Economía

Las aerolíneas extranjeras piden “reconsiderar” el nuevo impuesto de 35% a los pasajes

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la entidad que agrupa a la mayor parte de las aerolíneas en todo el mundo, pidió al Gobierno que «reconsidere» la aplicación del impuesto adicional del 35% que desde la semana pasada rige para la venta de dólares y también para pasajes aéreos internacionales. «Este hecho podría afectar aún más al sector de los viajes y el turismo del país, profundamente golpeado hasta ahora por la pandemia», dijo la entidad a través de un comunicado.

La titular de la IATA para Argentina, Uruguay y Paraguay, María José Taveiro, a través de una carta dirigida a la Administradora Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, señaló «la inconveniencia» de cobrar un 35% adicional a los pasajes, tras señalar que, aun antes de este nuevo gravamen, los tickets aéreos internacionales ya tienen una carga tributaria que, sumada, encarece casi 50% el valor de la tarifa original.

«Queremos manifestar la inconveniencia de la inclusión de una percepción de 35% sobre los pasajes internacionales, basándonos en los estándares internacionales y tratados ratificados por Argentina y en el impacto negativo que dicha medida generará en la industria del turismo y de negocios y, por ende, en la economía del país», señaló la ejecutiva a Marcó del Pont, a quien le solicitó además una reunión para exponer «detalladamente» sus argumentos.

A partir del «super cepo» dictado la semana pasada por el Banco Central, que establece un impuesto adicional del 35%, a cuenta de Ganancias, para la compra del denominado «dólar ahorro», esa misma percepción fue extendida a todas las compras con tarjeta de crédito de bienes y servicios del exterior, incluida la compra de pasajes aéreos internacionales. De esa manera, al impuesto PAIS del 30% que se cobra desde diciembre se suma un 35% adicional que lleva al «dólar turista» para los pasajes aéreos al exterior a un valor cercano a los 130 pesos por unidad, contra un dólar oficial de poco menos de 80 pesos.

Pero además de la cotización de la divisa estadounidense, la titular de la IATA para la región señaló que el pasajero argentino paga una serie de tasas e impuestos que encarecen aún más los pasajes. Además del dólar turista, se suman el impuesto del Fondo Nacional de Turismo (7% de la tarifa aérea), la Tasa de Aeropuerto para salidas internacionales (51 dólares), la tasa de la Autoridad Nacional de Aviación Civil (8 dólares) y Tasa de Migraciones (10 dólares). De esa manera, la suma del impuesto PAIS, mas el impuesto FNT y las tasas ya gravaban los pasajes en casi 50% de su valor, antes del nuevo tributo del 35%.

Según Taveiro, la Argentina como miembro de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) de la ONU, se vería «en la obligación» de adherir a los tratados de esta entidad, que establecen que los estados no impondrán derechos de tránsito a aeronaves o personas.

¿Cuáles son esas obligaciones? Según IATA, la Argentina es suscriptora del Convenio de Chicago de la OACI, en cuyo artículo 15 establece: “Ningún Estado contratante impondrá derechos, impuestos u otros gravámenes por el mero derecho de tránsito, entrada o salida de su territorio de cualquier aeronave de un Estado contratante o de las personas o bienes que se encuentren a bordo”.

En cuanto al impacto en la actividad de las líneas aéreas, para la titular local de la IATA el nuevo impuesto «tiene un impacto negativo en la demanda de billetes de pasaje no solo para el segmento emisivo sino también para el receptivo, dado que la reducción de capacidad que realizan las líneas aéreas para hacer frente a la caída en la demanda disminuye la capacidad de atraer turistas, con la consiguiente pérdida de ingresos para el país».

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados