Chubut

Más de 700 millones de pesos se necesitan para reconstruir las defensas de Playa Unión

Es la evaluación que hizo el intendente de Rawson, Damián Biss. La marejada del fin de semana derribó más de 200 metros del murete costero, pero el frente afectado supera los 500 metros. Recordó que la obra de las defensas se licitó cinco veces, la primera en el gobierno del radical Carlos Maestro. En otro sentido, justificó la derogación de la ordenanza que preveía la venta de un macizo a cinco cuadras del mar y respaldó la continuidad del secretario de Planificación, Fernando Vosecky, uno de los implicados en la investigación judicial que inició el fiscal Omar Rodríguez. 

“Son aproximadamente entre 200 y 250 metros de destrucción total, pero el mar también empezó a socavar el costado de lo que ya se llevó, así que toda la zona afectada son unos 500 metros”, analizó Biss.

“Es una situación que venimos hablando desde hace varios años, recordábamos que estas obras complementarias estaban pensadas con las dos escolleras de Puerto Rawson porque el estudio de la empresa danesa ya preveía que el mar iba a empezar a erosionar toda la costa hacia la zona norte”, remarcó.

“La obra se licitó cinco veces, desde el gobierno de Maestro, Lizurume y tres más hasta acá, pero por distintas circunstancias no se pudo concretar”, lamentó.

“Estas pleamares han sido tan importantes que es la primera vez que yo veo que el nivel del río llegó al de los muelles, tuvimos algunos inconvenientes con algunos barrios de la ribera, como San Ramón y Barrio Hunt, donde el agua llegó al nivel de las calles”, dimensionó el intendente capitalino.

“Justo hace un mes había tenido una reunión con el ministro de Infraestructura y me entregó un borrador de proyecto que contempla la construcción de cinco espigones por la erosión de la costa y hace dos semanas, en la marejada anterior, me anunció que la Provincia nos iba a ayudar a reconstruir la parte que se estaba erosionando, y que la idea era llegar con esa obra a la temporada de verano”, precisó.

“De esos 400, 500 metros serán inutilizables, hemos cortado directamente la circulación porque cada vez que el oleaje pasa por encima de los muretes, junto con el agua vienen arena y pedregullo”, justificó.

“Vamos a tratar de conectarnos con el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, que tiene a cargo las inversiones, le vamos a enviar material para que pueda advertir el daño que ha sufrido nuestra costa y cómo podemos hacer con los tres niveles del Estado para buscar el financiamiento para estas obras definitivas y de gran envergadura. Vamos a necesitar la ayuda de Provincia y Nación”, demandó.

“En la inspección visual de este domingo a la mañana decidimos que en el corto plazo y seguramente lo analizaremos en la reunión con el ministro Aguilera, ver de qué manera con algunas defensas móviles podemos retrasar el daño, mientras trabajamos para conseguir el financiamiento. La única solución para proteger la costa de manera definitiva son los espigones”, consideró.

“El sector dañado son los muretes y las veredas, aunque todavía están intactas las sendas peatonal y ciclística, además de los circuitos saludables”, insistió.

Sobre los montos de la obra, indicó que “no tengo el dato de cuanto fue el presupuesto con el que se licitó la última vez, pero en el borrador del gobierno provincial, sin mayores actualizaciones, costaba unos 700 millones de pesos”.

“Están las dos escolleras y el espigón hacia la zona norte que está generando el problema, que hace que la marea deposite sedimento y pedregullo, mirando hacia el mar del lado derecho, y sacándolo del lado izquierdo. Urge un segundo espigón hacia el norte, otros dos más y un espigón paralelo a la costa”, especificó.

“Necesitamos fondos nacionales e incluso internacionales porque son obras muy importantes que incluso ya  habíamos planteado en campaña, aunque los tiempos se han acelerado, ya estaba declarada la Emergencia Costera en la Legislatura y en el Concejo Deliberante, pero además a muy pocos metros tenemos la primera línea de casas”, argumentó.

DEROGACIÓN Y RESPALDO

El intendente Biss respaldó la continuidad de Fernando Vosecky como secretario de Planeamiento, pese a su implicación en una causa por irregularidades en la venta de un macizo de Playa Unión a una empresa privada para generar recursos extraordinarios a un precio irrisorio, aunque ya se ofrecían a particulares a costos siderales.

“Fernando continúa como secretario de Planeamiento de la Municipalidad, es un pedido que le hemos realizado. Somos los primeros que tenemos la necesidad de que esta situación se esclarezca rápidamente, yo personalmente en la primera intervención del fiscal puse todo a disposición, desde el expediente original, y estamos trabajando para aportar más elementos y demostrar que el único propósito de esa operación era acelerar el proceso de recuperación de la ciudad”, fundamentó Biss.

“Hay un contexto que no ha sido tenido en cuenta, mucha de las cuestiones que se le critican al funcionario tienen que ver con la falta de personal y con los graves problemas internos y administrativos que tiene el municipio y sobre lo que estamos trabajando para corregirlos”, esgrimió.

“Entendemos que esto será un mal entendido, aunque habrá que esperar la resolución de la Justicia, somos los principales interesados en que haga su trabajo y que termine de dilucidar lo que sucedió”, consideró.

“Más allá de las declaraciones periodísticas del fiscal no tenemos mayores elementos, lo que sabemos es que se presentó una sociedad anónima que al momento del ofrecimiento no tenía impedimentos para hacerlo y sabíamos quiénes eran los titulares de la empresa”, recordó.

“Después aparecieron circunstancias que la Municipalidad no conocía. Entonces entendemos que una cosa es la cuestión de los privados y la otra del municipio, y en esto último lo hemos hecho ajustado a las normativas vigentes”, recalcó.

“Por lo que pasó el año pasado, en nuestro caso puntual estamos sancionados por el Banco Central y además de no poder tomar crédito, no podemos hacer otros tipos de operatorias bancarias, con lo cual la única herramienta era el desprendimiento de tierras fiscales, que es una metodología de toda la vida”, expuso.

Sin embargo, destacó que “por estas circunstancias y como suponíamos que esto iba a formar parte de una causa penal tomamos la decisión de vetar la ordenanza para avanzar con ese macizo en otro sentido, buscar otras alternativas que no sean políticamente tan desgastantes”.

“Hay dos o tres temas en Rawson que son urticantes;  la venta de tierras, la Laguna Negra y la cantera municipal, la operación con áridos, son temas que generan mucha discusión y con lo que ha sucedido en los últimos meses con la venta de tierras, nos ha hecho pensar en otras alternativas que no sean tan conflictivas políticamente”, indicó Radio 3.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados