Tag

aerolíneas

Browsing

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la entidad que agrupa a la mayor parte de las aerolíneas en todo el mundo, pidió al Gobierno que «reconsidere» la aplicación del impuesto adicional del 35% que desde la semana pasada rige para la venta de dólares y también para pasajes aéreos internacionales. «Este hecho podría afectar aún más al sector de los viajes y el turismo del país, profundamente golpeado hasta ahora por la pandemia», dijo la entidad a través de un comunicado.

La titular de la IATA para Argentina, Uruguay y Paraguay, María José Taveiro, a través de una carta dirigida a la Administradora Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, señaló «la inconveniencia» de cobrar un 35% adicional a los pasajes, tras señalar que, aun antes de este nuevo gravamen, los tickets aéreos internacionales ya tienen una carga tributaria que, sumada, encarece casi 50% el valor de la tarifa original.

«Queremos manifestar la inconveniencia de la inclusión de una percepción de 35% sobre los pasajes internacionales, basándonos en los estándares internacionales y tratados ratificados por Argentina y en el impacto negativo que dicha medida generará en la industria del turismo y de negocios y, por ende, en la economía del país», señaló la ejecutiva a Marcó del Pont, a quien le solicitó además una reunión para exponer «detalladamente» sus argumentos.

A partir del «super cepo» dictado la semana pasada por el Banco Central, que establece un impuesto adicional del 35%, a cuenta de Ganancias, para la compra del denominado «dólar ahorro», esa misma percepción fue extendida a todas las compras con tarjeta de crédito de bienes y servicios del exterior, incluida la compra de pasajes aéreos internacionales. De esa manera, al impuesto PAIS del 30% que se cobra desde diciembre se suma un 35% adicional que lleva al «dólar turista» para los pasajes aéreos al exterior a un valor cercano a los 130 pesos por unidad, contra un dólar oficial de poco menos de 80 pesos.

Pero además de la cotización de la divisa estadounidense, la titular de la IATA para la región señaló que el pasajero argentino paga una serie de tasas e impuestos que encarecen aún más los pasajes. Además del dólar turista, se suman el impuesto del Fondo Nacional de Turismo (7% de la tarifa aérea), la Tasa de Aeropuerto para salidas internacionales (51 dólares), la tasa de la Autoridad Nacional de Aviación Civil (8 dólares) y Tasa de Migraciones (10 dólares). De esa manera, la suma del impuesto PAIS, mas el impuesto FNT y las tasas ya gravaban los pasajes en casi 50% de su valor, antes del nuevo tributo del 35%.

Según Taveiro, la Argentina como miembro de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) de la ONU, se vería «en la obligación» de adherir a los tratados de esta entidad, que establecen que los estados no impondrán derechos de tránsito a aeronaves o personas.

¿Cuáles son esas obligaciones? Según IATA, la Argentina es suscriptora del Convenio de Chicago de la OACI, en cuyo artículo 15 establece: “Ningún Estado contratante impondrá derechos, impuestos u otros gravámenes por el mero derecho de tránsito, entrada o salida de su territorio de cualquier aeronave de un Estado contratante o de las personas o bienes que se encuentren a bordo”.

En cuanto al impacto en la actividad de las líneas aéreas, para la titular local de la IATA el nuevo impuesto «tiene un impacto negativo en la demanda de billetes de pasaje no solo para el segmento emisivo sino también para el receptivo, dado que la reducción de capacidad que realizan las líneas aéreas para hacer frente a la caída en la demanda disminuye la capacidad de atraer turistas, con la consiguiente pérdida de ingresos para el país».

Aerolíneas Argentinas confirmó seis nuevas operaciones a China para el traslado de insumos, esta vez a la ciudad de Guangzhou, que se realizarán durante octubre próximo, informaron hoy fuentes de la compañía.

Las operaciones tendrán como objetivo principal traer al país material sanitario para el Ministerio de Salud de la Nación y en esta ocasión a diferencia de los vuelos anteriores, en el tramo de ida se realizará una escala en Madrid y en el de regreso en Auckland, de manera que las aeronaves completaran una vuelta entera al mundo.

El primero de los vuelos partirá el 1 de octubre y los siguientes se realizarán día por medio hasta completar un total de seis operaciones.

«Las operaciones de carga llegaron para quedarse y hablan de la importancia de contar con una línea aérea de bandera ante un contexto tan difícil. Los vuelos a China han sido una enorme experiencia para potenciar la nueva unidad de negocios de cargas de Aerolíneas Argentinas, una cuenta pendiente para la compañía», sostuvo Pablo Ceriani, presidente de Aerolíneas Argentinas.

En este sentido, remarcó que «esto es algo muy importante para el país ya que aportará al desarrollo del comercio y exportaciones».

La escala en Madrid tiene por objeto el traslado de arándanos, lo que significa una optimización de los costos de las operaciones y un fuerte impulso el negocio de cargas, uno de los objetivos estratégicos que la compañía se fijó para superar la crisis que atraviesa la industria aerocomercial.

Junto a otras operaciones que se realizarán a la ciudad de Miami, la compañía habrá trasladado a fin del mes de octubre aproximadamente 360 toneladas de arándanos de la producción de las provincias de Salta, Tucumán, Entre Ríos y Buenos Aires.

En total, desde que partiera a mediados de abril el primer vuelo especial a China, la compañía realizó 35 vuelos y se trajeron al país 887 toneladas de barbijos, guantes, máscaras, trajes de bioseguridad, componentes para la fabricación de reactivos rápido y otros materiales sanitarios.

Con este fin, la compañía modificó dos de sus aeronaves Airbus 330-200 retirando filas de asientos para ampliar así la capacidad de almacenamiento, señaló Télam.

La joven y su hermana viajaron por Europa justo cuando la pandemia de coronavirus despegaba allí, visitaron Milán y París antes de dirigirse a Londres. Cuando la mujer salió de Londres el 1 de marzo, tenía dolor de garganta y tos mientras abordaba un vuelo de regreso a Vietnam, pero nadie se dio cuenta.

Cuando se bajó del vuelo en Hanoi 10 horas después, otras 15 personas que habían estado en el avión con ella estaban infectadas, informaron los investigadores el viernes.

Esta historia es una de las dos publicadas el viernes que demuestran cómo el coronavirus se puede propagar en los vuelos de las aerolíneas y sugiere que simplemente espaciar un poco a las personas no las protegerá por completo.

Ambos casos involucraron vuelos largos al comienzo de la pandemia, antes de que las aerolíneas comenzaran a requerir máscaras faciales.

Un equipo de Vietnam rastreó un grupo de casos relacionados con el vuelo que llegó a Hanoi desde Londres el 2 de marzo.

«Una mujer de negocios de 27 años de Vietnam, a quien identificamos como el caso índice probable, tenía su base en Londres desde principios de febrero», escribió Nguyen Cong Khanh del Instituto Nacional de Higiene y Epidemiología en Hanoi y sus colegas.

«El 22 de febrero, el caso 1 y su hermana regresaron a Milán, Italia, y posteriormente viajaron a París, Francia, para la Semana de la Moda anual antes de regresar a Londres el 25 de febrero», escribieron en la revista Emerging Infectious Diseases.

En este momento, el coronavirus comenzaba a propagarse rápidamente en Italia, pero se habían reportado muy pocos casos en Gran Bretaña.

La mujer abordó un vuelo a Hanoi el 1 de marzo

«Ella estaba sentada en clase ejecutiva y continuó experimentando dolor de garganta y tos durante todo el vuelo», agregaron los investigadores.

Fue a un hospital tres días después de aterrizar y dio positivo por el virus. Los funcionarios de salud rastrearon a 217 pasajeros y tripulantes que habían estado en el vuelo con ella y encontraron que 12 compañeros de clase ejecutiva, dos pasajeros de clase económica y un miembro de la tripulación también estaban infectados.

Los investigadores dijeron que no había otra forma probable de que los otros 15 pudieran haber sido infectados, aparte de la exposición al paciente enfermo en el vuelo.

«La ruta de transmisión más probable durante el vuelo es la transmisión por aerosoles o gotitas del caso 1, en particular para las personas sentadas en clase ejecutiva», escribieron.

«Concluimos que el riesgo de transmisión a bordo del SARS-CoV-2 durante vuelos largos es real y tiene el potencial de causar grupos de covid-19 de tamaño considerable, incluso en entornos de clase ejecutiva con asientos espaciosos mucho más allá la distancia establecida utilizada para definir el contacto cercano en los aviones», escribió el equipo de Khanh.

«Mientras el covid-19 represente una amenaza de pandemia global en ausencia de una buena prueba en el punto de atención, se necesitan mejores medidas de prevención de infecciones a bordo y procedimientos de detección de llegadas para que volar sea seguro».

Casos rastreados con secuenciación genética

En el segundo incidente, una pareja voló de Boston a Hong Kong en clase ejecutiva el 9 de marzo. Ambos mostraron síntomas después de su llegada y fueron diagnosticados con coronavirus.

El rastreo de contactos encontró que dos auxiliares de vuelo también dieron positivo por el virus. «El único lugar donde las cuatro personas estuvieron muy cerca durante un período prolongado fue dentro del avión», escribió Deborah Watson-Jones de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y sus colegas en un segundo informe en la revista Emerging Infectious Diseases de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

«La secuenciación genética vinculó los cuatro casos. Los genomas virales casi completos de los cuatro pacientes eran 100% idénticos», apuntaron Watson-Jones y sus colegas.

Las aerolíneas están listas para volar el 1 de octubre. “Las líneas aéreas están prontas para volar. Cumplen con las medidas dispuestas por todos los organismos y autoridades y confirman el mensaje de que volar es seguro”. Esta fue una de las conclusiones centrales del foro virtual “Recuperación y sustentabilidad de la industria aérea” organizado por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) y en el que participaron funcionarios y representantes de líneas aéreas y aeropuertos del país.

Sin embargo, las dudas persisten: ¿volverán finalmente los vuelos el 1 de octubre, posibilidad que se anuncia desde el Gobierno? “Trabajamos para que así sea, dijo en ese panel virtual Paola Tamburelli, titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), aunque advirtió que la decisión está sujeta a la aprobación de las autoridades sanitarias y de “las máximas autoridades del Poder Ejecutivo, que evaluarán la evolución de la pandemia”.

Y recordó que también las autoridades provinciales intervendrán en la decisión de permitir o no los vuelos a sus territorios. “Lo mismo internacionalmente; las decisiones de cada Estado permitirán decidir a qué países se podrá volar y a cuáles no”, indicó la funcionaria, quien señaló que con la aplicación de los protocolos, “esperamos estar en condiciones de anunciar muy pronto la reactivación (de los vuelos), que para nosotros es una prioridad”.

Así las cosas, el regreso se anuncia como posibilidad, no como certeza.

Perspectivas
Pese a la incertidumbre, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, se manifestó optimista: “Vemos mucho entusiasmo e ilusión de la gente de poder volver a volar”, dijo, y destacó que las ventas del último Hot Sale “más que duplicaron la mejor expectativa que teníamos. Creemos que hay una demanda muy fuerte contenida, y en cuanto se puedan reanudar los vuelos y la actividad turística, vamos a ver un aumento importante de la actividad”.

Ceriani destacó que el 80% de esas ventas fue para destinos domésticos, que “es claramente lo primero que se va a reactivar”. En segundo lugar vendrán los vuelos regionales, y por último, los internacionales. Señaló también que aunque el 26% de lo vendido fue para volar este año, el 54% correspondió al verano, la temporada alta, por lo que “creemos que (para esa época) veremos un resurgimiento de la demanda, sobre todo en cabotaje”.

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, estimó hoy que la línea de bandera estará recuperando un funcionamiento “muy cercano” al del 2019 durante el segundo semestre del año próximo, y aseguró que hay “mucho entusiasmo en la gente para volver a volar”.

Durante su participación en una reunión virtual organizada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), junto con otros representantes de líneas aéreas y de operadores del sector aerocomercial, Ceriani indicó que “la experiencia que hemos recogido en nuestros vuelos especiales, tanto a nivel internacional como doméstico, nos indica que de todos los vuelos que hemos hecho, solamente hemos tenido dos contagios”.

“Esto revela -añadió- que volar es absolutamente seguro y que los protocolos que estamos aplicando, que han sido autorizados por las autoridades sanitarias y de la ANAC y que se conformaron sobre la base de las recomendaciones de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) y de la OMS (Organización Mundial de la Salud), dan resultados positivos”.

Ceriani dijo estar “muy confiado” en que “va a ser un éxito la vuelta de las operaciones”, y que “la gente le está perdiendo el miedo a volar y el que puede volar, lo hace. Al menos así quedó reflejado en el último Hot Sale, donde las ventas duplicaron las expectativas que teníamos al respecto”, remarcó.

“Eso nos indica -apuntó- que cuando se puedan reanudar los vuelos, habrá una respuesta de los pasajeros”, pero aclaró que “la reactivación tiene que ser no solamente de la aviación, sino también del Turismo, porque será fundamental para sostener la recuperación”.

Explicó Ceriani que “el 80 por ciento de la venta que tuvimos en el Hot Sale fue para destinos domésticos y regionales, y si bien el 26 por ciento corresponde a billetes con fecha de acá a fin de año, hay un 54 por ciento de venta para la temporada alta, sobre todo de cabotaje y con una recuperación más lenta en el mercado internacional”.

“Por lo tanto, estimamos que para el segundo semestre del año próximo el nivel de demanda será bastante parecido al del 2019. Lógicamente que las predicciones que teníamos antes de la pandemia estarán lejos de concretarse, pero somos optimistas con la recuperación”, destacó.

En otro orden, remarcó que están viendo que con la pandemia “apareció un nicho de negocio al que históricamente no le habíamos dado relevancia, que es la carga. Algo que todas las aerolíneas empezaron a aplicar y nosotros también. Va a haber una situación en los próximos años donde este nicho se hará más importante y se va a mostrar más atractivo, teniendo en cuenta la disminución del volumen de pasajeros”.

“Ante esto, en Aerolíneas estamos trabajando sobre este nuevo modelo de negocio. Hasta ahora lo hemos hecho con insumos, pero también lo vamos a extender a la carga general, conscientes de que los ingresos tendrán en este futuro dos puertas, los pasajeros y la carga, lo que nos lleva a cambios que no son tan transitorios”, informó Télam.

Aerolíneas y aeropuertos de Latinoamérica piden que vuelvan los vuelos. El pedido fue realizado de manera conjunta por ALTA (Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo), ACI (Consejo Internacional de Aeropuertos), y IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo), organizaciones que representan a los aeropuertos y las aerolíneas de la región.

Las aerolíneas y los operadores de aeropuertos de América Latina y el Caribe solicitaron hoy a los gobiernos de la región que armonicen sus acciones frente a la emergencia sanitaria para que el transporte aerocomercial pueda reiniciar los vuelos que resultaron afectados por la pandemia.

El pedido fue realizado de manera conjunta por ALTA (Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo), ACI (Consejo Internacional de Aeropuertos), y IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo), organizaciones que representan a los aeropuertos y las aerolíneas de la región.

Lo hicieron mediante un comunicado difundido hoy, en el que señalan que el reclamo incluye minimizar los requisitos de cuarentena para los viajeros, que permitan una efectiva recuperación en la industria de la aviación y el turismo.

Destacan que, al mismo tiempo, eso brindaría tranquilidad a los viajeros y devolvería la movilidad a los ciudadanos que quieren viajar por diferentes motivos.

“Ahora necesitamos que los gobiernos por su parte implementen estas recomendaciones rápidamente, porque el mundo quiere viajar nuevamente y necesita que la industria del transporte aéreo desempeñe un papel clave en la recuperación económica. Este sector está listo para volver a prender motores, pero necesitamos trabajar de la mano con los gobiernos para lograr que nos permitan despegar con información clara y acciones alineadas”, dice el comunicado.

Destacan que la industria del transporte aéreo está implementando los más altos niveles y protocolos en bioseguridad.

“Hemos pasado de recomendaciones conceptuales a la implementación de acciones concretas adoptadas por el OACI y contenidas en un documento titulado ‘Despegue: guía para los viajes aéreos tras la crisis de salud pública de Covid-19’, añadieron.

Este documento fue elaborado por el grupo de trabajo de recuperación de aviación (CART), a través de amplias consultas con países y organizaciones regionales, unidas a los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y grupos clave de la industria.

El informe agrega, por último, que el impacto de la crisis actual «está siendo devastador para los países y sus industrias esenciales, y restaurar la confianza del público en los viajes aéreos no solo ayuda a la viabilidad de este sector que lleva más de cinco meses detenido, sino que tiene beneficios todavía más amplios en el ámbito social y económico de los países».

Durante varios meses, el sector aerocomercial tuvo el horizonte puesto en septiembre como la fecha de largada para los vuelos regulares. Una resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), publicada a fines de abril, había autorizado a las líneas a vender pasajes a para volar a partir del 1º de septiembre.

Pero en las últimas semanas, desde el Gobierno descartaron que se pueda retomar la operación a partir del mes próximo y no confirmaron ninguna otra fecha para que las empresas puedan reanudar sus operaciones regulares. En este contexto, las compañías locales e internacionales comenzaron a reprogramar sus cronogramas de vuelos.

Aerolíneas Argentinas corrió su programación de vuelos domésticos que comenzaba el 1º de septiembre con un nuevo cronograma que arranca el 15 de septiembre, pero que tienen muchas posibilidades de volver a extenderse mientras no haya una resolución oficial que lo autorice. Mientras tanto, siguen la cancelación para el transporte aerocomercial vigente desde mediados de marzo.

Todos los pasajeros tendrán la opción de reprogramar sus vuelos con flexibilidad y sin penalidades. “Eran pocos los vuelos programados en septiembre”, señalaron desde la compañía. Aerolíneas Argentinas vendió 188.000 pasajes durante el Hot Sale, de los cuales menos del 5% eran para septiembre y 25% son para volar entre octubre y diciembre de este año.

Los vuelos internacionales funcionarán como vuelos especiales

En tanto, las compañías locales Flybondi y JetSmart mantienen sus cronogramas para septiembre, mientras aguardan alguna comunicación oficial sobre las fechas de reinicio de las operaciones. Sin embargo, frente a la falta de confirmación de parte de las autoridades, desde Flybondi por ejemplo sugieren a los pasajeros con vuelos durante el próximo mes que reprogramen sus viajes, sin penalidad.

En el caso de los vuelos internacionales, varias empresas ya solicitaron a la ANAC autorización para operar vuelos especiales entre septiembre y octubre. Sin embargo, estos vuelos están limitados a viajes de repatriaciones y expatriaciones o por motivos de estudio o trabajo, pero no turísticos.

Aerolíneas Argentinas vendió 188.000 pasajes durante el Hot Sale, de los cuales menos del 5% eran para septiembre y 25% son para volar entre octubre y diciembre de este año

Los requisitos migratorios que se deben cumplir incluyen ser ciudadanos o residentes del país de destino, tener doble ciudadanía, casos de reagrupaciones familiares con permisos acordados y también trabajadores o estudiantes, con la correspondiente documentación. Excepto en el caso de los Estados Unidos, donde los argentinos pueden ingresar sin restricciones.

Entre las compañías que solicitaron permiso para vuelos especiales están Jetsmart (que opera un vuelo a Lima a fines de agosto), Air France (vuelos a Paría), KLM (vuelos a Amsterdam), Aerolíneas Argentinas (vuelos a Asunción, Santiago de Chile, San Pablo, Nueva York, Madrid y Miami) y American Airlines (con dos vuelos semanales a Miami durante septiembre).Los vuelos de cabotaje no tienen aun una fecha de reinicio oficial.

Aunque restan las confirmaciones de las autoridades de Cancillería o del ministerio de Salud, se espera que todos esos vuelos sean aprobados. Pueden ser autorizados hasta 48 horas antes.

Los pasajeros que compraron tickets regulares podrán reprogramar sus pasajes. Hoy, la empresa anunció la siguiente operación especial para septiembre, sujeta a aprobación gubernamental: un vuelo especial semanal todos los domingos del mes desde Buenos Aires con destino Madrid y conexiones, y la operación Madrid-Buenos Aires será todos los viernes (4, 11, 18, 25 de septiembre).

Aerolíneas Argentinas tiene programados para septiembre 12 vuelos especiales a Madrid (entre idas y vueltas), 12 a Miami, dos a Nueva York, dos a Cancún, ocho a San Pablo, cinco a Santiago y tres a Asunción. No habrá operación a Rio de Janeiro, Montevideo, Punta del Este, Bogotá, Lima y Santa Cruz de la Sierra.

Los vuelos especiales pueden ser autorizados hasta 48 horas antes por la ANAC

“La prioridad es cumplir con las reglamentaciones y no hacer vuelos que no cumplan con las expectativas comerciales, que no tengan una demanda suficiente. Miami por ejemplo está con demanda porque no hay restricciones de ingreso para los argentinos”, explicaron desde la empresa.

Precisamente en la ruta Buenos Aires-Miami, American Airlines recibió autorizacion para realizar dos servicios semanales. El vuelo 908 partirá los jueves y sábados, a las 22.30, desde Buenos Aires hacia Miami. Ya están programados para los días 10, 12, 17, 19, 24 y 26 de agosto y el 1° de octubre. Los miércoles y viernes, por su parte, habrá vuelos Miami-Buenos Aires.

Desde Air France KLM, detallaron que solicitaron dos vuelos semanales de Air France y dos vuelos semanales de KLM para septiembre, más tres vuelos cargueros de KLM. Y un programa similar para octubre. Están esperando la aprobación de ANAC.

“Nosotros queremos seguir invirtiendo en los viajes desde y hacia Argentina. Teníamos previsto un programa muy completo, con tres vuelos semanales con Air France y cinco con KLM desde el 1º de septiembre. Teniendo en cuenta que no se autorizarán los vuelos comerciales en septiembre, readaptamos un nuevo cronograma de vuelos especiales para septiembre y octubre”, explicó Nathalie Larivet, directora General de la empresa para la Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, señaló El Comodorense.

Aerolíneas Argentinas anunció una promoción para la venta de pasajes durante el denominado “Hot Sale” de la próxima semana, conjuntamente con tarifas flexibles sobre la base de una programación internacional y doméstica a partir de los meses de septiembre y agosto, respectivamente, sujeta a las autorizaciones de las autoridades pertinentes.

El anuncio fue formulado este viernes por el director comercial de la compañía, Fabián Lombardo, en una conferencia virtual con periodistas, donde se adelantó que se espera con optimismo el comienzo de esta venta especial, debido “a los indicios que tenemos del movimiento de reservas que se está registrando ahora”, especificó el directivo.

“Estamos lanzando para este Hot Sale tres promociones, una para los vuelos internacionales en temporada baja y alta consistente en 12 cuotas sin interés para todos los pasajes, con todas las tarjetas y todos los bancos, con flexibilidad que le permitirá al pasajero poder cambiar su pasaje sin costo, en caso de no poder volar”, explicó Lombardo.

Detalló como ejemplo que “un pasaje a Madrid estará costando 71.960 pesos o 12 cuotas de 5.974, en temporada baja y 143.060 pesos o 12 cuotas de 11.922 en alta; a Miami los costos son de 67.237 pesos o 12 cuotas de 5.603 en baja y 90.617 o 12 cuotas de 7.551 en alta; o a Roma, 81.669 pesos o 12 cuotas de 6.806 en baja y 140.626 o 12 cuotas de 11.719 en alta”.

Aclaró que los vuelos Aerolíneas durante “la temporada alta comprende desde el 27 de diciembre hasta el 17 de febrero y para el período de Semana Santa, del 30 de marzo al 6 de abril”.

“También -dijo- hemos elaborado una segunda promoción para los vuelos de cabotaje con 12 cuotas sin interés y con un 20 por ciento de descuento respecto al precio habitual de los pasajes, con lo cual un vuelo a Córdoba, por ejemplo, estará en un valor de 2.674 pesos o 12 cuotas de 223 pesos; a Bariloche 4.521 o 12 cuotas de 377; a Ushuaia, 4.676 o 12 cuotas de 390; a Salta 5.011 o 12 cuotas de 418; o a Iguazú 3.982 o 12 cuotas de 332”.

Señaló que “la tercera propuesta abarca al turismo receptivo, para lo cual hemos establecido un 20 por ciento de descuentos para los viajeros que llegan desde el extranjero, destinado en principio a quienes provienen de Sudamérica y de los Estados Unidos y luego de Europa, para todos los circuitos internos de Argentina”.

Programación de los vuelos

En cuanto a la programación, el directivo adelantó que “hemos confeccionado una programación internacional a partir del 1 de septiembre consistente en 3 vuelos por semana a Madrid, 3 vuelos por semana a Miami, 2 vuelos por semana a New York, 2 vuelos por semana a Cancún, 1 vuelo por semana a Punta Cana, 3 semanales a Bogotá, 3 semanales a Lima, 3 semanales a Santa Cruz de la Sierra, 3 semanales a Asunción y diarios a Montevideo, Río de Janeiro, San Pablo y Santiago de Chile”.

En lo que hace al cabotaje, reiteró que “hay tres propuestas presentadas ante el Ministerio de Transporte, una con vuelos troncales desde Buenos Aires; otras con vuelos Aerolíneas triangulares, también desde Buenos Aires, con 35 vuelos intertramos y 22 troncales; y una tercera, operando vuelos triangulares con base en Córdoba”.

Advirtió que “en todos los casos, tanto internacional, como doméstico, la programación está supeditada a la autorización de las autoridades, Ministerio de Transporte y ANAC, por lo que están condicionadas a lo que se decida en ese sentido”.

Puntualizó que, hasta hoy, Aerolíneas “realizó 235 vuelos especiales, 114 internacionales y 121 domésticos, transportamos más de 50.000 pasajeros y solamente tuvimos tres casos positivos entre la tripulación y 24 pasajeros, de los cuales 18 fueron detectados hasta el 30 de abril y solamente seis en los últimos 6 meses».

Finalmente reiteró su “optimismo” para la próxima venta del Hot Sale, remarcando que “si bien no esperamos las 130.000 ventas del año pasado, estamos seguros que habrá una muy buena respuesta, estimando que esa venta estará direccionada en un 80 por ciento hacia el cabotaje y un 20 por ciento al internacional”.

Los mismos serán habilitados para regresar a ciudadanos argentinos desde el exterior y para llevar a extranjeros hacia esos destinos, informaron fuentes de la compañía de bandera.

Aerolíneas Argentinas anunció nuevos vuelos especiales con destino a Asunción, Santiago de Chile, San Pablo y Cancún, que serán habilitados para regresar a ciudadanos argentinos desde el exterior y para llevar a extranjeros hacia esos destinos, informaron fuentes de la compañía de bandera.

El primero de los vuelos partirá el próximo miércoles 15 hacia Asunción; el 25 saldrá otro avión hacia Santiago de Chile y al día siguiente será el turno de un vuelo más hacia San Pablo.

Todos estos servicios serán operados con aviones Embraer 190 con capacidad para 97 pasajeros, mientras que el 30 de julio partirá desde Buenos Aires un avión Airbus 330, con capacidad para 270 pasajeros, que llevará hacia Cancún a residentes mexicanos en Argentina y traerá de regreso a argentinos que aún se encuentran allí.

En todos los casos, los pasajeros podrán comprar sus tickets de manera directa mediante la web de la compañía y sin necesidad de inscripción previa a través los consulados argentinos en el exterior.

Por su parte, hoy arribó al país un vuelo proveniente de Shanghái que trajo insumos médicos para el combate contra la pandemia del coronavirus y para mañana por la noche está partiendo el vuelo especial AR1302 con destino a la ciudad de Miami.

Al momento, Aerolíneas ha realizado un total de 120 vuelos especiales a 16 países, en los cuales han podido regresar casi 30.000 argentinos.

Además, la compañía lleva realizados 34 vuelos hacia Shanghái, República Popular China.

Las compañías aéreas Air France, KLM e Iberia, confirmaron que realizarán un vuelo especial por semana entre Buenos Aires y Europa durante de julio y agosto, luego de la autorización recibida por parte de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para realizar esas operaciones con pasajeros en los tramos de ida y de vuelta.

Aerolíneas Argentinas ya anunció esta semana dos nuevos vuelos especiales hacia Madrid para el 15 y el 29 de julio, habilitados en su tramo de ida para trasladar residentes españoles y pasajeros con pasaporte de la Comunidad Europea con conexiones a otros destinos dentro de las 24 horas de arribado al aeropuerto de Barajas.

Por otra parte, fuentes de Air Europa indicaron que solicitaron autorización para dos vuelos para el 22 y el 29 de julio, pero no recibieron aún el aval para confirmarlos.

Ayer, el vicepresidente para América de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Peter Cerda, elogió la posición del gobierno argentino de autorizar estos vuelos e instó a otros países de la región a tomar una medida similar, dado que se mantiene la conectividad y las operaciones de las compañías.

Esta mañana, el Grupo Air France/KLM anunció en conferencia de prensa, un nuevo programa de 34 vuelos especiales entre la Argentina y Europa para julio y agosto, para unir Buenos Aires con París y Ámsterdam y conexiones.

Los vuelos Buenos Aires-Ámsterdam partirán desde Ezeiza a las 20.55 y arribarán a las 15.25 del día siguiente; en tanto que los retornos desde Ámsterdam tienen prevista su partida a las 10 y llegada a las 18.55.

Estos trayectos se programaron para el tramo Buenos Aires-Amsterdam 1, 8, 15, 22 y 29 de julio y 5, 12, 19 y 26 de agosto, y, en el sentido Ámsterdam-Buenos Aires, 7, 14, 21 y 28 de julio y 4, 11, 18 y 25 de agosto.

Los vuelos entre Buenos Aires y París despegarán a las 13.30 hacia el aeropuerto Charles De Gaulle, donde arribarán a las 7.40 del día siguiente; mientras que los regresos saldrán a las 23.40 y llegarán a las 8.10 del día siguiente.

Estos viajes se realizarán desde Buenos Aires a París el 5, 14, 21 y 30 de julio y 6, 13, 20 y 27 de agosto, y, en el sentido París-Buenos Aires, 2, 11, 18 y 27 de julio y 3, 10, 17, 24 y 31 de agosto.

Mientras las fronteras en Europa y en Argentina permanezcan cerradas a los no residentes, estos vuelos podrán ser abordados por personas que estén autorizadas a ingresar a su destino final, por razones de residencia, trabajo o estudios.

Nathalie Larivet, gerente general de Air France/KLM para la Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, señaló que están “muy contentos por la cooperación con las autoridades argentinas, que hicieron posible este programa especial de vuelos. De esta manera, se dará mayor visibilidad a las personas que necesitan viajar, o se encuentran varados, acerca de las opciones de vuelos a su disposición”.

Fuentes de KLM/Air France señalaron que, si bien aún no está decidida la programación para después de septiembre, y que “es probable” que en las primeras semanas no se mantengan los dos vuelos diarios entre Argentina y Europa, no descartaron que se sostenga la propuesta de una conexión diaria con el viejo continente, operando alternativamente con ambas compañías.

En tanto, fuentes de Iberia confirmaron a Télam que también tienen programados vuelos semanales para julio y agosto, solamente para casos especiales y que recién retomarán sus operaciones regulares a partir de septiembre, pero aún no está definido el cronograma.