Tag

Abuso de poder

Browsing

Un oficial de policía le llamó la atención a un joven por caminar en plena cuarentena. Lo persiguió e ingresó a una casa en forma ilegal, lo golpeó y privó de su libertad hasta llevarlo detenido a la comisaría.

La Justica este lunes formalizó la investigación contra el oficial de la Policía del Chubut. La fiscal María Bottini lo imputó por los delitos de privación ilegal de la libertad y abuso de autoridad.

La representante fiscal describió el delito comenzó a las 23:50 del miércoles 13 de mayo cuando la víctima caminaba por 25 de Mayo y Costanera. Fue interceptado por un móvil policial de la Seccional Primera de esa ciudad.

Al estar vigentes las restricciones a la circulación propias del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, un policía le preguntó los motivos de su presencia en la vía pública. Luego le indicaron que continuara hacia su domicilio.

A los pocos minutos, se le acercó otro móvil de la misma dependencia y a cargo del oficial principal ahora imputado. Lo interceptaron cuando el joven transitaba sobre la avenida Fontana y a los gritos le preguntan a dónde iba, mientras amagaban agredirlo físicamente.

El joven se asustó, corrió hasta llegar a la casa de un amigo, tocó la puerta e ingresó. Momentos después, hizo lo mismo el oficial junto con su personal a su cargo, “de manera arbitraria y abusiva, ya que no se daban las hipótesis previstas en el Código Procesal”, expuso la fiscal.

El policía abrió la puerta a patadas e ingresó empuñando el arma reglamentaria. Apuntó al joven y a su amigo, les exigió que se arrojaran al suelo y los esposó. Otro policía que llevaba puesto un pasamontaña, pateaba a la víctima estando indefenso en el suelo y esposado.

Ese policía le reclamó que devolviera las cosas que había robado, pero el joven le respondió “que no había hecho nada”. De esa forma, el oficial privó la libertad del denunciante, agregó la fiscal del caso.

El policía investigado siguió con su actuar abusivo y arbitrario. Con sus órdenes, los subordinados revisaron el interior de la vivienda, levantaron el colchón y abrieron el mueble donde guardaba la ropa, pese a los reclamos del dueño de casa de que debían tener una orden judicial.

La fiscal recalcó que todo el accionar se cumplió bajo las órdenes del oficial hasta la detención del joven, quien fue conducido a la comisaría. Su amigo también fue llevado en calidad de testigo.

A raíz de las agresiones físicas, el joven sufrió un hematoma de 3 por 2 centímetros en la mejilla izquierda, equimosis en párpado inferior derecho y escoriaciones en ambas muñecas.

La estigmatización social resulta un factor fundamental de la discriminación, y en el barrio Inta de la ciudad de Trelew parece ser el pretexto para el abuso de poder y la violencia institucional. Este miércoles fue convocado al Concejo Deliberante de la ciudad, el ministro de Seguridad, Federico Massoni para que explique las medidas adoptadas tras la reciente denuncia de un vecino que fue baleado por la policía.

Denuncian excesos y abusos por parte de la Policía, y también advierten sobre las múltiples demandas de servicios básicos que tiene el sector, expresando con cierta resignación la ausencia del Estado en uno de los barrios más populosos de la ciudad valletana y donde la vulnerabilidad social es extrema.

Vecinas del barrio, cansadas de ser violentadas hicieron una denuncia pública en la que afirman que se sienten permanentemente amenazadas por el modo en que actúan efectivos policiales.

En la madrugada del lunes se registró un episodio de abuso que está siendo investigado por el Ministerio Público Fiscal que involucra a personal policial que habría disparado a un vecino del sector, quien denunció públicamente que fue violentado por efectivos policiales en el marco de un operativo de seguridad.

Violencia institucional

El repudio no tardó en llegar. Amnistía Internacional manifestó su preocupación por la violencia y el abuso policial en Chubut. Luego de conocidos los hechos ocurridos en el barrio Inta en la ciudad de Trelew, la organización advirtió que “durante los últimos meses desde Amnistía Internacional venimos alertando sobre la actuación de distintas fuerzas de seguridad de Chubut que cometen excesos en el desempeño de sus tareas”, indicaron.

Y en ese marco sostienen que resulta “urgente que las autoridades de la provincia de Chubut lleven adelante una investigación sobre los hechos y determinen las responsabilidades del caso. A su vez, deben tomar las medidas necesarias para evitar que estos hechos se repitan”.

En tanto el titular de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, expresó a través de redes sociales que hace dos meses “presentamos un Habeas Corpus colectivo ante la Justicia de Chubut por los reiterados casos de violencia institucional. Las autoridades provinciales asumieron el compromiso de adaptar sus acciones a los protocolos nacionales. Esperamos que los autores de los disparos a vecinos del Barrio Inta sean identificados y sancionados”. Rendir cuentas

Para este miércoles a las 08:30 el ministro de Seguridad Federico Massoni asistió a una audiencia en el Concejo Deliberante de Trelew donde dio cuenta de los hechos denunciados por los vecinos acerca de la violencia policial.

Massoni asistió a la cita, pero evitó emitir opinión acerca de los hechos que, según dijo están siendo investigados por Asuntos Internos de la Policía, y también por la Justicia.

Una vez más el titular de la cartera de Seguridad está bajo la lupa de la Justicia. El Ministerio Público Fiscal decidió iniciar la investigación acerca de hechos de violencia y abuso institucional ocurridos en horas de la madrugada de este lunes en el barrio Inta de Trelew a partir de constatar informaciones y testimonios sobre la actuación de efectivos de la policía de la provincia. En tal sentido se intenta determinar las circunstancias en que ocurrió el procedimiento policial observándose las conductas enmarcadas en el mismo.

Ausencia del Estado

Lo cierto es que la violencia institucional sobre los vecinos del barrio Inta de Trelew no se limita a los excesos de la policía, va más allá, en ese sector a cientos de familias sin trabajo o en situación de irregularidad laboral. A pesar de los esfuerzos del Municipio de asistir a las familias con refuerzo alimentario, por estas horas los vecinos requieren de una presencia más activa del Estado provincial.

Este martes, en una recorrida por el barrio INTA de Trelew, las vecinas dialogaron con AzM Radio y expresaron su preocupación por la situación socioeconómica que atraviesan, los serios problemas que tienen para acceder a los servicios básicos, piden agua, gas y energía.

Mañana, a las nueve de la mañana el actual ministro de Seguridad Provincial, Federico Massoni será interpelado por el Concejo Deliberante de Trelew.

El detonante de la convocatoria al recinto legislativo trelewense fue el escandaloso procedimiento policial producido en la noche del domingo último en un barrio popular de la ciudad.

Solo como loco malo

Se comenta entre los pasillos de la intendencia que el Ejecutivo municipal le ha soltado la mano al funcionario provincial.

Es que el intendente Maderna no quiere quedar pegado a la Doctrina Massoni y en realidad el mandatario municipal se siente ofuscado por el tratamiento violento que se le ejerce a los vecinos más vulnerados por parte de las «fuerzas» que actúan bajo las órdenes extrictas del ministro.

Un ministro debilitado por todos sus flancos ya que como él mismo lo ha manifestado en su momento, no encuentra el apoyo de sus pares.

La última salida mediática para justificar su procedimiento marcial la obtuvo gracias al diario El Chubut que le habilitó papel y tinta para echarle la culpa a la jueza Mirta Romero por su incapacidad de administrar una situación de emergencia sanitaria dentro de los cánones que exige la vida democrática.

Tiene que dar explicaciones

Finalmente, el Poder Legislativo de la ciudad, asume el rol de uno de los tres poderes del Estado municipal para comenzar a poner fin a esta oleada pistolera hacia la ciudadanía trelewense.

Y para que se entienda bien, de una vez por todas, que la seguridad de la población es demasiado delicada para usarla como trampolín político en una candidatura que falta un par de años por definirse.

Hoy, los temas que aquejan a la ciudad de Trelew son otros y más importantes como para andar agregando tan singular y ambicionadas pretenciones.

Somos noticia en los medios nacionales por el escándalo de lo ocurrido en el barrio INTA, de Trelew, en donde un operativo de seguridad encabezado por el ministro Federico Massoni, dio lugar a una grave denuncia tras acusar los vecinos a la Polícia, por su accionar violento y desmedido, que causó numerosos heridos y damnificados.

En este sentido, pudieron verse las imágenes en las que desde una Traffic, se realizan disparos contra vecinos que estaban en la vereda, alertados movimiento frenético de las fuerzas policiales.

La propia Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic aludió al accionar represivo en el Chubut y en el de otras provincias, poniendo a la administración arcionista otra vez en un incómodo lugar en materia del respeto por los derechos humanos.

En efecto, por las redes sociales, la funcionaria nacional, señaló: “Tras nuevos hechos de violencia institucional, vuelvo a recomendar a los gobiernos provinciales que, tal como hacemos en el Ministerio de Seguridad de la Nación, repudien, investiguen y condenen cada vez que las fuerzas de seguridad violen la ley. La violencia institucional es un delito”, expuso.

Inclusive se supo la noticia que legisladores provinciales y nacionales alzaron enérgicamente sus voces contra el desempeño del ministro, y le hicieron llegar sus reclamos al gobernador Arcioni. Quien, a esta altura, pareciera ser, continúa manteniendo caprichosamente en el cargo a su amigo y par en los tiempos del Liceo General Roca, de Comodoro Rivadavia, contra lo que pide la inmensa mayoría de los chubutenses.

Pero, Massoni ya tiene una causa penal dando vueltas por los tribunales de Trelew que aún, curiosamente, no tiene definiciones pese a que los hechos por los que se lo ha denunciado datan de varios meses.

Es la de unos productores rurales a los que Massoni los habría apuntado con un arma de fuego y detenido confundiéndolos con delincuentes, en un operativo que él y el subjefe de la policía, Néstor Gómez, llevaron a cabo en la Ruta Nacional 3 camino a Comodoro Rivadavia.

Las fuentes consultadas por este medio dicen que ahí no se ha registrado movimiento alguno porque las víctimas -según parece- querían desistir de seguir impulsando alguna acción penal, pero la denuncia está y el caso podría cobrar vida en cualquier momento. Hasta se podría desarchivar si los denunciantes o damnificados se presentan a la Justicia y pidan llevar a juicio al funcionario.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, realizó un Hábeas Corpus a favor de la población de Chubut a raíz de las múltiples denuncias de hechos represivos y violaciones a las libertades individuales por parte de la policía a cargo del ministro de Seguridad Federico Massoni. En la provincia se ha montado un auténtico «estado de sitio» desde el inicio de la cuarentena. Este lunes continuará la audiencia que parte de los informes de la APDH y la Comisión contra la Impunidad, desde las 13 horas donde declarará el funcionario y el jefe de la Policía, Miguel Gómez.

Pero es la misma Secretaria de Derechos Humanos que no actuó de igual manera ante la brutal represión en el frigorífico Penta (Quilmes), con la decena de trabajadores golondrinas que estuvieron en las calles de Mendoza sin poder volver a sus provincias o ante las cientos de denuncias de violencia policial en todo el país. Tampoco ante las denuncias de ciberpatrullaje que impulsa la Ministra de seguridad de la nación y que fue denunciada por Nicolás del Caño y el Frente de Izquierda.

Al día de la fecha y según las palabras del mismo Massoni en conferencia de prensa durante el parte diario «tenemos un número importante de detenciones realizadas en la provincia del Chubut desde el comienzo de la cuarentena hasta el día de la fecha son 4558 personas las que han sido detenidas e imputadas del delito que establecido en el 205 y 239 y son 777 vehículos los cuales han sido secuestrados en el día de hoy». Muchas de estas detenciones y secuestros se han hecho ejerciendo abuso de poder.

Las y los trabajadores estatales, vienen exigiendo la renuncia de Massoni desde el año pasado, cuando se sucedieron hechos de represión contra docentes en Comodoro Rivadavia, luego en la legislatura de Rawson y Casa de Gobierno donde incluso, detuvieron semanas después al Secretario general de ATECh. El avance represivo y contra las libertades democráticas y sindicales (como la reciente detención de Carlos Sepúlveda, dirigente del gremio SiSaP) tiene que ver con el contexto de crisis que viene castigando a las y los trabajadores en la provincia de Chubut hace años.

El estado provincial no enfrenta la pandemia con medidas sanitarias, ya que el sistema de salud se encuentra totalmente vaciado y desfinanciado. Por el contrario, recurre a métodos como el estado de sitio para mantener «controlada» a una población cada vez más golpeada por la crisis. Trabajadores estatales entre ellos, de Salud, no han percibido sus sueldos de febrero y todo el conjunto de estatales no han percibido sus sueldos de marzo. En el caso de las y los trabajadores de Salud se les tiene congelado el sueldo desde julio del 2019. La crisis que atraviesa la provincia, tiene una explicación y es que el gobierno destina los recursos al pago de la deuda, la cual no ha dejado de pagar ni aún en el marco de pandemia mundial.

Pero la crisis no solo afecta a estatales: a esta nueva avanzada contra la clase trabajadora se suman sectores como los metalúrgicos de Aluar (empresa que financió al Frente de Todos en la última campaña electoral) a los que les rebajan los salarios y los petroleros de Comodoro Rivadavia a quienes pretenden suspender pagándoles solamente el 30% de su salario. Para esto, el gobierno y las empresas cuentan con la complicidad de las burocracias sindicales.

El problema no es solo Massoni sino todas las fuerzas represivas que son parte de la política del gobierno provincial y nacional, que intentan afrontar la pandemia con el uso de las fuerzas represivas en las calles y en los barrios, que no dudan en hostigar y reprimir a las y los trabajadores: las mismas fuerzas que desaparecieron a Santiago Maldonado y que amedrentan a las comunidades originarias que defienden el territorio del avance de las mineras.

Por esto decimos que la salida a esta pandemia debe ser con un programa como el que propone el Frente de Izquierda, donde se prioricen las medidas de Salud en el marco del resguardo de todos los derechos y libertades individuales. Una verdadera inversión en salud implica test masivos para saber quienes están infectados, camas de terapia intensiva y respiradores junto a mascarillas, barbijos, alcohol en gel y demás insumos. Para esto es necesaria la centralización inmediata del sistema de Salud en un sistema único que unifique al sector público, privado y a las obras sociales, bajo control de las y los trabajadores.

Un programa que sostiene el no pago de la deuda fraudulenta, la estatización de la banca y un impuesto progresivo a los 15 mil empresarios más ricos para contar con mayores recursos. La reconversión de toda la industria bajo gestión de las y los trabajadores para producir y distribuir todo lo necesario a fin de dar una salida real tanto a la crisis como al coronavirus y que no sea en base a la represión y el ajuste contra el pueblo trabajador, como pretenden Arcioni y Fernández.

La actriz era una de las protagonistas de la ficción en cuya gira por Centroamérica Thelma Fardin denunció que fue violada por Juan Darthés.

Fue Brenda Asnicar la primera en revelar que en Patito Feo, la exitosa ficción cuyo elenco estaba integrado en su mayoría por adolescentes, había ocurrido un caso de acoso sexual. Y lo sufrió ella misma. «Hubo un actor que me dijo que me quería desvirgar, un compañero de elenco. Yo tenía 16 años; él, 37», contó Asnicar en el programa PH, Podemos Hablar, de Andy Kusnetzoff.

Pero después vino la valiente denuncia de Thelma Fardin contra Juan Darthés, a quien acusó de haberla violado cuando ella tenía la misma edad de Asnicar en aquella repudiable situación, mientras que el actor -la principal figura de la tele- tenía 45. Y entonces, Brenda eligió profundizar sobre aquel testimonio suyo. Y sobre lo que debió sufrir Thelma.

«Lo terrible es que en Patito Feo no fue una situación sino un montón de actitudes constantes por parte de muchas personas», aseguró en un reportaje con la revista Para Ti, y aclaró que no fue Darthés el actor que la acosó. «Si bien todos recordamos el programa con muchísimo cariño, hoy a lo lejos vemos todo muy diferente. Cuando sos niño, los productores saben que uno quiere un papel y se dan muchas situaciones de abuso de poder».

«Pero entonces, ¿hubo más de un mayor queriendo abusar de las adolescentes?», le preguntó la periodista de la revista. «¿Te parece raro? -respondió Asnicar-. A mí me parece más extraño que la gente diga que es raro cuando mirando alrededor lo único que veo es gente aprendiendo a comportarse. Lo que nos toca es un momento histórico. Yo busco apoyar este mensaje y decir que hay que animarse a hablar y a denunciar. Salir a luchar por los derechos».

Para Brenda, Thelma es «una chica increíble» y una «muy buena compañera». La conoció en un programa de Canal 7, cuando las dos coincidieron a sus 13 años. ¿Y su denuncia contra Darthés? «Me tocó mucho», confesó quien era -en Patito Feo– la líder de las divinas.

«Con la gravedad que tiene, hay que ser muy respetuoso. Yo no quiero hablar de más porque siento que es una historia muy dolorosa -agregó-. Estamos conectadas, pero no hablé directamente. Imagino que estará sobrepasada y llena de gente que la contacta. Me parece que este momento exige muchísimo respeto. Lo que menos quisiera es ser invasiva».

Tras la conferencia que Fardin brindó, respaldada por el colectivo Actrices Argentinas, los ex actores de la ficción que emitió El Trece crearon un grupo de WhatsApp para contar sus traumáticas experiencias. Incluso Juan Guilera, ex novio de Thelma, fue nombrado por Darthés en su repudiado descargo.

Infobae