Tag

abandono

Browsing

«Hace una semana que no sabemos nada de ellos», manifestó Marcelo Calfupán, vecino del paraje de Vuelta del Río en comunicación con Radio Nacional Esquel. «Llamaba a la radio para avisar que estoy bien, pero quería comentar que en la zona de la Cordillera hay mucha gente aislada. Por esa zona viven unas once familias y desde hace una semana que no sabemos nada de ellos», dijo Calfupán. El lonko y dirigente mapuche Mauro Millán respaldó la denuncia de la comunidad de Vuelta del Río remarcando que la mercadería lanzada desde el helicóptero quedó destruida y aseguró: «Ni los perros lo pueden comer. Todo quedó pasado de lavandina, como riéndose de la gente que ya no tiene nada que comer».

Calfupán aseguró que solicitaron ayuda a Defensa Civil. «Además fuimos a la municipalidad de El Maitén para solicitar una ayuda y nos dijeron que no tenían disponible ni máquinas ni camioneta». Agregó que en la zona de la Cordillera viven las familias Fermín, Calfupán, Tranamil y Calfiqueo «y hasta ahora no sabemos nada de ellos».

«La única forma que tenemos para salir es con caballos»

Roberto Tranamil, docente de la Escuela N° 60 de Ranquilhuao, en contacto con Radio Nacional Esquel, contó cómo vivieron estos días con la nevada que azotó la zona. Aprovechó para informar que a pesar de que están aislados se encuentran bien, y se pudieron conectar con algunos vecinos; de los cuales a uno se le cayó la casa, aunque pudo llegar caminando hasta la casa de pobladores vecinos. Dijo que los animales están bajo la nieve y sólo pudieron sacar algunas ovejas con palas. Lamentó las pérdidas con los animales de la zona.

Alimentos y lavandina, juntos

El lonco de Pillán Mahuiza y destacado dirigente mapuche Mauro Millán posteó en su muro de Facebook una imagen que muestra alimentos desperdigados en la nieve, evidentemente inutilizables, junto al comentario: «Así quedó la mercadería que titó el helicóptero desde el aire. Ni los perros lo pueden comer. Todo quedó pasado de lavandina, como riéndose de la gente que ya no tiene nada que comer».

El comentario de Millán respalda la denuncia de los vecinos de Vuelta del Río, quienes informaron que desde los helicópteros de asistencia se arrojaron bolsas de nylon con elementos de primera necesidad que terminaron explotando al impactar en el suelo. De esa manera, la asistencia alimentaria que llevó el gobierno a la meseta terminó en la nieve.

Fuente: El Extremo del Sur.

La realidad que vive la localidad de Cushamen es sólo una muestra de lo que ocurre en muchos pueblos y comunidades que permanecen totalmente olvidados de las decisiones gubernamentales. La desidia y el abandono forman parte de una política estatal; y no es una casualidad o producto del destino que ello ocurra.

Cushamen -que cuenta a su alrededor con 17 parajes habitados por miembros de comunidades mapuche-tehuelche y con un gran porcentaje de adultos mayores- sufre las inclemencias de un temporal de nieve que ha dejado a la localidad sin servicios -energía eléctrica, agua, gas- y el impedimento de llegar con asistencia a los cientos de pobladores que habitan en los campos.

Cushamen es el lugar donde Miguel Ñancuche Nahuelquir se asienta junto a su gente luego de la conquista militar llevada a cabo por el Estado Argentino a fines del siglo XIX.

Lo que hoy conocemos como comunidades indígenas eran en esa época verdaderos campos de concentración en donde la población indígena quedó confinada luego de la conquista genocida que incluyó la matanza de personas, desmembramiento de familias, apropiación de niños y niñas para el servicio de las aristocracias locales y la exhibición de cuerpos en museos como trofeo científico.

Todo esto tuvo como fin la apropiación de los territorios aptos para la ganadería a gran escala y la población indígena fue confinada en lugares áridos y pedregosos, mesetas y grandes arenales. Aun así, nuestra gente logró permanecer en esos lugares, muchos de ellos hoy codiciados por la industria extractiva.

La nieve que cubrió el paisaje en estos días volvió a destapar las inequidades de siempre. La mayoría de los políticos o aspirantes a serlo hablan del «interior profundo», de la paisanada, del gauchaje, del reconocimiento a la gente del campo. Sin embargo, solo son expresiones que guardan un profundo desconocimiento de las reales condiciones de vida en esos lugares, a los cuales llegan por algunas horas en épocas de campaña electoral y casi siempre a la hora del asado. Hablan de reparación histórica cuando desconocen el genocidio fundante en estos territorios.

La urgencia de destinar recursos

Los representantes de la provincia del Chubut y quienes toman decisiones deben saber que es urgente destinar los recursos necesarios para resolver los problemas estructurales para minimizar los coyunturales. El mantenimiento de los caminos es crucial para mantener la comunicación de los pueblos con los centros de servicios o sanitarios de mayor complejidad.

La comuna y el hospital rural de Cushamen solo cuentan con un medio de movilidad y la policía no dispone de vehículos para movilizarse y los bomberos, con los escasos recursos que cuentan, solo pueden asistir a nivel local. Una simple emergencia puede transformarse en una tragedia debido a la ausencia de los recursos necesarios.

De igual forma, la provisión de energía eléctrica es un problema estructural, dado que los motores que se envían no cubren la demanda y constantemente deben ser reparados por una empresa con sede en la ciudad de Comodoro Rivadavia, distante más de 700 kilómetros.

Por otro lado, es urgente la puesta en funcionamiento de los puestos sanitarios que se encuentran en los parajes y que están cerrados por falta de personal y recursos, así como la provisión de medicamentos e insumos hospitalarios debido a las grandes distancias que deben recorrer para llegar a El Maitén o Esquel por caminos con escaso mantenimiento.

Recientemente se declaró la emergencia agropecuaria a raíz de la plaga de langostas que afectó la zona en los últimos años. El mejoramiento en la provisión y almacenamiento de agua, la realización de cuadros con mallines y pasturas, la compra de vientres y el arreglo de los corrales son solo algunas de las tantas deudas pendientes que se tiene con más de doscientos pobladores que son productores.

Finalmente es necesario reconocer el enorme trabajo y compromiso del personal de las diversas dependencias del pueblo que, inclusive con sueldos atrasados y sin insumos ni recursos, ponen todo lo que está a su alcance para poder sobrellevar esta situación.

Cushamen es solo una muestra dolorosa de la situación de pueblos y comunidades históricamente relegadas y abandonadas. La inequidad y la injusticia persisten desde su propio origen: un campo de concentración indígena luego de la conquista militar del Estado Argentino.

Por Daniel Loncón.

Trabajadores del SiSaP se manifiestan en el ingreso al Hospital Zonal de Trelew ante la complicada situación que viven los agentes de la Salud Pública chubutense.

Una importante manifestación se lleva adelante este mediodía en dicho nosocomio valletano. “Estamos vistiendo nuestro hospital de lucha, de angustia e incertidumbre; todo producto de un Gobierno que abandona a la Salud Pública”, mencionaron sus referentes por redes sociales.

Y agregaron desde el gremio que conduce Carlos Sepúlveda: “seguimos de pie y con firmeza, sosteniendo el paro hasta que den respuestas concretas”, bajo las consignas #SaludEnLucha y #ChubutDuele.

“Sentimos que nos toman el pelo”, dijo una vecina del paraje El Tropezón, en Cushamen, quien convive prácticamente con las tucuras en su casa.

Contó que cuando comenzó a llegar la plaga le pidieron que las contaran. “Estamos cansados de luchar tanto en el campo. Es como que nos tienen afuera”, agregó otro vecino.

La tucura complica la vida y la producción de los pobladores de la meseta. Desde hace semana conviven prácticamente. En este caso, vecinos del paraje El Tropezón de Cushamen contaron cómo combaten y conviven con la plaga.

Las tucuras se meten a las casas, contaminan el agua y se comen el pasto para los animales, los cuales le dan el sustento a los pobladores de estos sectores de la provincia.

Damiana Tranamil, contó que lo cuándo dieron aviso de la aparición de los insectos les dijeron que debían contarlos y remarcó que no hubo fumigación en el tiempo necesario para evitar la situación actual.

“Todas las mañana cuando me levanto, lo primero que veo es tucura. Cuando voy al baño tengo que andar con una escoba porque se llena de tucuras: las paredes, los vidrios, todas las cosas que dejas afuera”, contó.

Recordó que en su momento dieron a viso a las autoridades de la Comuna. “A fines de julio empezaron a nacer. Nosotros encontramos en el campo y dimos conocimiento a la Comuna cerca del 1º de agosto –pero- hasta el día de hoy no tenemos respuestas”.

Denuncio que “no salieron a fumigar –y que- en una reunión nos dijeron que teníamos que controlar y ver cuantas tucuras había en cada lote. Que teníamos que contarlas para saber cuántas son más o menos”.

Contó que “no he visto pasar la camioneta de la comuna. En mi casa estuvieron una sola vez fumigando, la primera vez. Pero la segunda vez que llegaron (las tucuras) vinieron muchísimas más”.

Sobre el envío de líquidos para combatir la plaga reveló que “me dieron un litro en agosto-septiembre pero estaba vencido. A las chiquitas cuando nacieron no las mató”.

Dijo sentir que “nos toman el pelo. La gente del campo sentimos que nos toman el pelo. A nosotros no nos visitan y tenemos los campos invadidos”.

Alicia Nahuelquir se expresó en la misma línea y contó que “sentimos que nos han dejado solos. Acá vinieron una sola vez a fumigar y después no hemos recibido nada”.

Contó que ella, “con un bidón, fumigué la orilla de mi casa –pero- me hizo re mal. Fumigué y rastrillé. Después tuve vómitos y dolor de cabeza”.

Por último, Marcelo Lino, también vecino del paraje; lamentó la presencia de la plaga que se come el pasto de los animales que les dan sustento. En la misma línea que Damiana y Alicia, contó que “nosotros estamos a caballo con la mochila” fumigando.

Recordó que la plaga data de hace 3 o 4 años y que en su momento, “no le dieron importancia”.

“Lo único que reclamo es que nos den una solución. Estamos cansados de luchar tanto en el campo. Nos estamos acostumbrando pero nos sentimos mal –porque- ponemos el pecho pero no damos abasto, no hay solución para nosotros”, lamentó.

“Es como que nos tuvieran afuera”, concluyó.

Mauro Icardi y Radja Nainggolan están fuera del proyecto y ellos lo saben». Así de contundente fue la declaración de Giuseppe Marotta, director deportivo del Inter de Italia, hace una semana respecto del futuro de los jugadores. En el mismo camino fue el tuit que publicó el club este sábado luego del entrenamiento a puertas abiertas que el primer equipo realizó en Lugano, así lo dio a conocer la nación.

El jugador argentino abandonó la concentración en Lugano y aún no se conoce su futuro. Si bien fue una decisión de acuerdo mutuo, Icardi no tiene ninguna oferta concreta hacia dónde ir. Se conoció que Napoli y Juventus están interesados, pero aún suena a rumor.

Inter se encuentra en esa ciudad realizando la pretemporada, a la que le resta una gira por Asia, de la cual Icardi no será parte. Esta mañana el jugador no estuvo en la nómina de jugadores que se entrenaron frente a la prensa y el público, y desde el club señalaron que estaba realizando ejercicios dentro del gimnasio. Unas horas más tarde el mensaje oficial aclaró la situación.

En seis años en Inter, Icardi anotó 124 goles en 219 partidos oficiales. A los 26, busca un nuevo destino

El delantero estará viajando en las próximas horas rumbo a Milán. Será entonces cuando empiece a definir su futuro. Había llegado hace seis años a Inter, a mediados de 2013, desde Sampdoria. En ese tiempo, el rosarino fue figura y capitán del equipo hasta que su relación con los dirigentes llegó a un punto sin retorno este año, cuando forzó una nueva renovación de su contrato, que había actualizado apenas un año antes. Si bien la situación pareció arreglarse -estuvo más de un mes sin jugar por ese motivo- al final de la temporada el final de su paso por Inter parecía sellado. Algo que terminará de concretarse en los próximos días.

Mientras tanto, Lautaro Martínez, el otro argentino del equipo, disfruta de sus vacaciones, luego de haber disputado la Copa América con la selección.

El hecho ocurrió en una casa del barrio Quirno Costa donde la mujer de 40 años trabajaría de niñera.

El homicidio de una beba que habría muerto luego de nacer por y ser abandonado en un baño conmocionó a Comodoro Rivadavia en las últimas de este viernes. Tal como informó ADNSUR, la madre de unos 40 años fue asistida en el Hospital Regional donde quedó internada y con custodia policial. Es que en principio se presume que el niño falleció por no haber sido asistido al momento del parto.

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en calle 10 de Noviembre del barrio Quirno Costa, y según informaron fuentes oficiales, la mujer dejó al recién nacido en una bolsa de nylon, en el baño y finamente murió.

El hecho fue descubierto luego de que la mujer fue asistida en el nosocomio por la pérdida de sangre que sufría. Los profesionales médicos indicaron a los agentes policiales que la paciente había tenido un parto en la casa, que no había informado.

Tras esa inesperada noticia los policías fueron la vivienda y se encontraron con una bebe sin signos vitales.

Según aseguró la obstetra que intervino en el caso, la beba tenía 36 semanas de gestación y habría nacido parto normal, y su deceso se habría producido por falta atención médica.

Este sábado el cuerpo será sometido a una autopsia.

Fuente: ADN Sur