Tag

abuso policial

Browsing

Fue en uno de los cuestionados procedimientos de Massoni este jueves en barrios de Esquel. Denuncia que “arrinconaron” a su hija como si fuera “una delincuente”.

Una mujer se acercó al municipio a cuestionar el operativo de saturación que este jueves llevó adelante el Ministro de Seguridad, Federico Massoni en Esquel y aseguró que va a radicar una denuncia por el trato a su hija en un control y la exposición de su imagen por parte de la policía.

Se trata de Elsa Torrico, una vecina del barrio Ceferino que quiso contar lo que vivió su hija: “La arrinconaron, se asustó, le querían sacar la moto y ella le sacó la llave y se quedó ahí parada. Le revisaron hasta la bolsa del pan”.

Torrico expresó que “ella no es delincuente ni le robó nada a nadie, tiene dos trabajos” y añadió que el operativo fue “una vergüenza con tantos policías, una payasada”, señaló EQS Notas.

La Fiscalía de Comodoro Rivadavia formalizó la investigación por un hecho ocurrido el 13 de mayo de este año cuando un joven transitaba por la intersección de las calles 25 de Mayo y Costanera, fue interceptado por un móvil policial de la seccional primera. Se encontraban vigentes las restricciones a la circulación propias del aislamiento social, preventivo y obligatorio y un policía le preguntó cuál era el motivo por el que se encontraba en la vía pública.

Luego le indicaron que continúe hacia su domicilio. A los pocos minutos, se acerca otro móvil de la seccional primera con personal a cargo del oficial principal ahora imputado. Lo interceptaron cuando el joven transitaba por la Avda. Fontana, y a los gritos le preguntan para dónde iba, mientras amagaban a agredirlo físicamente.

Ante esto, el joven se asustó y comenzó a correr hasta llegar al domicilio de un amigo, tocó la puerta e ingresó. Momentos después, el oficial junto con personal a su cargo, de manera arbitraria y abusiva, ya que no se daban las hipótesis previstas en el código procesal penal para ello –arts. 174 y 217 del CPP-, ingresó, empuñando el arma reglamentaria, al interior del domicilio mencionado, previo abrir la puerta de entrada a patadas, y apuntando tanto al joven como a su amigo, les indicó que se tiren al piso y los esposó a ambos, mientras otro policía de sexo masculino que tenía un pasamontaña, pateaba a la víctima quien se encontraba en el piso esposado, exigiéndole que devolviera las cosas que había robado, a lo que éste le respondía “que no había hecho nada”, privándolos de tal manera de su libertad personal.

La fiscalía sostuvo que continuando con su actuar abusivo y arbitrario, el personal policial comenzó a revisar el interior de la vivienda, levantando el colchón, y abriendo el mueble donde guardaba la ropa, pese a los reclamos de éste último de que debían pedir una orden judicial para ello; todo lo cual fue realizado bajo las órdenes del oficial, hasta que procedieron a la aprehensión del joven trasladándolo a la comisaría y en relación a su amigo, luego de todo el despliegue referenciado le sacan las esposas, y lo trasladan a la seccional policial en calidad de testigo, tomándole una entrevista, señaló El Diario Web.

Los hechos se dieron este jueves a la noche en “las 630 Viviendas”, en donde varios efectivos policiales que dependen de la Unidad Regional local, fueron a reprimir a una familia que estaba comiendo un asado, generando una reacción de los vecinos que –en algunos casos indignados por las actitudes abusivas de los uniformados– se defendieron a cascotazos. En la refriega, la policía disparó a mansalva con munición antitumulto e hirió a varias personas, entre ellas a una mujer mayor en la cara.

Por lo que se pudo ver en videos subidos a las redes sociales, sucedió lo mismo que hace unos meses en el barrio INTA de Trelew, cuando atacaron también a escopetazos a cualquiera que salía de su casa y después inventaron un motivo para justificar la brutal represión.

 

Video de la brutal represión:

🎥🔴😠 OTRO CASO DE ABUSO Y VIOLENCIA DE LA POLICÍA DE #MASSONI, ESTA VEZ EN PUERTO MADRYN Los hechos se dieron este…

Publicado por Cholila Online Portal de Noticias Digital en Viernes, 21 de agosto de 2020

 

La estigmatización social resulta un factor fundamental de la discriminación, y en el barrio Inta de la ciudad de Trelew parece ser el pretexto para el abuso de poder y la violencia institucional. Este miércoles fue convocado al Concejo Deliberante de la ciudad, el ministro de Seguridad, Federico Massoni para que explique las medidas adoptadas tras la reciente denuncia de un vecino que fue baleado por la policía.

Denuncian excesos y abusos por parte de la Policía, y también advierten sobre las múltiples demandas de servicios básicos que tiene el sector, expresando con cierta resignación la ausencia del Estado en uno de los barrios más populosos de la ciudad valletana y donde la vulnerabilidad social es extrema.

Vecinas del barrio, cansadas de ser violentadas hicieron una denuncia pública en la que afirman que se sienten permanentemente amenazadas por el modo en que actúan efectivos policiales.

En la madrugada del lunes se registró un episodio de abuso que está siendo investigado por el Ministerio Público Fiscal que involucra a personal policial que habría disparado a un vecino del sector, quien denunció públicamente que fue violentado por efectivos policiales en el marco de un operativo de seguridad.

Violencia institucional

El repudio no tardó en llegar. Amnistía Internacional manifestó su preocupación por la violencia y el abuso policial en Chubut. Luego de conocidos los hechos ocurridos en el barrio Inta en la ciudad de Trelew, la organización advirtió que “durante los últimos meses desde Amnistía Internacional venimos alertando sobre la actuación de distintas fuerzas de seguridad de Chubut que cometen excesos en el desempeño de sus tareas”, indicaron.

Y en ese marco sostienen que resulta “urgente que las autoridades de la provincia de Chubut lleven adelante una investigación sobre los hechos y determinen las responsabilidades del caso. A su vez, deben tomar las medidas necesarias para evitar que estos hechos se repitan”.

En tanto el titular de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, expresó a través de redes sociales que hace dos meses “presentamos un Habeas Corpus colectivo ante la Justicia de Chubut por los reiterados casos de violencia institucional. Las autoridades provinciales asumieron el compromiso de adaptar sus acciones a los protocolos nacionales. Esperamos que los autores de los disparos a vecinos del Barrio Inta sean identificados y sancionados”. Rendir cuentas

Para este miércoles a las 08:30 el ministro de Seguridad Federico Massoni asistió a una audiencia en el Concejo Deliberante de Trelew donde dio cuenta de los hechos denunciados por los vecinos acerca de la violencia policial.

Massoni asistió a la cita, pero evitó emitir opinión acerca de los hechos que, según dijo están siendo investigados por Asuntos Internos de la Policía, y también por la Justicia.

Una vez más el titular de la cartera de Seguridad está bajo la lupa de la Justicia. El Ministerio Público Fiscal decidió iniciar la investigación acerca de hechos de violencia y abuso institucional ocurridos en horas de la madrugada de este lunes en el barrio Inta de Trelew a partir de constatar informaciones y testimonios sobre la actuación de efectivos de la policía de la provincia. En tal sentido se intenta determinar las circunstancias en que ocurrió el procedimiento policial observándose las conductas enmarcadas en el mismo.

Ausencia del Estado

Lo cierto es que la violencia institucional sobre los vecinos del barrio Inta de Trelew no se limita a los excesos de la policía, va más allá, en ese sector a cientos de familias sin trabajo o en situación de irregularidad laboral. A pesar de los esfuerzos del Municipio de asistir a las familias con refuerzo alimentario, por estas horas los vecinos requieren de una presencia más activa del Estado provincial.

Este martes, en una recorrida por el barrio INTA de Trelew, las vecinas dialogaron con AzM Radio y expresaron su preocupación por la situación socioeconómica que atraviesan, los serios problemas que tienen para acceder a los servicios básicos, piden agua, gas y energía.

Federico Massoni sólo cuenta con el apoyo del gobernador. Cuestionado sus casos por propios y ajenos, se aferra a su cargo en busca de un trampolín político.

«Ya le pedimos varias veces que lo corra, pero es su amigo. Y no lo quiere hacer”. La fuente no es ajena. Conoce desde adentro cómo funciona el ejecutivo provincial de Chubut. Y aunque forme parte del gobierno de Mariano Arcioni es uno de los tantos dirigentes que, a menudo, le piden al mandatario que deje de lado su relación personal y le exija la renuncia a Federico Massoni, el ministro de Seguridad local, por casos de abuso policial.

Arcioni no cede. Y, en consecuencia, Massoni toma más fuerza. Un nuevo caso de violencia institucional sucedido en los últimos días y volvió a dejar en evidencia que su defensa es, quizá, la única ofensiva con la que cuenta el gobernador para revalidar la fuerza de un gobierno que, cada vez, cuenta con menos apoyo político.

Durante un operativo realizado en la madrugada del lunes en Trelew, y encabezado por el propio ministro de Seguridad, efectivos policiales dispararon contra vecinos del barrio INTA y uno de ellos fue herido en la cabeza por una posta de goma.

No es la primera vez que se da un hecho de estas características. Vale recordar que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación presentó hace un par de meses un habeas corpus colectivo y preventivo para que la Provincia se adecue a las normas nacionales y “se abstenga de cercenar aún más la libertad ambulatoria de los ciudadanos”. Fue luego de conocerse un audio del jefe de la Policía local que llamaba a “meter gente en cana” a pedido del Ministro.

Producto de lo sucedido en barrio INTA, el Ministerio Público Fiscal de Trelew decidió iniciar una investigación por tales casos. “Es para constatar informaciones y testimonios sobre la actuación de efectivos de la Policía de la provincia. En tal sentido se intenta determinar las circunstancias en que ocurrió el procedimiento policial observándose las conductas enmarcadas en el mismo”, agrega el parte oficial.

Por su parte, Massoni hoy se hará presente en el Concejo Deliberante de Trelew para brindar en detalle un informe sobre los operativos realizados. El Ministro llega a esta situación por expreso pedido del HCD local y de los diputados provinciales, donde ni siquiera cuenta con el apoyo de los propios. “Le hace mal a todo lo que nosotros intentamos que salga bien”, asegura un diputado oficialista quien suele referenciarlo como “el monje negro”.

Hijo de Norberto Massoni, reconocido abogado de Comodoro Rivadavia, quien fuera ministro de Educación durante el gobierno de Carlos Maestro, el ministro también ocupó ese cargo el año pasado. Sin embargo, luego de una infinidad de denuncias de represión contra los docentes fue acomodado en el Ministerio que más disfruta.

Quienes lo conocen, cuentan que es un obsesivo del entrenamiento. “Tiene un gimnasio en la casa, se cree Rambo”, aseguran. De ahí que alguno lo comparen con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. “Suele andar armado en los procedimientos y por lo general personalmente hace parte del trabajo policial”. Incluso participó los casos de numerosos allanamientos en las causas de corrupción, deteniendo a quienes hasta poco tiempo antes eran sus compañeros de Gabinete.

La idea de Massoni es ser candidato a intendente de Trelew en 2023. Antes, podría intentar ir por una banca en el senado nacional en 2021. Un lugar que conoce de memoria ya que allí trabajó junto al exgobernador Maestro y también con su padre y José María Sáez.

Sin chances en el radicalismo, hace unos años perdió por paliza una elección interna para ir como candidato provincial. De pésima relación con Mario Das Neves, pasó a ser secretario de Seguridad de Martín Buzzi hasta que Arcioni volvió a llamarlo por su amistad en el liceo militar. “Es el equivalente más cercano que hay de Aldo Rico”, sostienen.

“Es tan grande su ombliguismo que, pese a saber que perjudica a su amigo, igual se queda. El problema es que si no se va, algo va a terminar saliendo mal. Sobran las señales”, cierra un funcionario local.

Fuente: ámbito

Mañana, a las nueve de la mañana el actual ministro de Seguridad Provincial, Federico Massoni será interpelado por el Concejo Deliberante de Trelew.

El detonante de la convocatoria al recinto legislativo trelewense fue el escandaloso procedimiento policial producido en la noche del domingo último en un barrio popular de la ciudad.

Solo como loco malo

Se comenta entre los pasillos de la intendencia que el Ejecutivo municipal le ha soltado la mano al funcionario provincial.

Es que el intendente Maderna no quiere quedar pegado a la Doctrina Massoni y en realidad el mandatario municipal se siente ofuscado por el tratamiento violento que se le ejerce a los vecinos más vulnerados por parte de las «fuerzas» que actúan bajo las órdenes extrictas del ministro.

Un ministro debilitado por todos sus flancos ya que como él mismo lo ha manifestado en su momento, no encuentra el apoyo de sus pares.

La última salida mediática para justificar su procedimiento marcial la obtuvo gracias al diario El Chubut que le habilitó papel y tinta para echarle la culpa a la jueza Mirta Romero por su incapacidad de administrar una situación de emergencia sanitaria dentro de los cánones que exige la vida democrática.

Tiene que dar explicaciones

Finalmente, el Poder Legislativo de la ciudad, asume el rol de uno de los tres poderes del Estado municipal para comenzar a poner fin a esta oleada pistolera hacia la ciudadanía trelewense.

Y para que se entienda bien, de una vez por todas, que la seguridad de la población es demasiado delicada para usarla como trampolín político en una candidatura que falta un par de años por definirse.

Hoy, los temas que aquejan a la ciudad de Trelew son otros y más importantes como para andar agregando tan singular y ambicionadas pretenciones.

El actual ministro de Seguridad Federico Massoni sigue aglutinando acusaciones en la Justicia que tarde o temprano podrían terminar en imputaciones concretas en causas penales en su contra.

Si hay alguien que cuando deje de ser funcionario va a tener que ir seguido a los tribunales, ese es; Federico Massoni, actual ministro de Seguridad de la provincia. Massoni aglutina varias denuncias penales por los presuntos procedimientos ilegales que hizo la policía cumpliendo, supuestamente, sus órdenes.

Ahora a raíz de un pedido de diputados provinciales y concejales, el ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, brindará un informe sobre lo ocurrido en los procedimientos, donde se pudo observar, a través de un video, el polémico accionar de la Infantería.

Federico Massoni, ministro de Seguridad de la Provincia del Chubut, asisitirá mañana al Concejo Deliberante de Trelew, para brindar en detalle un informe sobre los operativos que se realizaron días atrás en el barrio Inta.

Cabe señalar que la Infantería se vió envuelta en polémica tras la difusión de un video de los vecinos en las redes sociales donde se puede ver el incorrecto accionar de unos efectivos policiales cuando se movilizaban en una traffic y desde adentro disparan un «escopetazo» al aire.

La concurrencia de Massoni mañana se ve traccionada por el pedido de diputados provinciales y concejales, sobre las violentas imágenes que se observaron en el video.

El presidente del Concejo Deliberante, Juan Aguilar, convocó para mañana a las 8 al funcionario de seguridad quién confirmó que asistirá este mediodía en conferencia de prensa.

UNA EXPOSICIÓN SIN PRENSA

Las autoridades del Concejo determinaron no dejar pasar a la prensa a la presentación del informe del ministro Federico Massoni en el Concejo Deliberante mañana miércoles a las 8, sobre los operativos violentos en el Inta. No obstante, según informa El Chubut ministro de Seguridad tiene pensado salir y atender a la prensa luego del informe.

Somos noticia en los medios nacionales por el escándalo de lo ocurrido en el barrio INTA, de Trelew, en donde un operativo de seguridad encabezado por el ministro Federico Massoni, dio lugar a una grave denuncia tras acusar los vecinos a la Polícia, por su accionar violento y desmedido, que causó numerosos heridos y damnificados.

En este sentido, pudieron verse las imágenes en las que desde una Traffic, se realizan disparos contra vecinos que estaban en la vereda, alertados movimiento frenético de las fuerzas policiales.

La propia Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic aludió al accionar represivo en el Chubut y en el de otras provincias, poniendo a la administración arcionista otra vez en un incómodo lugar en materia del respeto por los derechos humanos.

En efecto, por las redes sociales, la funcionaria nacional, señaló: “Tras nuevos hechos de violencia institucional, vuelvo a recomendar a los gobiernos provinciales que, tal como hacemos en el Ministerio de Seguridad de la Nación, repudien, investiguen y condenen cada vez que las fuerzas de seguridad violen la ley. La violencia institucional es un delito”, expuso.

Inclusive se supo la noticia que legisladores provinciales y nacionales alzaron enérgicamente sus voces contra el desempeño del ministro, y le hicieron llegar sus reclamos al gobernador Arcioni. Quien, a esta altura, pareciera ser, continúa manteniendo caprichosamente en el cargo a su amigo y par en los tiempos del Liceo General Roca, de Comodoro Rivadavia, contra lo que pide la inmensa mayoría de los chubutenses.

Pero, Massoni ya tiene una causa penal dando vueltas por los tribunales de Trelew que aún, curiosamente, no tiene definiciones pese a que los hechos por los que se lo ha denunciado datan de varios meses.

Es la de unos productores rurales a los que Massoni los habría apuntado con un arma de fuego y detenido confundiéndolos con delincuentes, en un operativo que él y el subjefe de la policía, Néstor Gómez, llevaron a cabo en la Ruta Nacional 3 camino a Comodoro Rivadavia.

Las fuentes consultadas por este medio dicen que ahí no se ha registrado movimiento alguno porque las víctimas -según parece- querían desistir de seguir impulsando alguna acción penal, pero la denuncia está y el caso podría cobrar vida en cualquier momento. Hasta se podría desarchivar si los denunciantes o damnificados se presentan a la Justicia y pidan llevar a juicio al funcionario.

Se trata de los serios hechos ocurridos en horas de la madrugada de este lunes. La investigación intentará determinar las circunstancias en que ocurrió el procedimiento y las conductas que podrían estar fuera de la ley. La Defensa Pública también tomó contactos con los vecinos para asesorarlos.

La fiscal Griselda Encina está a cargo de la investigación y ya recabando todos los informes pertinentes a la vez que se practicarán medidas tendientes a dar con los autores y determinar la responsabilidad que les cabe a cada uno de los participantes en los procedimientos.

El Ministerio de la Defensa Pública en tanto, tomó contacto con víctimas y familiares de los hechos causados por personal policial, a fin de asesorar y garantizar su acceso a la Justicia.

 

Como en la década del 90 cuando un sector social veía con buenos ojos la llegada de los todo por dos pesos con productos chinos a nuestro país, hoy son los mismos que miran las acciones del histriónico funcionario provincial de manera positiva.

En aquella época accedíamos a productos que estéticamente eran impecables, pero comprábamos un destapador que dejaba de funcionar en la primera botella que destapábamos. Hoy con Massoni nos está pasando lo mismo, tenemos a simple vista un funcionario que aparece todo el tiempo y en los lugares apropiados al mejor estilo Das Neves en su primera gestión. Sin embargo ¿Qué pasa cuando se apagan las cámaras?

Nos interesa ir un poco más allá de las luces y los fantasmagóricos operativos policiales que vemos a diario en las calles de las ciudades chubutenses. No podemos quedarnos con eso y dejar de ver los abusos de poder cuando el aparato ideológico del Estado actúa tan siniestramente contra los sectores populares.

Las fuerzas del orden conducidas por un funcionario político preocupado más por su propia imagen, que por el funcionamiento de los controles para evitar la propagación de la pandemia, generan una preocupante situación que atenta y vulnera nuestros derechos.

Además de los abusos de poder que vemos a diario en todo el territorio provincial, cuando se apagan los fuegos artificiales vemos por ejemplo como colectivos y camiones ingresan a la provincia desde el norte del país sin ningún tipo de control. Esto nos cala hondo y nos empieza a preocupar como en la década del noventa nos preocupaba que se aniquilara la industria nacional y despedazara el empleo.

En ese lugar de confort donde se encontraban aquellos que mantenían su empleo y podían viajar al exterior no nos gusta estar, porque convivimos a diario con la sociedad en su conjunto y no solo con ese sector.

Entonces vemos en esta dicotomía un mal endémico, podremos dimensionar el daño social que provoca un funcionario que actúa literalmente para las cámaras o necesitaremos una crisis como la del 2001 para dar cuenta de lo nocivo de este tipo de decisiones políticas.

El gobernador Arcioni tiene una provincia prendida fuego, donde no puede pagar ni siquiera los salarios de los trabajadores y desde Nación llegan ayudas cada vez más a cuenta gotas.

En este marco, la Secretaría de Derechos Humanos de Nación presentó habeas corpus para intentar limitar los excesos de poder ejercidos por las fuerzas de seguridad conducidas por Massoni, sin embargo Arcioni ya tuvo un primer gesto días atrás al ratificar en el cargo a al director de Seguridad, Paulino Gómez, luego de que se filtrara un audio en el que ordenaba “meter gente en cana”.

Bajo esta lógica, no nos queda más que pensar que el gobernador seguirá “bancando” los abusos de Massoni y tendremos que esperar a otra escala que explote la provincia, como explotó el país con la crisis del 2001, para que finalmente haya un giro de timón.