Tag

Abuso de menores

Browsing

En las últimas horas se dieron a conocer los aberrantes audios que se suman a las capturas de chats de WhatsApp donde el mismo sujeto admite sus delitos y se los cuenta a una mujer con la que mantenía contacto.

El país se vio sacudido nuevamente por otro caso de abuso a menores. Esta vez el protagonista fue un docente de una escuela primaria evangélica de Rosario, quien admitió a través de chats y audios el haber abusado de menores aprovechándose de su rol de maestro y la cercanía que mantenía con ellos.

“Quiero que veas esos videos, boluda”, le comentaba a una mujer sobre el contenido de pornografía infantil que guardaba.

En el siguiente, se volvió a referir a sus alumnos de primaria y contó otros aberrantes detalles de sus actos criminales.

Según las actuaciones que realizó la subcomisaria, Karina Sacco en el Hospital de Trevelin el domingo alrededor de las 3 de la tarde, se constató que la adolescente había sido ultrajada sexualmente, con acceso carnal.

La menor contó que había estado durante la noche en una cervecería de la localidad donde ella hace la limpieza y en esas circunstancias se encontró con su patrón y los empleados del lugar, entre ellos el presunto autor, Darío Gustavo Aleuy, de 38 años, hijo del intendente de Trevelin.

Según el relato, tomaron cerveza y a partir de ese momento la menor aseguró que no recordó mas nada. Contó que despertó este domingo a las 11 en la cama con Aleuy.

Fuentes policiales indicaron que se aplicó el protocolo sanitario de rigor, con resulto positivo, por lo que se dio intervenció al fiscal de turno.

El funcionario judicial dispuso allanamientos en el domicilio del acusado, donde se secuestraron sabanas y prendas íntimas del presunto abusador que, según la policía, colaboró en todas las diligencias.

Además se dispuso su detención para extraer muestras biológicas y después de la correspondiente imputación, se otorgó su libertad.

Vecinos prendieron fuego una vivienda y robaron elementos del hombre que vive allí, quien habría abusado de tres menores. El agredido pudo escapar. Ocurrió en el barrio Comercio V de Puerto Madryn.

Todo comenzó en el barrio Pujol II, cuando vecinos y familiares de las víctimas de los casos de abuso sexual detectaron que el sindicado como autor gozaba del beneficio de la prisión domiciliaria.

El violento episodio ocurrió este jueves a primeras horas de la noche cuando cerca de 50 personas quisieron hacer justicia por mano propia. Primero en el barrio Pujol II y más tarde en el Comercio V. Hubo daños materiales y una casa resultó incendiada.

Según publicó Jornada, rápidamente llegó al lugar la policía, que rescató al sujeto de la casa trasladándolo a una dependencia policial. Asimismo, los efectivos lograron persuadir a los vecinos que avanzar contra la vivienda.

En un momento se observó que un grupo, de aproximadamente 10 personas, se desprendió de los manifestantes. El hecho alertó a los uniformados que decidieron trasladarse hasta la casa de un familiar del detenido, localizado en el barrio Comercio V, donde habían llegado los vecinos provocando destrozos, rompiendo vidrios y prendiendo fuego una moto que sacaron de la parte posterior de la casa.

Allí tres personas quedaron detenidas.

Todo comenzó cuando en el marco de la investigación, la fiscal Anya Pucheta, que interviene en la investigación primaria, pidió las medidas de coerción para el sujeto, aunque la jueza Yamila Flores resolvió otorgar el arresto domiciliario y sin la utilización de tobillera.

Cuando los vecinos alertaron la presencia del sindicado por abuso sexual, dos con acceso carnal y uno simple, decidieron emprender el ataque contra la casa, con el fin de intentar hacer justicia por mano propia.

Allí prendieron fuego el inmueble y procedieron a robar parte de las pertenencias que había en el interior de la casa. Los efectivos retiraron del lugar al detenido y lo llevaron a la comisaría, en tanto que se procedió a la detención de tres personas ligadas al incendio de la vivienda del barrio Comercio V.

El jefe de la Unidad Regional de Puerto Madryn, comisario mayor Víctor Acosta, detalló que el jueves a las 19:30 «se conoció en la comisaría Segunda, que en el barrio Pujol II, de que entre cuarenta a cincuenta personas se encontraban frente a un domicilio con el fin de ingresar y sacar persona que poseía una detención domiciliaria por delito abuso sexual. Al llegar al lugar, los uniformados lograron sacar a la persona y trasladarla a la dependencia policial”. Sin embargo, “posteriormente, varias personas se trasladan a otro domicilio e intentan incendiar (la casa) y también la Policía intervino. En esa casa vivían personas de edad y muy vulnerables”, con el saldo de que “no hubo personas heridas y tres personas detenidas”, resumió.

Se trata de Sergio Omar Calfú que fue condenado, en juicio abreviado, a la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional por el delito de “abuso sexual simple en la modalidad de delito continuado agravado por haber sido cometido contra una menor”, hechos ocurridos entre 2009 y 2014.

Los delitos fueron cometidos en diversas circunstancias, comenzando cuando la víctima tenía con 9 años. El imputado aprovechaba la ausencia de su pareja, madre de la menor, y aprovechándose de la situación de convivencia y sabiendo lo que hacía, abusaba de la niña.

A la instancia del juicio abreviado se llegó luego de un acuerdo entre la fiscal Silvia Pereira, el abogado defensor Sergio Rey y el imputado, Sergio Omar Calfú.

Entre la prueba documental tenida en cuenta se encuentra la denuncia de la madre de la víctima donde expresa que el día anterior fue advertida por profesionales del centro de adolescentes del Hospital Zonal de Trelew sobre la situación.

También fue importante el testimonio de la víctima, aportado en Cámara Gesell, donde relató la secuencia de los hechos sufridos.

Durante una audiencia, el imputado tuvo uso de la palabra y expresó su conformidad con el acuerdo y reconoció así su autoría en los hechos investigados.

De esta forma, el juez Fabio Monti condenó a Calfú a 3 años de prisión de ejecución condicional por los delitos tipificados en los Artículos 119, párrafo 5º en función del párrafo 1º inciso F, y 45 del Código Penal.

De esta forma, al ser una pena de ejecución condicional, el condenado podrá permanecer en libertad bajo ciertas condiciones.

En este sentido, el Magistrado dictaminó que Calfú fije domicilio y dé aviso al Tribunal ante eventuales cambios; que se presente cada 6 meses ante la agencia de ejecución penal; además se comprometió a no cometer nuevos delitos, se le impuso una prohibición de acercamiento y contacto de cualquier tipo con la víctima y se le ordenó realizar un tratamiento psicológico, el cual podrá realizar en una institución pública.

Aplicando el instituto previsto en el artículo 355 del código procesal penal el Ministerio Público Fiscal representado por la fiscal general jefa Silvia Pereira sostuvo haber llegado con la defensa ejercida por Sergio Rey y el imputado Sergio Omar Calfú a un acuerdo para imprimir el mencionado trámite, tras la acusación respectiva por el delito de abuso sexual simple en la modalidad de delito continuado agravado por haber sido cometido contra una menor.

Los hechos fueron cometidos en diversas circunstancias, entre los años 2009 y 2014 comenzando cuando la menor contaba con nueve años de edad. El imputado aprovechaba preferentemente la ausencia de su pareja, aprovechándose de la situación de convivencia y sabiendo lo que hacía, con el fin de menoscabar la integridad sexual de la niña y satisfacer su libido, la sometió a tocamientos en diferentes partes y de manera reiterada.

Entre la documental tenida en cuenta como elementos que certifican los hechos se encuentra la denuncia de la madre de la víctima donde expresa que el día anterior fue advertida por profesionales del centro de adolescentes del hospital zonal sobre la situación con el consentimiento de su propia hija. También fue importante el testimonio de la menor bajo la modalidad de cámara gesell donde relata la secuencia de los hechos sufridos sindicando a Calfú.

Concedida durante audiencia la palabra al imputado en virtud de la propuesta formalizada por las partes, previo hacerle conocer su derecho a un juicio plenario y el alcance del trámite abreviado, manifestó en forma expresa que efectivamente ha entendido cabalmente el funcionamiento del instituto solicitado por la fiscalía y su defensa, prestando su conformidad con el procedimiento y admitir su participación en los hechos delictivos por los que fuera acusado.

El Juez Fabio Monti fundamentó su resolución y determinó condenar a Sergio Omar Calfú a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional por los hechos cometidos entre los años 2007 y 2014 en perjuicio de una menor, por ser considerado autor responsable del delito de abuso sexual simple en la modalidad de delito continuado, agravado por haber sido cometido contra una menor de 18 años aprovechando la convivencia preexistente con el mismo, en calidad de autor, artículos 119 párrafo quinto en función del párrafo primero inciso f y 45 del código penal.

En el mismo resolutorio se impone fijar domicilio y dar aviso de eventuales cambios al tribunal actuante, presentación semestral ante la agencia de ejecución penal, no cometer nuevos hechos delictivos, prohibición de acercamiento y contacto de cualquier tipo con la víctima y realización de un tratamiento sicológico vinculado a la naturaleza de los hechos objetos de la condena, pudiendo el condenado requerir auxilio jurisdiccional para su realización en una institución pública si así lo decidiese.

El ex árbitro Martín Bustos -quien estuvo preso en la causa que investiga abusos a menores en el club Independiente- fue detenido nuevamente en Rosario por «grooming», al intentar contactar a un jugador de las inferiores de Newell’s haciéndose pasar por masajista, informaron hoy desde la fiscalía que lleva la investigación.

Bustos fue detenido ayer por la noche luego de haber sido denunciado por el club por intentar contactar a un jugador de las inferiores.

Según contó Sebastián Carranza, vocero de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos Sexuales de Rosario, Bustos habría intercambiado varios mensajes con el menor en los que se hacía pasar por masajista y le pedía que hiciera de nexo con otros jugadores.

Bustos usaba su nombre de pila pero no su apellido y la policía le secuestró una computadora y un celular.

Al ser consultado sobre si el contenido de esos mensajes eran sexuales, Carranza respondió que «eso es lo que entiende la fiscal y por eso ordenó la detención».

«Se logró hacer una entrega controlada, se acordó con él un lugar de encuentro y ahí fue detenido por personal policial ayer a la noche», aseguró el vocero en declaraciones a C5N.

Bustos es uno de los principales acusados en la causa que investiga abusos a menores que vivían en la pensión del Club Atlético Independiente y tras pasar seis meses detenido fue liberado en septiembre del año pasado.

De acuerdo a la información de la fiscalía de Rosario, Bustos vivía en el macrocentro de la ciudad, en un departamento que alquilaba por día.