Tag

0 km

Browsing

La caída de la venta de autos ya se viene observando hace algunos años, donde se evidencia un estancamiento a partir de diferentes factores. Algunos vinculados al uso y el parque automotor circulante, y otras más estrictamente con un mercado interno que viene en picada hace tiempo. No hay plata en el bolsillo. Ni ahorro para una inversión, otra de las formas en las que se suele mirar al vehículo a la hora de la compra.

Chubut vendió durante enero tan sólo 1.048 unidades. Un valor que de por sí alarma, teniendo en cuenta que el primer bimestre de cada año suele ser cuando más patentamientos se registran, ya con el nuevo modelo. Por ejemplo, para el mismo mes del año pasado, se patentaron 1.333 autos, ya con valores que están por debajo del promedio histórico. La caída fue del 21% interanual.

Claro está, esta tendencia también se vio reflejada a nivel nacional, donde hubo una retracción de las ventas del 25% en enero: 45.170 patentamientos, contra 60.351 del año pasado. Y ya las proyecciones para todo el país de febrero auguran un bajón aún peor: según Acara, de acuerdo a las ventas que se miden diariamente, hasta el 20 de febrero de este año se patentaron 116.112 vehículos, contra 30.140 de 2019. Lo que equivale a un derrumbe de nada más y nada menos que el 46%.

Muy lejos quedó ese anhelo que se pudiera llegar al millón de autos vendidos en Argentina a lo largo de todo un año. Sin ir más lejos, 2019 cerró con tan sólo 461.994 unidades vendidas, lo cual marca sin dudas la crisis por la que atraviesa el sector, que supo llegar por encima de las 900.000 unidades.

Volviendo a la provincia, Trelew registró 204 unidades patentadas en enero. Comodoro Rivadavia acumula 472 ventas, lo que representa el 45% de lo que se patentó en el mes. En Puerto Madryn fueron 122 unidades, mientras que en Esquel llegaron a las 117. Más atrás Rawson con 104 y Sarmiento con 29.

Lo cierto es que más allá de lo costoso de una operación por un 0Km con la inflación que eleva los precios de los automóviles mes a mes. Las mismas razones muchas veces dificultan la compra de un usado. De todos modos, las diferencias en cuanto al volumen son importantes. En Chubut hubo transferencias de 3.172 autos usados, lo que en este caso equivalió a tan sólo un 1,5% por encima de los valores del 2019.

En Trelew por caso, fueron 641 las transacciones de usados. Según un informe de coyuntura de la consultora Iegal, dentro de la región patagónica para los usados sólo Chubut y Neuquén (4,8%) mostraron valores positivos en el rubro. Después hubo una caída generalizada en el resto de las provincias de la región: Tierra del Fuego fue la más afectada con -13,5%. Después Santa Cruz (-9,7%) y Río Negro (-3,4%).

En la región Patagónica cayeron las ventas de autos usados en un 1,5% en el mes de enero, respecto del mismo mes de 2019. Si bien en las provincias de Neuquén y Chubut aumentaron las ventas de autos usados en un 4,8% y 1,5% respectivamente, en el resto de las provincias que componen la región se vislumbraron reducciones en este indicador.

De las otras regiones del país, después hubo caída de venta de usados en las provincias del Noroeste y después el resto de las zonas tuvieron indicadores positivos. A nivel país, el crecimiento fue del 3,2%.

Perspectivas

Según un informe de la Unión Industrial Argentina, el nivel de producción cerró 2019 con una caída de 32 5 y se ubicó en 314 786 vehículos Se trata de la segunda baja anual consecutiva y, con excepción de la estabilización de 2017 0 1 el sector acumula 6 años consecutivos de contracción

Así, la producción automotriz cerró con una caída acumulada del 61 respecto del máximo alcanzado en 2011 y se ubica en el nivel de producción más bajo desde el año 2005. El desempeño de 2019 se vincula principalmente con una fuerte reducción de las ventas al mercado interno 48 i a que se contrajeron como resultado de la caída de la actividad que afectó el consumo, la excesiva volatilidad cambiaria y financiera registrada a lo largo del año y el encarecimiento del crédito En menor medida, la producción de 2019 también se contrajo por el descenso de las exportaciones 16 7 i a luego del buen desempeño registrado en 2018 28 5 i a-

Remarcan que “las perspectivas para 2020 son de cierta estabilización en la producción, que ya se encuentra en niveles muy reducidos Si se mantiene la estabilidad del mercado cambiario y el sendero de reducción de tasas de interés podría haber una mejora relativa del consumo Junto con el pronóstico de crecimiento para la industria de Brasil estos factores podrían frenar la caída de la demanda”.

En enero la producción comenzó con una suba de 39,7 interanual Hubo una moderación de la caída de las ventas al mercado interno que desaceleraron a 0 9 i a y una suba de las exportaciones 17 4 i a por mayores ventas tanto a Brasil 27 i a como a otros destinos 3 4 i a. El dato igualmente debe ser tomando con cuidado por la fuerte volatilidad.

La fuerte suba de la cotización del dólar que tuvo desde abril del 2018 hasta la actualidad -se multiplicó por tres, de $20 a $63- sumado a que los salarios perdieron alrededor de 20 puntos porcentuales respecto de la inflación en dos años y a que desapareció el financiamiento, acceder a la compra de un auto 0 kilómetro se volvió una posibilidad para pocos.

Según publica Infobae, las ventas cayeron de forma estrepitosa -el año pasado cerró con una baja de ventas del 43%- y no hay perspectivas de mejora en 2020, al menos para el primer semestre.

Aunque a mediados de diciembre en la industria avizoraban un panorama algo más alentador porque la brecha del dólar oficial con el paralelo suele impulsar mayores ventas para el que tiene los dólares -los vende en el blue y luego compra el vehículo cuyo valor se fija al dólar oficial-, la suba del impuesto interno para los vehículos con precios de salida de fábrica a partir de $ 1,3 millón volvió a desanimar a los empresarios.

De todas maneras, los vehículos más vendidos se ubican por debajo de ese valor, aunque ya ninguno se ubica por debajo de los $600.000, que equivalen a USD 9.523. Como todos los meses, la mayoría de las terminales ya envió a los concesionarios sus nuevas listas de precios, con incrementos que no superan el 4%, de acuerdo con fuentes del mercado.

El dólar oficial no se movió desde los últimos meses del año pasado, por lo que ello contribuyó a que los precios no sigan su disparada; también influyó la realidad del mercado y el escenario político, con un gobierno que recién arranca y que hasta ahora dio señales, a juicio de los empresarios, algo contradictorias hacia la industria.

¿Cuánto salen los autos 0 km a partir de este mes? ¿Cuáles son los modelos que pueden adquirirse, con y sin bonificación, a menos de $900.000? De acuerdo con la información del mercado y que recolecta la Asociación de Concesionarios de la Argentina (Acara), son doce los vehículos más económicos del mercado, algunos de los cuales cuentan con varias versiones. El más barato sigue siendo el Mobi 1.0 Easy, de FIAT, que figura a un precio de $ 598.000, sin bonificación.

En el caso de la empresa que preside Cristiano Rattazzi, la nueva lista de precios todavía no fue enviada a los concesionarios. Los valores todavía vigentes son los que regían el mes pasado y trascendió que el incremento promedio oscilaría entre el 3% y el 4%. Las cuatro versiones del Mobi son las más económicas del mercado, de las cuales las primeras dos no tienen bonificación, aunque sí los dos versiones más caras: el 1.0 Easy Live On, que por ahora cuesta $ 610.000, y el 1.0 Way, que tiene un precio de lista de $645.300. En ambos casos, el concesionario está autorizado por la terminal para otorgar un descuento, ya incluido en este valor.

El Onix, de Chevrolet, es el segundo modelo más económico que hoy puede conseguirse en cualquier concesionaria. Proveniente de Brasil, cuesta, en sus cuatro versiones, entre $649.900 y $701.900, y en todos los casos la terminal ofrece bonificaciones. Estos valores están actualizados, por lo que se mantendrán durante todo enero, dijeron en el sector. Desde General Motors aseguraron que la suba respecto de diciembre no supera el 2%, en promedio.

Con un valor de $702.000 sin bonificación, el QQ 1.0 Light Security 5 puertas de Chery figura dentro de los diez modelos más baratos del mercado, así como también el Gol Trend 1.6 Trendline, que cuesta $702.300. La marca china todavía no informó sus precios de enero, pero sí lo hizo Volkswagen, que también dispuso de descuentos para su modelo más económico.

En el caso de Renault, el auto de menor precio es el Kwid. El Iconic cuesta $713.000 con la bonificación incluida, mientras que el 1.0 Zen tiene un valor de $730.200, también con el descuento autorizado por la terminal incluido. En todos los casos donde el valor incluye la bonificación, podría sumarse a lo que, a su vez, pueda otorgarle el concesionario al comprador para tentarlo a concretar la operación, pero ello varía en cada caso. Por lo tanto, sigue siendo conveniente recorrer varios salones de venta para detectar la mejor oportunidad, recomiendan en el sector.

Aunque la Argentina sea un país que acostumbra a sus ciudadanos a vivir con inflación, hay hechos que no dejan de sorprender. La suba de precios de los últimos tiempos está entrando en una espiral que parece difícil de frenar y que arrasa con el recuerdo de los valores que tuvieron bienes y productos en el pasado reciente. En el sector automotor, que se rige por listas oficiales, es más fácil realizar comparaciones. El resultado es alarmante.

La caída de las ventas y el exceso de stock está generando, desde hace varios meses, que se ofrezcan importantes bonificaciones para atraer a un público reacio a consumir. En algunos casos, esos descuentos pueden superar el 30% del valor oficial. Lo curioso es que por el monto de dinero que hoy se rebaja un 0 km, hace dos años o menos alcanzaba para comprarlo. Por ejemplo, un Chevrolet Onix Active cuesta hoy, según precio de lista, $1.155.900. La terminal está ofreciendo una bonificación de $300.000. A esto hay que sumarle un descuento adicional que agrega la concesionaria, según las necesidades de caja. En estos días, después de un sondeo realizado por Ámbito Financiero entre vendedores, se pudo comprobar que no baja de unos $50.000 adicionales. Es decir, ese modelo se consigue en $790.000 o menos. La diferencia es, entonces, de $365.000. En abril del año pasado, hace 18 meses, el precio de lista de ese mismo modelo era de $371.000. No es un caso excepcional. Otros ejemplos analizados muestran que no hay que irse más allá del 2017 para obtener el mismo resultado. Todo fruto de la inflación o de la suba del dólar, dilema interminable que deberá dirimirse entre aquellos que creen que primero fue el huevo y los que, por el contrario, sostienen que todo lo inició la gallina.

Lo cierto es que los valores de los 0 km se dispararon a partir de abril del año pasado cuando el tipo de cambio pegó su primer salto importante. El 70% de la oferta es importada y los modelos “made in Argentina” tampoco escapan del movimiento del dólar debido a que la mayoría de las autopartes también llegan del exterior. Eso hizo que los precios de los autos terminarán el 2018 con un incremento de alrededor del 100%. La situación no cambio en este 2019 y el ajuste cambiario, que llevó al dólar por arriba de los $60, fue acompañado con otro importante aumento de precios que provocó que el costo de un 0 km se triplicara. Con esta estampida, no hay poder adquisitivo que resista.

El resultado es el derrumbe del mercado. Según datos de patentamientos que maneja la asociación de concesionarias (ACARA), las operaciones hasta ayer mostraban una baja, en octubre, de 43,99% contra la misma cantidad de días de igual mes del año pasado. Comparado con diciembre, el retroceso del mercado es de 15%. De esta manera, en el acumulado anual, la contracción de los registros es de 44,6%. Para octubre se espera un volumen de operaciones de 30.000 unidades o menos y unas 430.000 de mercado total.

Se estima que en los depósitos de fábricas, concesionarias e importadores, hay unos 150.000 vehículos esperando dueño. El problema es que aún con los descuentos que se están ofreciendo, la demanda no responde debido que el alza de los precios corre más rápido que los aumentos de salarios.

Las perspectivas no son alentadoras. Para el 2020 esperan un año igual o peor que el actual con una inercia muy negativa para el primer semestre. Estos descuentos, en medio de un marco de caída de ventas, hace que la rentabilidad de concesionarias y fabricantes haya desaparecido por lo que el sector se encuentra en un clima de altísima fragilidad, lo que augura un verano muy complicado.

Se trata de vehículos que serán distribuidos en las distintas zonas de la Provincia.

La Administración de Vialidad Provincial (AVP), que conduce Nicolás Cittadini, sumó 9 nuevos vehículos a su parque vial. Este ingreso de camionetas Chevrolet 4 x 2 se corresponde con la licitación pública Nº 07-AVP-2019 que fuera adjudicada hace unos meses.

De esta manera, se continúa con el objetivo de renovar paulatinamente el parque vial, tanto de equipos pesados como livianos en todo el organismo.

Esta adquisición se suma a lo adquirido en estos últimos dos años donde se compraron tres retroexcavadoras, diez motoniveladoras, ocho camionetas, un camión 4 x 2 para la dirección de Puentes, una minicargadora y un semiremolque con cisterna.

Además se encuentran en proceso de adjudicación las licitaciones públicas Nº 06/19 y Nº 10/19 que contemplan la compra de seis camiones volcadores y dos camiones, uno con hidrogrúa y otro sin carrocería.

Los patentamientos en mayo sufrieron una caída interanual del 56 por ciento. Pero las ventas también fueron menores que en abril. Las altas tasas golpean la actividad. Podría haber miles de despidos.

Las ventas de vehículos cero kilómetro volvieron a desplomarse en mayo. Acara, la cámara que agrupa a las concesionarias de autos, informó que el mes pasado se patentaron 36.610 unidades, una caída estrepitosa en comparación con las 83.200 de igual período de 2018, lo que arroja una baja interanual del 56 por ciento. Las ventas también fueron las menores para ese mes desde que gobierna Cambiemos, ya que en mayo de 2017 se habían vendido 77.672 vehículos y un año antes habían sido 60.698. De hecho, los despachos retrocedieron a un piso en catorce años, ya que para encontrar un mayo con menor nivel de actividad en este rubro hay que remontarse a 2005. Empresarios del sector advirtieron que corren peligro más de 5000 puestos de trabajo en todo el país por la reestructuración de las agencias a los nuevos volúmenes de demanda.

Lejos de la recuperación de la economía que publicita el Gobierno, los datos de consumo masivo y de bienes durables siguen mostrando que el derrumbe no se ha detenido. En el caso de la industria automotriz, esa realidad también se verá reflejada a mitad de semana con los datos de producción de vehículos, que arrojarán otra baja significativa con respecto a un año atrás.

Las ventas de cero kilómetro de mayo también fueron más bajas respecto a los números de abril, con un declive del 1,9 por ciento (habían sido 37.321 unidades). Sin embargo, el descenso es todavía más pronunciado si se comparan los promedios diarios de ventas entre un mes y otro, ya que en mayo (con 22 días hábiles) las agencias colocaron 1664 vehículos por día y en abril (con 19 días hábiles) habían sido 1964, lo que significa una contracción del 15,3 por ciento. En mayo de 2018 el promedio diario de ventas había llegado a 3961 unidades, lo que expone la gravedad de la caída y explica el cierre de agencias y despidos en el sector.

Las ventas de vehículos importados son las que más sufren la crisis, a partir del encarecimiento de los vehículos por la devaluación del peso. La marca Chery tuvo un desplome del 72 por ciento en comparación con mayo del año pasado, seguida por Hyundai (-64,9), Audi (-56,9), Nissan (-51,6), Kia (-51), Jeep (-49,8) y Mercedes Benz (-43,9), entre otras. En el ranking de los vehículos más vendidos, aparece en primer lugar la pick up Hilux, de Toyota, con 2384 unidades, aunque igualmente fueron un 30,3 por ciento menos que hace un año. Luego se ubican autos más económicos, como el Chevrolet Onix, con 1975 unidades y un retroceso interanual del 42,5 por ciento, y el Toyota Etios, con 1249 y una baja del 68,2 por ciento. Detrás aparecen el Ford Ka (1077), el Volkswagen Gol (1072), el Renault Nuevo Sandero (990) y el Peugeot 208 (927).

Los resultados de patentamientos de los primeros cinco meses del año arrojan un declive del 51,1 por ciento, con un acumulado de 213.271 unidades contra 436.356 del mismo período de 2018. En este caso, para encontrar un lapso igual con menores ventas hay que retroceder al año 2004, cuando recién se empezaba a superar la debacle de 2002-2003. Todo lo que siguió desde ese momento fue mejor que en la actualidad, cuando la economía presenta una contracción histórica del consumo. El aumento de las tasas de interés del Banco Central a niveles del 70 por ciento tienen un impacto directo sobre la actividad comercial. Las terminales y la agencias de autos sufren una fuerte restricción para otorgar financiamiento a los clientes y eso se traduce en menores ventas. Como ocurre en otros sectores productivos, la decisión del Gobierno de combatir el alza del tipo de cambio casi exclusivamente con la suba de las tasas provoca un congelamiento de la fabricación y las ventas.

En el análisis por provincias, en solo dos las bajas en los patentamientos fueron menores al 50 por ciento interanual: Chubut (-33,7 por ciento) y Neuquén (-42,9). En el otro extremo, los peores registros se dieron en Chaco (-67,3 por ciento), Tucumán (-66,8), Corrientes (-64,4), Jujuy (-63,8), Santiago del Estero (-62,6), Misiones (-62,5) y San Luis (-62,5). En la provincia de Buenos Aires el descenso fue del 57,1 por ciento y en la CABA, del 49,8.

 

Pagina12

Se siguen apilando los datos negativos sobre el consumo. Sea cual sea el rubro, los indicadores no dan buenas noticias ni al Gobierno ni a los privados, tanto en el comercio como en la industria. Ahora se informó un nuevo derrumbe con el patentamiento de autos 0 km.

La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que el número de vehículos patentados durante mayo de 2019 ascendió a 36.610 unidades, que en la comparación interanual representa una caída de 56%, porque en mayo de 2018 se habían patentado 83.200 unidades.
Pese a que las cifras comparadas versus 2018 aún no lo reflejan, empiezan a aparecer indicios de reactivación» (Ricardo Salomé, presidente de ACARA)

En términos intermensuales el descenso es del 1,9% comparado contra su antecesor mes de abril, en el que se habían registrado 37.321. El acumulado de los primeros cinco meses del año es de 213.271, que muestra una baja del 51,1% frente a las 436.356 unidades del mismo periodo de 2018.

Ricardo Salomé, presidente de ACARA expresó: «Pese a que las cifras comparadas versus 2018 aún no lo reflejan, empiezan a aparecer indicios de reactivación. Pero necesitamos fortalecerlos con algunos estímulos a la demanda en los que estamos trabajando junto a una mesa integrada por varios actores”.

Salomé destacó que como una buena noticia que a partir de ahora se podrán adquirir motovehículos mediante el programa Ahora 12, que fue relanzado el pasado viernes. “Eso ya es un avance concreto para ir a un escenario diferente en el segundo semestre», completó.

Al dato negativo en autos se le suma que ayer CAME informó que las ventas minoristas acumularon 17 meses en baja, al registrar un nuevo descenso de 14,1% en mayo.

Ambito