a la visibilidad reducida por la lluvia, e informaron que el acceso de Ruta 197 registró agua sobre la calzada en la colectora.

En el conurbano bonaerense, muchas calles se anegaron en José C Paz, San Miguel, Pilar y San Martín (norte y noroeste); en Morón, Haedo y Ramos Mejía (oeste), y en Quilmes y Berazategui (sur), de acuerdo a reportes oficiales.

La municipalidad de La Plata informó que sigue el alerta naranja ante la posibilidad de nuevas precipitaciones, en tanto asiste a barrios de la periferia anegados por la caída de 235 milímetros, informó la comuna platense.

También se mantienen activos los radares del Sistema Hidrometeorológico, los cuales permiten obtener datos en tiempo real sobre la cantidad de precipitaciones, el comportamiento de los arroyos y el estado de las bocas de tormenta, notificó Telefe Noticias.

Para atender emergencias por cuestiones climáticas, la Subsecretaría de Atención Ciudadana bonaerense habilitó la línea telefónica 148 para canalizar la asistencia a damnificados por el fuerte temporal ocurrido en las últimas horas en algunos distritos de la provincia.

Unos 4.800 pasajeros se vieron afectados. Aeroparque fue cerrado este mediodía de lunes por casi una hora debido a la tormenta con intensa actividad eléctrica en Buenos Aires. Luego, en ambas terminales aéreas hubo asambleas en reclamo por la actualización salarial. La restauración de los vuelos será “lenta y complicada”.

Un total de 45 vuelos de las compañías Aerolíneas Argentinas y Austral que operan en el Aeroparque Jorge Newbery y en Ezeiza fueron cancelados, tenían demoras o fueron reprogramados hoy por la tormentas en la Ciudad de Buenos Aires y asambleas de los gremios aeronáuticos, informaron fuentes de la compañía aérea.

«Hasta el momento son 45 los vuelos cancelados y 4.800 los pasajeros afectados», indicaron a Télam fuentes de Aerolíneas, y debido a que lo que se denomina “efecto dominó” aún no existen precisiones en cuanto a la cantidad definitiva de servicios que sufrirán las consecuencias de esta situación al final del día.

Aeroparque fue cerrado este mediodía por espacio de casi una hora debido a la tormenta con intensa actividad eléctrica, lo que obligó a suspender las operaciones en tierra, de acuerdo a los protocolos de seguridad que se aplican este año.

Luego, la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), sindicatos que agrupan a pilotos de Aerolíneas Argentinas y Austral respectivamente, iniciaron a partir de las 12 en Aeroparque y Ezeiza asambleas en reclamo por la actualización salarial.

“Hace 11 meses que estamos con las paritarias 2018-2019 vencidas y la empresa se niega a negociar un acuerdo salarial que recomponga los ingresos de los trabajadores. De este modo, quedamos muy atrás de la inflación registrada en este plazo y sin posibilidad de iniciar la discusión paritaria 2019-2020”, señaló APLA a través de un comunicado.

Las asambleas se extendieron durante más de tres horas y fuentes aeroportuarias afirmaron a Télam que la restauración de los vuelos será “lenta y complicada”.

La Asociación de Pilotos de Lïneas Aéreas (APLA) realiza asambleas «informativas» en su lugar de trabajo desde las 5 de este viernes. La medida afecta principalmente a los vuelos de Aerolíneas, Latam y Andes.

El inicio del fin de semana largo arranca con complicaciones en Aeroparque y el aeropuerto de Ezeiza: una sorpresiva medida gremial de pilotos provoca demoras en los vuelos de Aerolíneas Argentinas, Latam y Andes.

La medida es realizada por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA). Consiste en asambleas -que se realizan desde las 5- para informar a los afiliados sobre la «crisis del sistema aerocomercial argentino», lo que impide -de hecho- la salida de los vuelos.

Las principales compañías afectadas por la medida son Aerolíneas Argentinas, Latam y Andes. Pasadas las 7 de la mañana, ya eran 13 los vuelos demorados en Aeroparque y 4 en Ezeiza.

Según APLA, «todas las compañías nacionales (estatales o privadas) tienen sus balances en rojo. Hoy, los pilotos que perdemos nuestra fuente laboral no tenemos reinserción en el país. El sistema aerocomercial es insostenible bajo estas circunstancias».

 

En el comunicado, los pilotos informaron que «la mayoría de las Direcciones Provinciales de Aeronáutica se encuentran bajo procesos de desinversión que favorecen la contratación de servicios aéreos privados en perjuicio del trabajo de los pilotos de las propias gobernaciones».

Y agregan: «a más de tres años del lanzamiento de la “Revolución de los Aviones”, las empresas nacionales y sus trabajadores enfrentamos una realidad muy distinta a la que intentan promocionar. El Ministro Dietrich solo se enfoca en la cantidad de pasajeros transportados. Sin embargo, en el camino está destruyendo a la industria aerocomercial argentina. Los funcionarios pasan y somos los trabajadores quienes terminamos padeciendo las consecuencias de sus errores».

«Hoy todas las compañías nacionales (estatales o privadas) tienen sus balances en rojo. Hoy los pilotos que perdemos nuestra fuente laboral no tenemos reinserción en el país. Hoy el sistema aerocomercial es insostenible bajo estas circunstancias», manifestaron.

«Durante mucho tiempo hemos buscado soluciones mediante el diálogo o con metodologías de protesta que no tengan impacto en las operaciones. Pero no solo desoyeron nuestros pedidos, sino que con cada decisión que adoptan profundizan esta crisis», agregaron.

Finalmente resolvieron que «a partir de las 05 horas de este viernes se da inicio a asambleas en lugar de trabajo en Aeroparque Jorge Newbery y Ezeiza para informar a los pilotos de todos los sectores sobre el escenario que enfrentamos y los pasos a seguir en defensa de nuestras fuentes de trabajo.

ADNsur

Los gremios aeronáuticos anunciaron este miércoles que realizarán «paros y medidas de fuerza en los próximos días», que serán determinados en las próximas horas en asambleas de trabajadores, en repudio de la «política aerocomercial del gobierno nacional».

«Vamos a ir anunciando cuándo serán las asambleas que se producirán por empresas y no habrá por el momento demoras específicas, pero iremos viendo con el correr del tiempo qué surge de las asambleas», explicó Ricardo Cirielli, titular del gremio, en conferencia de prensa realizada en Ezeiza.

El sindicalista denunció el «abuso de poder e incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos de los responsables de Aerolíneas Argentinas», y dijo que seguirán «defendiendo» la empresa de bandera «porque vuela a lugares estratégicos del país donde otras empresas no van porque no es rentable».

Además, expresó que la voluntad de los trabajadores «no es generar trastornos ni afectar al usuario», y argumentó que por ese motivo se eligió la metodología de «asambleas por empresas».

«Si, habrá demoras, pero queremos que el pueblo sepa que este Gobierno fracasó en su política aerocomercial, como lo hizo en todas las otras áreas», manifestó.

Cirielli insistió en la conferencia en que «el país necesita una industria aercomercial y lo merece» y que «antes había un proyecto de Aerolíneas Austral», y «ahora no hay nada».

«No han incorporado un sólo avión, los que llegaron fueron comprados por el gobierno anterior», deslizó.

También cuestionó que «venden pasajes baratos en desmedro de la línea de bandera» y dijo que ese aspecto «no es casual», sino «consecuencia de un plan económico y una política aerocomercial que no beneficia a ningún argentino».

ADNsur

El Aeroparque Jorge Newbery comenzará a operar desde este lunes solamente vuelos de cabotaje y con destino a Uruguay, lo que implica la mudanza de cientos de vuelos internacionales al aeropuerto de Ezeiza.

A partir de este lunes comienza la fase final del plan de “desregionalización” del aeropuerto porteño, que busca evitar su saturación por los vuelos a países limítrofes.

De acuerdo a la resolución 476-E / 2017 publicada en el Boletín Oficial, a partir del primero de abril, todos los vuelos internacionales, a excepción de los servicios hacia y desde Uruguay, se deberán hacer desde la estación aérea bonaerense.

El proceso se inició en mayo del año pasado cuando el 50 por ciento de los vuelos internacionales que operaban desde el Aeroparque Jorge Newbery, fueron trasladados a Ezeiza, completándose ahora la medida dispuesta por el gobierno nacional con el resto de los vuelos.

La medida busca “descomprimir” Aeroparque y darle una mayor capacidad operativa para albergar las nuevas aerolíneas low cost.

En tanto, Aerolíneas Argentinas trasladará a partir de mañana desde Aeroparque a Ezeiza 38 frecuencias diarias, como parte del proceso de desregionalización de la estación aérea metropolitana.

Desde Aerolíneas indicaron que con el traslado la empresa fortalecerá sus operaciones internacionales, al potenciar las conexiones entre ciudades del interior y países vecinos con destinos transatlánticos.

Los destinos que se trasladarán a Ezeiza y que hoy se operan desde Aeroparque son 9.

Con estas operaciones, Aerolíneas sumará 56 vuelos promedio diarios desde el aeropuerto Ministro Pistarini.

 

 

AIMDigital

A partir del 1° de abril se pondrá en marcha el plan de «desregionalización», que implica la mudanza a Ezeiza de más de 100 vuelos internacionales de Aerolíneas, Latam, Gol y Amaszonas.

A partir del 1º de abril el mapa de los vuelos de cabotaje e internacionales se organizará de una nueva forma. El llamado plan de «desregionalización de Aeroparque» está a punto de dar su paso final, lo cual despertó cambios en el mercado aerocomercial.

En 2017, el Ministerio de Transporte aprobó la resolución 476-E/2017, publicada en el Boletín Oficial, que prevé que, a partir del primer día de abril, todos los servicios internacionales, a excepción de los vuelos a Uruguay, operarán desde Ezeiza , mientras que Aeroparque estará destinado exclusivamente a vuelos de cabotaje.

Según la resolución, Aeroparque «presenta un incremento relativo de las operaciones diarias y la situación de congestión se ve agravada a causa de la estacionalidad de los servicios regionales», es decir que para el Gobierno dejar los vuelos internacionales en el Aeropuerto Jorge Newbery genera complicaciones operativas, por lo que se adoptó la medida de dejar el segmento internacional concentrado en Ezeiza.

La mitad de los vuelos llamados regionales se mudaron en mayo del año pasado, cuando se trasladaron 110 frecuencias semanales, según datos de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), y en los próximos días se trasladarán el resto de los vuelos previstos. En total, son cuatro las aerolíneas que operan trayectos internacionales en Aeroparque: Aerolíneas Argentinas , Latam, Gol y Amaszonas.

Aerolíneas deberá trasladar a Ezeiza 56 vuelos diarios, en promedio, a Porto Seguro, Florianópolis, Río de Janeiro, San Pablo, Salvador de Bahía, Curitiba, Santiago de Chile, Asunción y Santa Cruz de la Sierra, entre otros destinos. Además, sumará dos vuelos nuevos a Montevideo desde Ezeiza, que se sumarán a los que la empresa seguirá ofreciendo desde Aeroparque, igual que a Punta del Este. Latam reubicará 35 vuelos, de los cuales 21 son frecuencias semanales a Santiago de Chile y 14 a San Pablo. Gol ya mudó sus 11 frecuencias a San Pablo y Amaszonas llevará a Ezeiza seis vuelos a Asunción.

Si bien la medida alienta una organización logística más sencilla en términos operativos, en el sector esbozaron algunas críticas: en primer lugar, que es más difícil para los pasajeros acceder a Ezeiza, sobre todo para hacer vuelos regionales de corta distancia en comparación con tomar el avión desde Aeroparque, que es una opción cercana para las personas que viven en la ciudad.

«Para ellos es una pérdida en costos, tiempo y logística. Además, rompe la ecuación para el pasajero corporativo», se quejó una fuente del sector.

En el Gobierno manifestaron que el objetivo principal de la reorganización es que no se sature la capacidad de Aeroparque y aprovechar el espacio disponible de Ezeiza.

ADN SUR