Tag

ablación

Browsing

Este martes en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia se realizó una ablación a un paciente que donó corazón, hígado y córneas. Participó personal de Laboratorio, Diagnóstico por Imagen, Enfermería, Quirófano, Terapia Intensiva y Ambulancias. Fue la tercera ablación desde el inicio de la pandemia.

El Hospital Regional «Dr. Manuel Sangunetti» de Comodoro Rivadavia, dependiente del Ministerio de Salud del Chubut, fue escenario de una ablación multiorgánica a un paciente que evolucionó a muerte encefálica. Se trató de un proceso que involucró a personal de diferentes áreas del nosocomio.

El operativo se desarrolló este martes y estuvo a cargo de Mariela Subira, coordinadora hospitalaria del INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) en Comodoro Rivadavia, y contó con la participación de personal de Laboratorio, Diagnóstico por Imagen, Enfermería, Quirófano, Terapia Intensiva y Ambulancia, explicó la especialista.

“En este tipo de procesos participa mucha gente. La gente del laboratorio trabaja un montón, también enfermería de terapia intensiva con un control permanente, gente de diagnóstico por imagen, quirófano del hospital y de otros organismos. Yo tomé conocimiento del paciente en el momento en que ingresó al hospital. El joven tenía un deterioro neurológico importante y el lunes a la mañana tenía signos clínicos de muerte encefálica. A partir de ahí comencé el proceso de diagnóstico, realizando la evaluación neurológica hasta el test de apnea que confirma la muerte de manera clínica. En forma paralela también se evaluó el funcionamiento de los diferentes órganos para saber si era potencial donante. Entonces comenzamos a realizar estudios, procedimientos de imágenes y evaluar la potencialidad del paciente para cargar los datos en la base de datos del INCUCAI”, agregó la coordinadora.

La especialista explicó que una vez que se confirmó el deceso comenzó la parte operativa del INCUCAI para saber a dónde irían destinados los órganos. En el caso del paciente que falleció el último lunes se pudo ablacionar corazón, hígado y córneas.

La parte final del operativo duró unas cuatro horas, desde la llegada de dos aviones sanitarios con su equipo quirúrgico hasta el despegue con los órganos, un trabajo interdisciplinario que involucró al sistema sanitario del nosocomio y contó con la colaboración del Departamento de Tránsito de la Municipalidad de Comodoro.

Un procedimiento bajo protocolo Covid

Según explicó Subira, esta fue la tercera ablación desde el inicio de la pandemia y por medidas de seguridad contó con un protocolo especial. “En pandemia se trabaja distinto, uno está mucho más alerta porque tenemos que cuidar mucho al donante para llevar órganos seguros a los receptores. Además como protocolo el equipo quirúrgico entra directo a quirófano y no puede ingresar a la terapia intensiva. Así que entran directamente a quirófano, se desinfectan ahí y luego salen directamente con su instrumental y se van al aeropuerto”.

Por último, destacó la importancia de donar órganos. “En estos últimos meses es muchísima la gente que ha recibido un órgano gracias a estos procesos. En el país hay más de 7000 personas que están esperando un órgano para seguir viviendo o mejorar su calidad de vida y solamente en Chubut tenemos más de 100 personas esperando un órgano, así que es muy importante concientizar. Nosotros, en tanto, como sistema de salud cada vez tenemos que mejorar más nuestra procuración y nuestra detección de donantes para poder dar respuesta en esta problemática”.

El Hospital Regional coordinó una ablación multiorgánica de un policía que se encontraba con muerte cerebral el fin de semana en Comodoro. Según detallaron fuentes a ADNSUR, el fallecido era un joven de 22 años.

La ablación fue confirmada por el ministro de Salud, Fabián Puratich, en la conferencia de prensa del Comité de Crisis.

El policía tuvo muerte cerebral ayer a las 24 horas y pasado el mediodía de hoy lunes los equipos estaban llegando a Comodoro tras la autorización de la familia de realizar el procedimiento.

Se tratará de una «ablación multiorgánica. Pulmón y corazón irán a Ciudad de Buenos Aires y uno de los restantes órganos será destinado a Córdoba», según detallaron fuentes de salud a esta agencia.

La ablación se realizó en la mañana de este miércoles y los órganos fueron trasladados a Buenos Aires para ingresar al circuito de trasplantes del organismo nacional.

Esta mañana profesionales médicos de Clínica del Valle junto a representantes del nstituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) realizaron una exitosa ablación multiorgánica. 

El donante fue un hombre de 55 años de edad a quien se le diagnosticó este martes muerte encefálica, mediante las correspondientes pruebas clínicas y de diagnóstico por imágenes.

Gracias a este operativo pudieron extraerse los riñones y tejidos (córneas y válvulas cardíacas) del paciente, en un procedimiento que duró aproximadamente unas 2 horas 30 minutos. 

Los órganos ya se encuentran en camino al INCUCAI para ser transplantados a quien los necesita. 

EL PROCEDIMIENTO

La ablación es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se realiza la extracción de los órganos y tejidos del cuerpo de una persona con muerte encefálica, según indica el sitio del Incucai, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implantes.

La intervención se realiza siempre en quirófanos de las instituciones donde se haya producido el fallecimiento del donante, respetando las normas de asepsia propias de todo acto quirúrgico, tratando al cuerpo con consideración y respeto. La misma es efectuada por los médicos especialistas en cirugía habilitados para tal fin, pertenecientes al INCUCAI o a los equipos de trasplante de nuestro país. 

Los órganos extraídos se colocan en recipientes de conservación a baja temperatura (4ºC), en condiciones de esterilidad y con líquidos de preservación que mantienen su viabilidad. El tiempo de preservación en estas condiciones desde la ablación hasta el trasplante en el receptor, denominado de isquemia fría, es variable y depende del órgano conservado, en general debe ser menor a 20 horas. En cuanto a los tejidos, las córneas se conservan hasta el momento del trasplante en soluciones de preservación en frío en los bancos correspondientes, durante un tiempo óptimo inferior a los 10 días. Los huesos, válvulas cardíacas y piel son criopreservados en medio estéril en bancos hasta que son requeridos, informó ADN SUR.

La donante fue una joven de 25 años, que tras sufrir un paro cardíaco, tuvo un daño cerebral irreversible. «Su familia entendió dentro del dolor y colaboraron en este proceso», aseguró el director del hospital, Javier Cáceres, quien además confirmó que el operativo fue coordinado por el INCUCAI.

En las últimas horas se llevó a cabo en el Hospital Alvear una ablación múltiple de órganos, que permitieron la donación de riñones, corneas y válvulas cardíacas.

El operativo fue llevado adelante por médicos locales y profesionales del  Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI). Javier Cáceres, director del HosLa donante fue una joven de 25 años, que tras sufrir un paro cardíaco, tuvo un daño cerebral irreversible. «Su familia entendió dentro del dolor y colaboraron en este proceso», pital, explicó que la donante fue una joven de 25 años que sufrió un paro cardiaco con daño encefálico.

“Como hay colaboración entre terapias intensivas, la persona ingresó derivada del Regional al Alvear en estado de coma. Tenía un daño cerebral irreversible y se inició el proceso de ablación”, indicó Cáceres.

La joven donante, lamentablemente sufrió un daño cerebral que no dio posibilidad a recuperación por lo que se decidió realizar la ablación renal, de corneas y válvulas cardíacas. “En lo que se refiere a renal, uno de los órganos va para lista de espera nacional y otra para Chubut y lo mismo sucede con las corneas, así que es también un dato positivo para la provincia”, manifestó a La Cien Punto Uno.

Asimismo, el director del Alvear destacó que si bien con la nueva Ley Justina todos somos donantes, salvo que se manifieste lo contrario, “siempre se habla con la familia, ellos entendieron dentro del dolor, y colaboraron con este proceso”, dijo.