Tag

Abuso Sexual

Browsing

Una mujer denunció a uno de los hijos de Mario Teruel, uno de los integrantes del grupo folclórico Los Nocheros, por haber violado a su hija en reiteradas ocasiones. Y ahora, un fiscal de Salta imputó por abuso sexual a Lautaro, de 24 años, y le dictó prisión preventiva.

La abuela de la nena, quien era amiga de la madre del hoy denunciado, solía llevar a la chiquita a la casa de la familia de Los Nocheros, ya que a veces iban unas primas de los Teruel que tenían su edad.

Según la denuncia judicial, entre juegos y juegos, el menor de los hijos del músico, entonces de 18 años, arrastraba a la nena hasta al baño y la obligaba a realizarle sexo oral. Fueron varias veces.

Sin embargo, la nena no lo contó, no pudo, tuvo miedo y convivió con el silencio flagelándose, que suele ser bastante común en las víctimas de abuso: anorexia, bulimia, cortes en el cuerpo, intentos de suicidio. Así lo reveló Santiago Pedroza, que está al frente del estudio de abogados de la querella, en diálogo con Clarín. Y aseguró: “Vamos a seguir hasta las últimas consecuencias porque es un hecho muy grave. En esta chica, se notan todas las secuelas que pueden dejar los abusos”.

Qué hizo cambiar de postura a la chica

El año pasado otra chica denunció al mismo hombre. Alertado por aquella denuncia que al parecer no pasó de las redes sociales, él le pidió reunirse a esta chica un par de meses atrás. Ella, que tiene 16 años, aceptó la reunión pero fue preparada y lo grabó. La conversación dura casi 50 minutos y ya está anexada a la causa judicial. En esa charla, Lautaro le pide “disculpas” por lo que le hizo cuando ella era una nena.

Finalmente, la chica pudo contarle todo a su mamá, que entonces logró entender los desórdenes alimentarios de su hija de todos estos años, el autoflagelo y los intentos de no vivir más.

Al parecer, enterado de la situación, el músico de Los Nocheros se acercó a la mujer para persuadirla de que no haga la denuncia: “fue una pendejada nomás”, le habría dicho.

 

 

Radio Mitre

En las últimas horas cayó un hábil estafador y un supuesto violador acusado de haber abusado de su propia hija. El primero fue apresado cuando la Policía le allanó la casa ayer al mediodía en la zona sur de Trelew, y al otro lo apresaron en Misiones, hacia donde había escapado desde Trelew, según dicen, ni bien se enteró que lo habían denunciado.

Según el comisario Eduardo Chemín, jefe de la Policía de Investigaciones local, al presunto abusador lograron apresarlo gracias a un cruzamiento de información entre personal a su cargo y efectivos de Investigaciones de Posadas, Misiones.

“Esta persona se había dado a la fuga a fines del mes de marzo, posteriormente a anoticiarse de una denuncia que pesaba en su contra”, explicó Chemín, aclarando que no podía dar detalles de “las circunstancias del caso y de la víctima”.

-¿Cuándo lo traerían a la zona? se le consultó entonces. “En principio la semana que viene estaría viajando una comisión que iría a buscarlo”, indicó, y al preguntársele por la edad del imputado dijo que tenía alrededor de 28 años.  Confirmó que se trata de una persona de Trelew, que residía en la ciudad pero que no tenía domicilio fijo. “Esa es una circunstancia por la que nos costó localizarlo en principio”, añadió Chemín, “ya que no tenía arraigo, trabajo, ni una vivienda en donde ser localizado”, acotó.

Estafador capturado

Con respecto a la otra detención, quien habló del caso fue el jefe de Policía Miguel Gómez. El que cayó fue un sujeto que habría cometido una sucesión de hechos de estafa en su gran mayoría en Rawson y Trelew alquilando viviendas que en realidad no existían. El estafador publicaba el ofrecimiento en una página de Facebook llamada “Mercado virtual del trueque”, citaba a sus víctimas en un lugar determinado, les hacía ver la casa y después de sacarles una suma de dinero les entregaba la llave, él desaparecía y los perjudicados cuando iban al lugar a pretender tomar posesión del mismo, se daban cuenta de que el inmueble tenía propietarios o que allí ya había una familia viviendo.

El detenido tiene 28 años y ayer cuando la Policía fue a capturarlo intentó escapar. Quiso también deshacerse del teléfono celular y de su chip. El procedimiento fue realizado al mediodía en la calle Perito Moreno al 2100.

“Este hombre venía desde hace un tiempo cometiendo estafas”, indicó el jefe de Policía al hablar de la situación del detenido. “Su práctica -reveló- era contactarse vía Facebook con personas que tenían necesidad de alquilar, entablaba alguna negociación con ellas, acordaban un punto de encuentro y allí valiéndose de un ardid, de excusas o pretextos, en algún caso hasta con un niño en brazos alegando que estaba muy enfermo, les cobraba el arancel acordado por el alquiler y luego les daba una llave con la que supuestamente podrían acceder al inmueble”, relató Gómez.

“La sorpresa de los damnificados era que cuando iban a la casa que ya habían visto desde el exterior, y querían ingresar, constataban que no estaba en alquiler y no solamente eso; que ya estaba ocupada por otra familia”, acotó.

El comisario Gómez luego contó que los casos de estafa serían cuatro en Rawson, uno en Trelew y otro que todavía no ha sido denunciado. Posteriormente al consultársele sobre los montos de los que se apoderó el estafador detalló: “En cada una de estas maniobras ilícitas se hacía de 7 mil u 8 mil pesos, eso dependía de la víctima, y a posteriori desaparecía”.

Los casos de estafa ya están en la Oficina Judicial de Rawson y el imputado va a ser sometido en las próximas horas a una audiencia de control de detención en la que desde la Fiscalía le pedirán la prisión preventiva.

 

 

El Chubut

Dos menores de 14 y 17 años fueron detenidos acusados de violar a un nene de 13 años en un descampado del barrio Río Luján, en la localidad bonaerense de Pilar.

Luego de comprobarse el ataque se conoció que la víctima fue contagiada de sífilis y HIV y se encuentra internada en el Hospital Pediátrico Falcón, de Del Viso, según publica el medio Pilar a Diario.

El ataque ocurrió dos semanas atrás en un baldío ubicado en las inmediaciones de ese barrio, en el que viven los agresores y la víctima. Aún shockeado, el nene no contó nada sobre el abuso a su familia.

Sin embargo, la víctima manifestó un fuerte dolor en la zona anal y su madre lo llevó al hospital Sanguinetti de Pilar. En ese nosocomio, según reveló la abuela del nene a ese medio, los médicos le dijeron que tenía un forúnculo y solo le recetaron antibióticos.

Esa médica le recomendó a la madre que lo llevara al hospital Falcón para que le realizaran análisis, el viernes pasado los análisis revelaron lo peor: las ampollas que el nene tenía eran resultado de una infección con sífilis.

A partir de esto, y con acompañamiento psicológico, el nene confesó el evidente abuso sexual y dijo que no se había animado antes a hablar porque los agresores lo amenazaron con atacar a sus hermanitos.

La familia hizo la denuncia el viernes por la noche. Aportó nombres y dirección de los agresores, que ya no estaban en casa. Pero todavía faltaba lo peor. El sábado por la mañana, el análisis clínico de HIV dio positivo, reconstruye Pilar a Diario.

Los menores acusados fueron detenidos.

Familiares de la víctima marcharán a la puerta de la fiscalía de Pilar. “Vamos a pedir justicia, que no los liberen por ser menores, que los condenen como a una persona mayor y que todo el daño que le hicieron a mi sobrino no quede impune”, dijo una tía a ese medio.

 

 

Los Andes

El tribunal de enjuiciamiento integrado por los Jueces Gustavo Castro, Sergio Piñeda y bajo la presidencia de César Zaratiegui, dictó sentencia en una causa donde se ventilaron hechos de abuso sexual, haciendo lugar al juicio abreviado acordado por las partes, previsto en el artículo 355 del código procesal penal y con la aceptación de la responsabilidad manifestada por el acusado.

Se trata de Osvaldo Segundo Neyra de 56 años, a quien el Ministerio Público Fiscal, representado por la fiscal general jefa Silvia Pereira, le atribuyó el delito de abuso sexual agravado por situación de convivencia en la modalidad de delito continuado, en carácter de autor, artículos 45 y 119, segundo párrafo y cuarto párrafo inciso f del código penal.

La calificación surge por el hecho relatado en la acusación respectiva e indica que en la localidad de Gaiman, cuando Osvaldo Neyra encontrándose en su domicilio particular, sabiendo lo que hacía y con inequívoca intención de saciar su apetito sexual,
aprovechaba la convivencia y la escasa edad de su hijastra, además de la desprotección en la que quedaba inmersa merced a que su mamá se ausentaba con fines laborales, para someterla sexualmente. Esto ocurrió en reiteradas oportunidades cuando la víctima tenía entre 8 y 11 años, entre los años 2011 y 2014.

Intervinieron también en la audiencia la asesoría de familia en representación de menores víctimas, en la persona del doctor Pablo Rey y por la defensa técnica del encartado el abogado Martín Castro. Luego de darse lectura a la acusación fiscal, la doctora Pereira se refirió a la calificación legal escogida para los hechos objeto de la investigación y teniendo en cuenta las pautas mensurativas solicitó la imposición de una pena de ocho años de prisión, accesorias legales y costas.

La defensa coincidió con lo peticionado por el Ministerio Público Fiscal y el imputado admitió su participación y responsabilidad en cada uno de los hechos que se le pusieron de manifiesto. Con el acuerdo de las partes se procedió a incorporar por lectura la
prueba que había sido oportunamente ofrecida.

Luego del plazo de deliberaciones, los doctores Castro, Piñeda y Zaratiegui se expidieron mediante la correspondiente resolución condenando a Osvaldo Segundo Neyra como autor material y penalmente responsable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización, agravado por la situación de convivencia, en la modalidad de delito continuado, imponiendo la pena de ocho años de prisión de cumplimiento efectivo.

El 15 de abril pasado declararon culpables a la madre y al padrastro de un niño, por abuso sexual con acceso carnal, agravado por el vínculo. Se trata de Bárbara de Cristófano y Julián Morón.

La denuncia data de noviembre de 2016 y los fiscales consideraron que el relato del nene estaba inducido, debido al vocabulario que usaba y la forma de expresión. Por ello desistieron de la acusación.

El padre continuó con la representación de los abogados Federico Ruffa y Alfredo Pérez Galimberti quienes convencieron a los jueces sobre la responsabilidad de la madre y el padrastro del niño.

El último sábado, en Puerto Pirámides, alrededor de 100 vecinos marcharon por el pueblo en apoyo a los condenados. Ayer, un grupo más reducido acompañó la lectura de sentencia. Cristófano recibió 16 años de prisión y su pareja Julián Morón recibió 14 años.

De acuerdo a la resolución de la justicia los condenados tienen 10 días para presentar la apelación.

 

 

El Patagónico

La Justicia canónica separó a Fernando Yáñez y le quitó su cargo de sacerdote luego de que fuera denunciado por abusar de un menor. Sin embargo, la decisión no fue por esa acusación sino por delitos relacionados a lo económico.

El cura, que en su momento se había defendido diciendo que “necesitaba cariño” y que “la tentación es más grande”, estaba a cargo de un hogar de menores. Tras la denuncia, fue absuelto por la Justicia mendocina que no pudo dar con el menor, pero el tribunal eclesiástico lo encontró culpable en otros tres delitos y le redujo el estado clerical, la pena máxima que se le puede aplicar a un sacerdote.

La medida fue tomada por delitos económicos: “desobediencia pertinaz, ejercicio ilegítimo de una función sacerdotal y suscitar públicamente aversión y odio contra la Sede Apostólica o el Ordinario”.

En 2016 se divulgó un audio donde el ex cura reconoció los abusos mientras tenía a su cuidado a niños y adolescentes internados en un hogar en Monte Comán, San Rafael.

En los audios admitió haber abusado de ellos. “Uno está rodeado de varones y necesita cariño”, decía el sacerdote.

 

 

Diario Popular

Efectivos de la Division Policial de Investigaciones Trelew detuvo este martes por la mañana a un joven boliviano de 22 años, acusado de delito sexual agravado.

La detención se llevó a cabo en una chacra de la zona de Bryn Gwyn, a partir de una denuncia que sustancia el Ministerio Público Fiscal con asiento en Trelew.

El pedido de detención fue realizado por la Fiscal General Silvia Pereira y fue autorizado por la jueza penal Maria Tolomei. El detenido permanecerá alojado en una comisaría de Trelew hasta el próximo jueves, cuando se lleve adelante la audiencia de control de detención.

 

 

Diario Jornada

Un hombre identificado como G.G., de 51 años fue condenado por reiterados abusos sexuales cometidos contra su hija y su sobrina, cuando ambas eran menores de edad, y se animaron a contar varios años después. La condena fue a quince años de prisión, tras un juicio que se llevó adelante durante 20 días.

El caso se conoció cuando, tras años de abusos y amenazas, la nena se animó a contarle a sus padres las prácticas sexuales a la que era sometida por su tío. La niña describió ante los peritos psicólogos que era abusada cuando iba a visitar a su tío y que la amenazaba: si decís algo a alguien te mato a vos y a tu mamá. Los abusos comenzaron con tocamientos. Y se cometieron durante cinco años. El último abuso ocurrió en enero de 2017. Y luego que le pudo contar a sus padres, la madre hizo la denuncia en la Comisaría de la Mujer. A partir de esta denuncia, la hija del acusado, ya mayor de edad, también se animó a realizar la denuncia. “Esto no le tiene que pasar a nadie más”, afirmó la joven.

Delito continuado

La causa la llevaron adelante los fiscales Alex Williams, Alejandra Hernández y Daniel Báez. Los protocolos dieron positivos. Las pericias psicológicas concluyeron que las víctimas presentaban indicadores coincidentes con Abuso Sexual Infantil y un relato creíble sobre los hechos denunciados. A su vez, el informe realizado al imputado surge que comprende la criminalidad de sus actos propios como de terceros.

Los fiscales formularon cargos por “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo bajo la modalidad de delito continuado en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante bajo la modalidad de delito continuado”.

La causa llegó a juicio y el tribunal estuvo integrado por los jueces Patricia Asaro, Stella Eizmendi y Marcelo Orlando. El veredicto de los jueces fue condenatorio y le impusieron una pena de quince años de prisión. El condenado, un mecánico de 51 años, llegó al juicio en libertad y tras el veredicto condenatorio quedó detenido. Actualmente el condenado está detenido en el Centro de Detención ubicado entre Trelew y Puerto Madryn.

 

 

El Chubut

Alfredo Pérez Galimberti, abogado querellante en el caso donde se condenó a una madre y su concubino por el abuso sexual de su propio hijo cuando tenía entre 5 y 9 años, aseguró que “a este niño le asesinaron el alma”. Agregó que “un niño que sufre un abuso crónico, protagonizado por uno de sus progenitores, marca una huella indeleble, una herida psíquica tremenda. Si no hay una reparación de la justicia, si no le creen va a estar toda su vida creyendo que ha sido el culpable” de ese abuso.

Recordó a un psicólogo alemán del siglo XIX que proponía que para lograr la obediencia de un niño había que “quebrarle el alma” y luego a otra especialista de ese país que aseguró que la mayoría de los casos de abuso se produce en los primeros años de vida de los niños y en el seno intrafamiliar “donde existe esa relación de sometimiento a la autoridad” de los padres.

Pérez Galimberti, un reconocido abogado, docente y autor de varios libros sobre la justicia, habló desde Puerto Madryn con Sergio Sarachu en su programa de AM 550 La Primera. Sobre el caso que conmocionó a Puerto Pirámides, adelantó que solicitó la imposición de una pena de 18 años de cárcel para la madre y su pareja.

 

 

Mejor Informado

Fue a comprar pan y nunca volvió. Horas más tarde, los vecinos del barrio Virgen Desatanudos, al sur de la capital de La Rioja, encontraron el cuerpo de la nena, de 11 años, muerta con signos de violencia y de un abuso sexual.

La pequeña, identificada como Sabrina Garnica, había salido de su casa para ir al almacén alrededor de las siete de la tarde del domingo y, como no regresaba, se generó una enorme preocupación en todo el barrio. Un grupo de vecinos se organizó para realizar un rastrillaje y horas después, entre las diez y las once de la noche, la nena fue hallada sin vida. “Nosotros hicimos el rastrillaje y nosotros la encontramos”, dijeron los vecinos.

Tras la aparición del cuerpo, llegó al lugar un servicio de emergencias médicas, que intentó sin éxito reanimar a la pequeña. Según comentaron los conocidos, dieron el visto a la Policía en reiteradas oportunidades pero las fuerzas policiales no respondieron.

Los medios riojanos aseguraron que ya hay un detenido por el hecho: se trataría de un joven de alrededor de 20 años. Además, dieron a conocer que el informe de la autopsia realizada a la menor determinó que fue víctima de una feroz violencia, falleció a causa de asfixia por opresión de manos y que tendría signos de haber sido abusada sexualmente.

Los vecinos de Virgen Desatanudos llevaron a cabo una manifestación frente a la comisaría para protestar por la muerte de la niña.

 

 

LMNeuquén