Internacionales

El Consejo de Seguridad de la ONU pide “un cese inmediato de los combates”

La escalada militar de los últimos días entre Azerbaiyán y Armenia hace temer una guerra de dimensiones impredecibles, lo cual llevó al Consejo de Seguridad de la ONU a pedir hoy «un cese inmediato de los combates» en la región separatista de Nagorno Karabaj, mientras la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) intenta reactivar su misión de observación en esa zona.

Después de tres días de combates, los 15 miembros del máximo órgano de decisión de la ONU aprobaron una declaración en «apoyo al llamado lanzado por el secretario general a ambos bandos para cesar inmediatamente los combates, rebajar las tensiones y retomar cuanto antes negociaciones constructivas»,

Los Estados «condenan firmemente el recurso a la fuerza y lamentan la pérdida de vidas humanas entre la población civil», según el texto acordado tras la reunión de urgencia impulsada por los países europeos en el consejo: Bélgica, Estonia, Alemania, Francia y Reino Unido, según la agencia de noticias AFP.

De esta manera, el Consejo de Seguridad mostró su «preocupación por las «acciones militares a gran escala» en Nagorno Karabaj, pero no tomó ninguna medida concreta con respecto al conflicto a las partes involucradas: Armenia, y su aliada la República de Artsaj (no reconocida internacionalmente), y Azerbaiyán y su socio más cercano, Turquía.

El consejo solo instó a las partes a colaborar con el llamado Grupo de Minsk -compuesto por Estados Unidos, Rusia y Francia- de la OSCE para retomar de forma «urgente» un «diálogo sin condiciones previas».

En paralelo, el emisario especial de la presidencia albanesa de la OSCE para el conflicto, Andrzej Kasprzyk, informaba ante el Consejo Permanente de ese organismo que su equipo de observadores está listo para volver al lugar en cuanto la situación lo permita, reportó la agencia de noticias EFE.

La misión de los observadores, ubicados en la línea de contacto entre las partes enfrentadas, fue suspendida por los recientes enfrentamientos, que dejaron numerosas bajas.

El grupo de mediación volvió a pedir a ambas partes el cese de las hostilidades
El grupo de mediación volvió a pedir a ambas partes el cese de las hostilidades

En el debate del consejo de la OCSE, al que asistieron delegados de los 57 países asociados a la organización de seguridad regional, el grupo de mediación (liderado por Francia, Rusia y Estados Unidos), volvió a pedir a ambas partes el cese de las hostilidades y la reanudación de las negociaciones para encontrar una resolución sostenible del conflicto.

En tanto, en el enclave, los combates y las acusaciones cruzadas entre Azerbaiyán y Armenia continuaron por tercer día consecutivo.

Armenia dijo hoy que uno de sus aviones de combate fue derribado por otro de Turquía, principal aliado de Azerbaiyán, y que su piloto murió, algo que fue desmentido por las autoridades de Ankara.

El Ministerio de Defensa armenio dijo que el avión turco salió de una base en Azerbaiyán, horas después de que Turquía se mostrara decidida a ayudar a Azerbaiyán a recuperar Nagorno Karabaj luego de tres días de letales combates entre separatistas apoyados por Armenia y tropas azerbaiyanas en ese enclave.

El Gobierno turco negó las acusaciones de Armenia de haber derribado el avión militar, en medio de cada vez más fuertes pedidos internacionales de un alto el fuego luego de que el súbito recrudecimiento de ese conflicto de décadas en Nagorno Karabaj desatara temores a una guerra total entre Azerbaiyán y Armenia que podría arrastra también a Turquía.

La acusación «es absolutamente falsa», señaló el director de comunicación de la presidencia turca, Fahrettin Altun.

También un funcionario de Azerbaiyán dijo que era «otra fantasía de la maquinaria de propaganda armenia».

El Centro de Información Unificada del Gobierno armenio dijo que el caza turco salió de la base aérea Ganja de Azerbaiyán y bombardeó «asentamientos y tropas terrestres de las Fuerzas Armadas de Armenia» ubicados «60 kilómetros dentro de territorio armenio».

El comunicado agregó que eso desató una batalla entre aviones armenios y turcos y fuerzas antiaéreas turcas, según informó la agencia de noticias Sputnik.

Armenia y Azerbaiyán se acusaran mutuamente de bombardear sus territorios
Armenia y Azerbaiyán se acusaran mutuamente de bombardear sus territorios

Decenas de personas, en su mayoría combatientes, murieron desde el domingo pasado en choques en Nagorno Karabaj entre separatistas apoyados por Armenia y tropas de Azerbaiyán.

Los enfrentamientos volvieron a sacudir hoy la zona por tercer día seguido, informaron autoridades de todas las partes.

Armenia y Azerbaiyán se acusaran hoy mutuamente de bombardear sus territorios. El Ministerio de Defensa azerbaiyano dijo que fuerzas armenias atacaron hoy la región de Dashkesan, en el oeste de Azerbaiyán.

Funcionarios de Armenia dijeron que fuerzas de Azerbaiyán abrieron fuego contra una unidad militar en la ciudad armenia de Vardenis, lo que provocó el incendio de un colectivo y la muerte de un civil.

La Cancillería de Armenia negó haber bombardeado la región de Dashkesan y dijo que esto era una mentira de Azerbaiyán para «extender la geografía de las hostilidades».

Nagorno Karabaj queda dentro de Azerbaiyán, pero está bajo control de separatistas de lengua y raíces armenias apoyados por el Gobierno de Armenia desde 1994, cuando la región se separó de Azerbaiyán luego de una guerra de tres años.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados