Sociedad

Sistemas virtuales, juegos y actividades en familia, los jardines enfrentan la pandemia

Los jardines maternales y de infantes afrontan durante el aislamiento por el coronavirus la difícil tarea de mantener el vínculo de docentes y niños con comunicaciones virtuales, actividades lúdicas para compartir en familia y el envío de cuadernillos o programas de radio para acercar las propuestas a las zonas rurales en distintas provincias.

Al tratarse del alumnado de más corta edad, de 2 a 5 años, especialistas consultados por las corresponsalías de Télam destacaron que en estos casos «depende 100% de que los padres se sienten con los alumnos a hacer las actividades», mientras los jardines del sector privado reciben subsidios provinciales o ATP nacionales para solventar la caída de las mensualidades.

En Buenos Aires, fuentes de la Dirección General de Cultura y Educación explicaron que para asistir a los más de 753 mil estudiantes que concurren a los 5.526 establecimientos de nivel inicial se hizo «especial hincapié en el fortalecimiento de los vínculos con las niñas y los niños y sus familias» y para ello desarrollan «propuestas pedagógicas que integran actividades de educación física, para la expresión y el acercamiento a diversos lenguajes artísticos, juegos, huertas y los contenidos curriculares del nivel».

Los docentes, destacaron, «reinventaron los modos de vincularse con cada alumna y alumno» con encuentros virtuales a través de plataformas o visitas a los domicilios cuando realizan la entrega de los módulos alimentarios, tarea para la cual deben recorrer cada tranquera para dejar cuadernillos y materiales, acercarlos en lancha o invitarlos por las radios a participar de las propuestas.

En Neuquén, Viviana Buamscha, Coordinadora de Planeamiento y Trayectorias Escolares provincial, dijo a Télam que «el nivel inicial ha sido muy afectado porque lo sostenemos a través de los vínculos personales con los niños porque ellos se identifican con su maestra, con su jardín, su entorno».

«No ha sido fácil pero ha sido posible porque se han buscado las más variadas actividades en el nivel inicial que se caracteriza por su gran creatividad», dijo y citó los programas de radio, plataformas digitales, grupos de WhatsApp y cuadernillos que se distribuyeron a familias de áreas rurales.

Además, indicó que se trabajó en un dispositivo virtual para la inscripción del ciclo lectivo 2021.

En Río Negro, referentes de jardines maternales privados apuntaron que «los jardines están cerrados pero el 15 de septiembre nos permitieron abrir el espacio para brindar un taller de estimulación temprana para un grupo reducido de no más de 5 chiquitos que dura al menos una hora».

«Cuando comenzó el aislamiento iniciamos actividades virtuales para los papás y las mamás, pero los niños y niñas no se enganchan porque son muy chiquitos y otros lloraban mucho cuando veían los videos que tuvimos que dejar de enviar», añadieron.

Y, señalaron que «la cuota de los papás se redujo casi en su totalidad, hoy recibimos una cuota solidaria de un 10% de quienes están abonando de manera mensual», por lo que la Secretaría de Trabajo provincial informó que otorgó una segunda cuota de asistencia a unos 43 jardines maternales privados.

En Córdoba, Paula Lungo, maestra de sala de 4, contó a Télam que «particularmente trabajamos con una clase media baja, usamos mucho Whatsapp, donde se mandan las actividades al mismo grupo», porque no todos cuentan con soportes tecnológicos ni conectividad.

La docente afirmó que se hace un seguimiento para evitar la deserción y resaltó que «depende 100% de que los padres se sienten con los alumnos a hacer las actividades, en las salas de 3 años hubo mayor cantidad de abandonos. Una vez por mes se hacen videollamadas con propuestas lúdicas, la principal función es mantener el vínculo con los niños y brindar contención a las familias».

Chubut cuenta con una matrícula cercana a los 19.000 alumnos de nivel inicial, que «tienen un 40% de vínculo pedagógico con los chicos vía classroom» explicó a Télam la directora general del área, Gabriela Sabarotto.

Agregó que «ese porcentaje varía según la comarca porque hay sectores de la provincia donde existe un 80% de vínculo pero en otros es casi es nulo porque no hay conectividad, como ocurre en muchos lugares de la cordillera».

Sabarotto dijo que «para los casos en los que no se puede establecer un contacto vía internet se recurre al formato múltiple, es decir classroom y whatsapp o classroom y cuadernos y en zonas rurales se llega a utilizar hasta programas de radio más los materiales en formato papel».

Aclaró que «los chicos de 3 años no alcanzaron a inscribirse porque se anotan siempre después de concluir con los niñas y niños de 4 y 5, para saber cuánta matrícula hay disponible y cuando nos aprestamos para eso se declaró la pandemia».

En La Pampa, Eve Frank, una de las referentes del sector y dueña de un jardín, dijo a Télam que «se han cerrado jardines porque la situación es complicada, pese a que la Provincia da subsidios para pago sueldos, aportes y cargas sociales desde agosto», además de los ATP nacionales que reciben algunas instituciones.

Frank remarcó que «aún no se ha definido nada respecto a protocolos, por lo que no podemos realizar inscripciones futuras y sin inscripción en 2021, estamos en la cuerda floja todos».

El Ministerio de Educación de Chaco informó que «los docentes de nivel inicial trabajan conforme a las normativas federales y jurisdiccionales para fortalecer el vínculo con los niños y niñas en complementariedad con la familia» por lo que «priorizan saberes que corresponden al nivel inicial como unidad pedagógica y se trabaja articuladamente con las instituciones de primario y afines».

La presidenta de la Asociación de Educación Privada de Salta, Silvina Tapia, reveló a Télam que este año «solo abrimos las puertas tres días, de la base de datos de 150 jardines que hay, 40 cerraron hasta agosto pero hoy, según el relevamiento de este mes, hay solo 48 jardines de pie».

«Tuvimos varias reuniones con el gobierno y el único que siempre nos trató de ayudar y generar respuestas fue el ministro de Economía, Roberto Dib Ashur, que nos permitió acceder a bolsones alimentarios dos veces, para algunos docentes», agregó y señaló que «un 8% de los jardines accedieron al ATP en Salta, no queremos que nos regalen nada, sino trabajar en conjunto para buscar soluciones para el rubro».

En San Luis los jardines y las ludotecas funcionaron desde febrero hasta que se decretó el ASPO en todo el país y actualmente se encuentran cerrados.

En Santa Fe, la Cámara de Diputados dio media sanción a un proyecto para destinar un fondo de 180 millones de pesos para asistir a los jardines y se trabaja en la conformación de una mesa de diálogo, mientras el secretario de Comercio Interior y Servicios, Juan Marcos Aviano, anunció que la cuarta cuota de la Asistencia Económica de Emergencia (AEE) tendría un incremento del 50%.

Natalia Capovila, del Jardín del Sol de la ciudad de Santa Fe, expresó que «a todos los jardines nos pasa lo mismo: hoy nuestra realidad se basa en beneficios (vender comida) una o dos veces por mes para poder sostener algo de los sueldos de las docentes, alquileres y gastos fijos que tenemos».

En Santiago del Estero, fuentes de la Dirección de Educación municipal indicaron a Télam que el trabajo «es constante no solo a través de la virtualidad, sino también con cartillas para poder llegar a los más de 4 mil niños y niñas de los jardines municipales».

La subsecretaria de Educación y Cultura de la ciudad de La Banda, Stella Mirolo, expresó que «desde el inicio de la pandemia se implementaron nuevas estrategias para continuar con el rol educativo con el uso de las redes sociales como principal soporte de la transmisión de conocimientos y es así, que se logró cumplir con el cronograma establecido para el presente ciclo lectivo y reforzar el vínculo con los alumnos y sus familias».

En Mendoza, la jefa de Nivel Inicial en la Dirección General de Escuelas (DGE), Andrea Rubio, indicó que «esta crisis nos dio la oportunidad de trabajar con la familia y en corresponsabilidad con ellos” y remarcó que hubo “una participación de las familias increíble, maravillosa, se envió un formulario y los papás hacían una valoración acerca de cómo estaban los niños y respondieron 62,000 padres de toda la provincia”.

Asimismo, dijo, «fue fundamental el trabajo de cada director y maestro, que salieron a buscar niño por niño de aquellos que no tenían conectividad” y sostuvo que «a pesar de todo lo que estamos viviendo (el análisis) es positivo”.

“En julio teníamos un ausentismo muy grande en los jardines porque los niños faltaban por el frío, por enfermedades o contingencias climáticas pero ahora hemos tenido a los niños conectados que antes no los tenías porque faltaban”, aseguró.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados