Tag

Acusado

Browsing

El incendio se produjo en la mañana del domingo en la zona conocida como “El Cerrito”, en Comodoro, donde vivirían el acusado de abuso sexual a un niño y su madre, según publica ADNSur.

El hecho ocurrió cerca de las 7 de la mañana. Por las ráfagas de viento, las llamas alcanzaron a una segunda vivienda. Intervinieron Bomberos y personal policial.

Como consecuencia del viento, con fuertes ráfagas durante la mañana, las llamas se extendieron a una casa vecina. Al lugar concurrieron dos dotaciones, cuyos integrantes debieron trabajar fuertemente para evitar una mayor propagación de las llamas. Hubo que esperar la presencia de personal de la SCPL porque los cables eléctricos habían caído sobre un cerco y ponían en riesgo a los bomberos en su trabajo.

Según indica ADNSur, los mismos vecinos de la vivienda incendiada habrían sido quienes iniciaron el fuego, ante la acusación por abuso sexual contra un hombre que vive en el lugar y cuyos datos no trascendieron.

La justicia analizará el contenido del celular del camionero que atropelló y mató al limpia vidrios en la intersección de Hipólito Irigoyen y Gatica, Sebastian Pinto.

Los jueces Martín Cosmaro y Jorge Odorisio revisaron el domingo la decisión del juez Alejandro Soñis, quien había dictado la prisión preventiva de Sebastián Pinto, imputado de haber atropellado y dado muerte a Cristian Soto, el joven de 21 años que se ganaba la vida limpiando vidrios de autos en la avenida Yrigoyen.

El conductor del camión negó en todo momento tener conocimiento de la muerte de Soto, quien residía en el barrio Stella Maris. Lo representó la defensora oficial Lucía Pettinari, quien consiguió el domingo su libertad mientras se sustancia el proceso, que tiene un plazo de seis meses.

Por su parte, la Justicia decidió secuestrar el celular personal de Pinto para analizar las llamadas, mensajes de texto o de whatsapp que podría haber mantenido desde el momento del hecho y hasta su detención el viernes en horas del mediodía cuando regresaba a Río Negro, indicó El Patagónico.

Según el tribunal revisor, el conductor del camión al no tener domicilio en Comodoro Rivadavia, no puede ser por sí solo causa de imposición de la prisión preventiva. Otro de los argumentos esgrimidos fue que el imputado tiene domicilio fijo y relación laboral comprobada.

Otra de las razones del tribunal para dejarlo libre fue que la pena hipotética puede llegar a ser de prisión en suspenso ya que no tiene antecedentes penales o causas en trámite.

Un joven de 24 años, oriundo de La Plata, fue condenado a ocho años de prisión por la Justicia de Río Negro tras confesar que violó a una niña de 11 años de la ciudad de Bariloche.

El sujeto, identificado como Jonathan Leonel Alarcón, quedó varado en la ciudad rionegrina luego del decreto que estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Una familia local se ofreció para hospedarlo y Alarcón aprovechó que la madre de la víctima dormía para abusar sexualmente de una menor de 11 años, quien manifestó en Cámara Gesell haber sido ultrajada al menos tres veces.

Los informes médicos confirmaron las lesiones de la niña.

El acusado confesó los crímenes que se le imputaban y fue condenado a 8 años de prisión en un juicio abreviado por abuso sexual simple y abuso sexual agravado con acceso carnal.

Lo detuvieron el viernes en el más estricto hermetismo y el sábado por videoconferencia le dictaron la prisión preventiva. Lo acusan de haber abusado de una empleada policial en marzo de este año en un hecho que habría ocurrido cuando él y la denunciante prestaban servicio en la comisaría Cuarta de Trelew.

El viernes lo citaron a la Jefatura en Rawson y ahí quedó preso, posteriormente, lo trajeron a Trelew y quedó alojado en el Centro de Detención de la seccional Tercera.

El caso es resguardado por la misma policía, el hecho nunca trascendió. Desde que supuestamente ocurrió y fue denunciado se mantuvo en secreto. El delito que le imputan al comisario es grave: “abuso sexual agravado”, el dice que sostiene ser inocente y desde su cercano entorno aseguran que le hicieron una cama, pero en la Justicia este sábado no dudaron ni un instante en dictarle la prisión preventiva, por supuesto, en una audiencia de la que no trascenderán detalles.

Estaba prófugo de la Justicia y este viernes fue detenido en procedimientos realizados en Puerto Madryn.

Este viernes, la División Policial de Investigaciones (DPI) de la Ciudad del Golfo realizó dos allanamientos ordenados por la Justicia con el fin de localizar y detener a un hombre acusado de abuso sexual y que se encontraba prófugo.

En este sentido, se concretaron dos allanamientos en dos domicilios contiguos de la calle Reynols y Albarracín de Madryn, luego que el martes pasado se ordenase otro allanamiento en la vivienda del sujeto, en el barrio Las Bardas II y no se hallado allí.

Tras ser detenido, fue trasladado a dependencias policial, donde se lo puso a disposición de la justicia.

En las diligencias intervino la Fiscal Silvana Salazar y la jueza penal Marcela Pérez Bogado; y estuvieron a cargo de la DPI de Madryn, en colaboración con personal de Infantería y G.E.O.P. de Rawson, publicó Radio 3.

A casi seis años de la finalización de su mandato, el excapitán del seleccionado albiceleste será juzgado por una deficitaria gestión, de acuerdo con la información confirmada por el magistrado Fernando Caunedo, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional, número 10.

La denuncia fue presentada, oportunamente, por la Comisión Directiva del Club Atlético River Plate en 2014.

El ex presidente, de 65 años, fue procesado y embargado, y otros directivos que serán juzgados son su ex vice, Diego Turnes (hoy en Barracas Central que subió a la B Nacional), y Daniel Mancusi, quien fue tesorero en su gestión.

De acuerdo a la investigación interna, Passarella está acusado de utilización de firmas falsas en contratos, habría entregado facturas sin respaldo legal y otras maniobras irregulares, no sólo en el fútbol profesional sino en otras áreas del Club Atlético River Plate.

Por el crimen de un mecánico de Comodoro Rivadavia, la Justicia condenó a un sujeto acusado de haber abierto fuego contra la víctima, quien recibió un disparo en la cabeza y murió al tercer día.

Ayer al mediodía el tribunal de debate dio a conocer su veredicto respecto del homicidio del mecánico Jorge Olivera que tiene como único imputado a Rodrigo Nieves. Los jueces se inclinaron por culpar al nombrado bajo los cargos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en calidad de autor.

Es por el hecho ocurrido en esa ciudad el 3 enero de 2019. La audiencia de cesura de pena se realizará este lunes 4 de noviembre, a las 10.

El último jueves, la fiscal solicitó se lo declare culpable a Nieves. En tanto que la defensa requirió su absolución por el beneficio de la duda.

El tribunal de debate fue integrado por Mariel Suárez, Martín Cosmaro y presidido por Miguel Caviglia, jueces penales; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa de Nieves fue ejercida por Carolina y Roxana Cruz, abogadas particulares del mismo.

Los jueces consideraron por unanimidad que a lo largo del debate con la prueba rendida se ha logrado acreditar tanto la materialidad como la autoría del hecho en cabeza del imputado.

La materialidad del hecho se acreditó con la declaración de los testigos presenciales, que fueron coincidentes y concordantes en las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrió el hecho.

Respecto de la autoría la fiscal logró acreditar sin lugar a dudas que fue el imputado Rodrigo Nieves, en las ruedas de reconocimiento de personas en las que se lo individualizó. También con el Acta de la Infracción de Tránsito a escasos 6 días anteriores al hecho.

Asimismo la fiscal pudo acreditar la intencionalidad homicida del imputado Nieves, ya que efectuó tres disparos con arma de fuego, dirigidos hacia la ubicación de la víctima, a sus partes vitales, impactando uno de ellos en su cabeza, toda vez que el mismo se encontraba trabajando en cuclillas en el frente del vehículo, a una distancia aproximada de 10 metros Que acrecentaban su puntería.

El caso sucedió cuando la víctima se encontraba en el taller mecánico sito en calle San Martín, intersección Las Rosas, junto a su hermano, otra persona y un cliente.

Según el parte de prensa de Fiscalía, arribó al lugar Rodrigo Pedro Cesar Nieves, a bordo de un Peugeot 206, frenó afuera del taller, extrajo un arma por la ventana del conductor y con claras intenciones de dar muerte a Olivera realizó al menos tres disparos hacia el interior del predio. Uno de los proyectiles impactó en la cabeza de Olivera, que murió finalmente el día 6 de enero de 2019, a las tres y media. La muerte ocurrió a causa de un traumatismo contuso penetrante en cráneo producido por herida de arma de fuego.

La Justicia dictó este sábado cuatro meses de prisión preventiva e imputó por tentativa de femicidio a Daniel Cayetano de la Fuente por el abuso y empalamiento de una mujer en Puerto Madryn. Durante la tarde hubo una marcha en el centro de la ciudad.

Este sábado se desarrolló la audiencia control detención y apertura investigación para Daniel Cayetano de la Fuente por el terrible hecho registrado este jueves en Puerto Madryn donde una mujer de uno 55 años fue abusada y empalada.

La víctima se encuentra en grave estado en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Andrés Ísola de la ciudad portuaria, con serias lesiones, entre ellas la perforación del intestino.

La jueza Patricia Reyes dispuso imputar al sujeto por tentativa de femicidio tras la exposición de los fiscales Daniel Báez y Anya Pucheta.

La magistrada resolvió abrir formalmente la investigación contra el sujeto y dictarle la prisión preventiva por 4 meses. En su exposición, el fiscal Báez calificó el hecho como “grave, salvaje y aberrante ante una víctima vulnerable”.

En la audiencia, en tanto, se dio a conocer la identidad de la mujer, Mónica Fernández, quien continúa internada en el Hospital madrynense.

En este contexto, este sábado por la tarde hubo una movilización por las calles del centro de Puerto Madryn exigiendo Justicia por el caso.

El Ministerio Público Fiscal imputará A.E.O por lesiones graves, agravadas por ser cometidas con alevosía y abuso sexual agravado por haber sido cometido contra un menor de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente.

El fiscal general Martín Cárcamo, que investiga el caso abuso sexual del bebe ocurrido el 17 de marzo de 2018, entre las 19 y las 20 horas, describió que el lunes “el acusado será sometido a juicio oral y público. Demostraremos o acreditaremos la responsabilidad penal”.

Al imputado A.E.O, se le atribuyen dos hechos. El primero de ellos, según el fiscal es “bajo la calificación legal de lesiones graves, agravadas por haber sido cometidas con alevosía; habría golpeado al menor que debió ser hospitalizado y corrió riesgo su vida”. Y un segundo hecho que habría ocurrido una semana antes del maltrato infantil “vinculado a una acusación de abuso sexual con acceso carnal”.

Según Cárcamo, el Ministerio Público Fiscal “ha podido acreditar la ocurrencia de estos dos hechos”.

El próximo lunes comenzará el juicio y están previstos, en lo que concierne a la primera etapa de determinación de responsabilidad penal, alrededor de cinco días- hasta el viernes 6 de septiembre- con aproximadamente 30 testigos.

“Un grupo de vecinos del lugar que darán cuenta de las circunstancias que transcurrían los días tanto de la víctima, como el victimario, un segundo grupo de profesionales médicos que darán cuenta de la extensión de las lesiones y el daño causado” describió el fiscal ante Comodoro 24.

En caso de ser declarado culpable la pena – que le correspondería a A.E.O- en principio el Ministerio Público Fiscal al momento de formular acusación ha pretendido una pena que va de los 12 a 15 años de prisión.

EL HECHO

La víctima, al momento de los hechos contaba con 7 meses de vida. El ilícito elevado a juicio ocurrió el pasado 17 de marzo de 2018, entre las 19 y las 20 horas, cuando el bebé se encontraba recostado llorando en la cama de dos plazas del dormitorio de su madre al cuidado del imputado A.E.O, en el barrio LU4 de Comodoro Rivadavia.

En el momento en que la madre del menor se retira a comprar, el imputado a sabiendas que la madre no podía ingresar porque no tenía llaves, provocó diversas lesiones al menor, calificadas como graves ya que pusieron en riesgo la vida del niño.

Seguidamente, entre el 21 y 25 de marzo de 2018, se produce un hecho de abuso sexual con los mismos protagonistas. Solicitando la funcionaria de fiscalía- en ese momento- se mantenga la prisión preventiva que pesa sobre el imputado hasta la finalización de debate oral y público para preservar el proceso.

A partir de estos hechos el menor, por manda del Juzgado de Familia, ha sido dispuesto bajo familias sustitutas por la vulnerabilidad en la que se encontraba su progenitora.

Finalmente el juez penal resolvió, en tanto que la causa ha sido elevada a juicio ha sido presentado en término la acusación, mantener la medida de coerción que pesa sobre el imputado A.E.O. hasta el 6 de septiembre del presente año. Exhortando a la Oficina Judicial para que el juicio se realice antes de esa fecha.

Daniel Héctor  Quidulef (29)  está siendo juzgado por el juez Alejandro Rosales, en el marco de tres acusaciones públicas realizadas por  el Ministerio Publico Fiscal. El joven, está acusado por los delitos hurto, desobediencia,  robo y resistencia  a la autoridad

En la sala de audiencias de la oficina judicial se programaron dos jornadas de juicio. El acto judicial fue presidido por el juez Alejandro Rosales. La fiscalía estuvo representada por la fiscal Andrea Vázquez y la funcionaria Rita Barrionuevo. El acusado, recibe el asesoramiento legal del abogado adjunto de la Defensa Publica, Gustavo Oyarzun.

Al inicio de la audiencia, Vázquez relato los hechos investigados y las calificaciones jurídicas escogidas. Con respecto a la pretensión de pena, sostuvo que realizara su pedido, cuando desarrolle los alegatos finales.

Por su parte, Oyarzun señalo que su teoría del caso era negativa en los tres hechos. El abogado defensor aseguro que la parte acusadora no lograra probar sus hipótesis con el grado de certeza que requiere esta etapa del proceso. En consecuencia, afirmo que Quiduleff terminara absuelto en las tres causas.

Luego comenzó la instancia de producción de prueba. En la primera jornada, brindaron testimonio seis empleados policiales que tomaron intervención en los diversos hechos. También atestiguaron los damnificados y testigos presenciales.

Las causas

El 21 de octubre del 2017, Quiduleff ingreso al patio de una vivienda ubicada sobre calle Perito Moreno entre Avenida Ingeniero Coronel y Ameghino. Allí sustrajo una máquina para cortar césped. Unos minutos después, regreso al lugar del hecho. Esta vez, ingreso al interior de la camioneta del damnificado.

Un testigo observo la situación y dio aviso a la policía. Al llegar, los preventores encontraron a Quidulleff adentro del vehículo y procedieron a su detención. En tanto, la máquina de cortar césped, fue hallada en un baldío ubicado a dos cuadras de la casa de la víctima.

El 12 de  abril del 2018,  a las 04:10, en una carnicería ubicada sobre calle Alberdi entre España y Perito Moreno.

En esa ocasión, el imputado- junto a otro sujeto no identificado- rompió el vidrio del local comercial y una vez en el interior habría sustraído dinero en efectivo de la caja registradora y dos latas de cerveza.

Asimismo, el investigador sostuvo que esta situación fue observada por un testigo, quien dio aviso inmediato a la policía. En este marco, los sospechosos observaron la llegada de la policía y escaparon del lugar. En la huida, arrojaron algunos de los elementos sustraídos.

Al llegar a la esquina de calle España y Uruguay, Quiduleff fue aprendido por la policía. En ese procedimiento, el procesado arrojo patadas y golpes de puño contra el personal policial.

Con respecto a la calificación legal, la conducta que se le atribuye al imputado, es constitutiva del delito de robo simple en grado de tentativa, en concurso real con resistencia a la autoridad (artículos 45, 55, 164 y 239 del Código Penal).

Finalmente, la última denuncia contra el imputado, se registro el 21 de abril del año pasado. Ese día, a las 00:05, Quiduleff se presento en el domicilio de su ex pareja, ubicado sobre la calle Sarmiento. En este contexto, comenzó a patear la puerta de ingreso de la vivienda e intento ingresar.

En este sentido, se informo que existía una orden de prohibición de contacto y acercamiento entre el procesado y la victima. Por este motivo, la mujer dio aviso a la policía. Los uniformados, llegaron al lugar del hecho y detuvieron a Quiduleff.