Petróleo

La OPEP proyectó que el consumo de crudo dejará de crecer a finales de la década

La OPEP proyectó que el consumo de crudo dejará de crecer a finales de la década. La pandemia, la eficiencia y la electromobilidad condicionaron las expectativas.

En un cambio sustancial en las proyecciones, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) aseguró que la demanda mundial de crudo llegará a su techo en el 2030 y a partir de ahí comenzará a disminuir. La estimación fue publicada en el informe World oil Outlook que publica anualmente el grupo, según publica el Diario Río Negro.

Esta nueva proyección es un claro reflejo del impacto duradero que tendrá la crisis del coronavirus en las enconías mundiales y sobre todo en los hábitos del consumo.

Según detallaron desde la Opep, el uso de petróleo escalará a 107,2 millones de barriles por día hasta el 2030, partiendo de los 90,7 millones de barriles diarios con los que terminará el 2020. Esto significa una caída de 1,1 millones de barriles menos de los que se pronosticó el año pasado y más de 10 millones de lo que estimaron en 2007.

“La demanda mundial de petróleo crecerá a tasas relativamente saludables durante la primera parte del período de pronóstico antes de que se estabilice la demanda durante la segunda mitad”, dice el informe que analiza el mercado hasta el 2045.

Sin embargo, señala que la demanda futura probablemente se mantendrá persistentemente por debajo de las proyecciones anteriores debido a “los efectos persistentes de los parates económicos” debido a la pandemia del coronavirus y su impacto en el consumidor.

Recuperación de las economías

Si bien el uso de petróleo aumentará a medida que se recuperen las economías, la OPEP expresó su preocupación por que el crecimiento futuro pueda verse contrarrestado por factores como el trabajo domiciliario y las teleconferencias. Además, también hacen referencia a las mejoras en la eficiencia y una veloz transición a la electromobilidad.

Incluso antes de la pandemia, el creciente activismo climático en diversos países y el uso cada vez mayor de combustibles alternativos ya metían presión sobre las estimaciones, pero a pesar de reducir sus pronósticos la OPEP seguía anunciando crecimientos.

Baja en la demanda

“Hay un amplio margen para una implementación mucho mayor de medidas de eficiencia energética, lo que podría deprimir la demanda futura de petróleo a niveles mucho más bajos”, expresaron desde la OPEP.

Por último, aseguran que el uso de petróleo aumentará a 97,7 millones de bpd el próximo año, alcanzará los 99,8 millones de bpd en 2022, por encima del nivel de 2019, y crecerá a 102,6 millones de bpd para 2024. Sin embargo, la cifra de 2024 es menor que la previsión del año pasado.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados