Policiales

La policía y la seguridad de Chubut en manos de gente que no estaría en su sano juicio

La verdad que es sorprendente ver que la policía estrella un patrullero contra el portón de una vivienda para entrar a allanarla y más aún si uno se entera que adentro de ese domicilio no había un grupo de guerrilleros armados con ametralladoras, sino un matrimonio, sus tres hijos de 5 y 9 años, y el perro de la familia.

Preocupa también que al frente de ese procedimiento haya estado el jefe de Policía Miguel Gómez, quien debería demostrar racionalidad y cordura e indigna que eso se promocione desde el Gobierno con un video que debe haberlo hecho alguna mente enferma, porque allí además de la irracionalidad y la locura de un grupo de personas que actuaban como si estuviera bajo los efectos de alguna sustancia toxica, se puso una vez más en evidencia “la falta del deber de cuidado” de un bien de la provincia que pagamos entre todos; como esa camioneta oficial a la que le rompieron la parte trasera por chocarla contra una casa.

La escena es propia de aquellos operativos que realiza la policía de México, por ejemplo, para ingresar a la guarida de los narcos, pero todo sucedió en el barrio INTA de Trelew y en el contexto de un procedimiento que, encima, fue denunciado como ilegal ante la Justicia dado que le allanaron la vivienda a un hombre buscando a un hijo suyo, mayor de edad, que no viviría con él.

No obstante, en el lugar provocaron destrozos y desmanes rompiendo muebles, arrancando puertas y hasta haciendo agujeros en las paredes, según denunció el dueño de casa, a quien además le pegaron delante de sus pequeños hijos y casi lo matan intentándolo ahogar, cuando uno de los policías le colocó una rodilla en el cuello mientras estaba esposado y tirado en el piso. Después se lo llevaron preso a él y a la mujer acusándolos de haberse resistido al allanamiento pero al día siguiente la Justicia los liberó.

Ahora asegura que le va iniciar juicio a la policía y al Estado por los daños que le ocasionaron en el domicilio y el perjuicio que le causaron a él, a su mujer y a los chiquitos que ahora van a tener que ir a un psicólogo para tratar de superar la verdadera película de terror que vivieron el lunes pasado en su propia casa.

Otro juicio que si este hombre gana tendremos que pagar todos los chubutenses por culpa de dos o tres desquiciados que manejan la policía e increíblemente están a cargo de la seguridad de todos los ciudadanos.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados