Chubut

El caso del bosque de marihuana: el sindicalista Héctor González reveló que Massoni le avisó del allanamiento

Contó en una entrevista radial que le hicieron de una FM de Comodoro Rivadavia, que el polémico ministro de Seguridad lo llamó por teléfono para decirle: “Héctor, te llamo para avisarte que estamos entrando a allanar tu casa”, ese mediodía del 19 de mayo cuando la policía descubrió “el bosque de marihuana” en la imponente construcción de la zona sur de Trelew, habitada por los hijos y la ex mujer del millonario gremialista.

González no colaboró mucho en esa publi-nota que le hicieron, lógicamente, para dejarlo bien parado, hacerlo quedar como una víctima de malvados que quieren perjudicarlo y tratar de levantarle un poco la imagen negativa que la opinión pública tiene de él.

En ese extenso reportaje que se hizo realizar con alguien que seguramente será amigo suyo, González comenzó hablando de un paro general del gremio de Luz y Fuerza de la Patagonia que anticipó que se viene en los próximos días “por el conflicto en el sistema cooperativo” y dedicó un buen tramo para responder y criticar a quienes son sus opositores.

También se dio tiempo para decir incoherencias, como cuando sostuvo que el procedimiento antinarcóticos que le hicieron a los hijos y a su expareja en ese palacete de la calle Cangallo al 190, fue una campaña orquestada en su contra para perjudicarlo políticamente.

O sea que para González, el o los que quieren desacreditarlo fueron el día anterior al allanamiento y le plantaron “el bosque de marihuana” en el patio de esa mansión en donde él supo vivir en su momento, para que la policía al otro día acudiera al lugar y le hiciera el procedimiento que terminó con el secuestro de 14 kilos de droga, con la finalidad de desacreditarlo públicamente.

-¿Vos crees que aquel allanamiento que hicieron a tu familia es producto de lo que se está gestando políticamente con el tema de las cooperativas? Le preguntó el que le hizo la publi-nota.

“No me queda ninguna duda”, respondió el sindicalista y siguió contando: “A mí ese día me llamó (Federico) Massoni. Me dijo: ‘Héctor, cómo te va. Te llamo para avisarte que estamos entrando a allanar tu casa”. “¿Mi casa? – le dije yo-. Acá no veo ningún movimiento”. ‘No’, me dice, ‘en la casa tuya de la calle Cangallo’. Esa es la casa de mi hijo y de la madre de ellos, le respondí”.

“Bueno, ¿para qué me estaba llamando? Para que yo fuera al lugar y después sacarme la foto, entonces aparece en ´Cholila Online´ con mi foto en la casa y las plantas atrás. No vendemos nada nosotros; no soy Pablo Escobar ni nada por el estilo. Pero esta gente está acostumbrada a hacer ese tipo de jugadas maquiavélicas. Sé de adentro como viene la mano”, aseguró González, quien dice que no es Pablo Escobar pero recibe el llamado de un ministro avisándole de un allanamiento que le van a hacer.

En esa misma nota, en otro tramo, dio a entender que compró el diario Jornada y la FM Tiempo con plata de los agremiados del sindicato, para no tener que pagar para que hablen bien de él o no lo critiquen.

“En estos últimos cuatro años hicimos más sedes en Chubut y Santa Cruz que en los años de vida del Sindicato (de Luz y Fuerza), que nació en el año 61. Compramos radios (Cadena Tiempo) y un diario (Jornada), ¿sabés por qué? Porque una radio de acá (prefiero no dar el nombre) me pidió en algún momento 20 mil pesos por silencio o por hablar bien de mí. Después me pidió 60 mil y después, 120 mil. Y si no, me dijo el dueño, comprate una radio”, recordó.

Héctor Rubén González es uno de los sindicalistas millonarios de la Argentina de quienes se desconoce de cuánto es realmente su fortuna y cómo la hizo. Quienes lo conocen aseguran que tiene propiedades acá en Chubut, en Santa Cruz y en otros lugares del país y que la gente que lo rodea, sus colaboradores, también son ricos.

Habla de democracia sindical pero él, ¿Cuántos años lleva manejando el gremio de Luz y Fuerza de la Patagonia? Las malas lenguas dicen que se las ingenia para ganar siempre las elecciones.

González también maneja a través de gente de su cercano entorno las distintas cooperativas de la región y eso lo convierte en un sujeto con muchísimo poder en la Patagonia. Ahora, devenido en empresario de medios como dueño del diario Jornada de Trelew y de la FM Tiempo, en sociedad con “El Turco” Aidar Bestene y “El Toco” Walter García Moreno.

“Si me quieren pegar que me peguen con verdades, no con mentiras”, pidió en la entrevista radial. También dijo que venía de una familia de trabajadores y que nunca le regalaron nada.

Al finalizar, en relación con su actual vida como empresario de medios, recordó una anécdota. “Hace muchos años había un editorial del diario El Chubut que también me pegaba; yo le dije al periodista que la hacía en ese momento, (el fallecido) Pablo Dratman, que si me iba a pegar estaba bien pero que sea arriba del cinturón. José María Sáez (dueño del diario), que Dios lo tenga en la gloria, me vino un día a preguntar: ‘¿Usted que quiere, dirigirme el diario?’ No para nada, le dije yo. Y me contestó: “Bueno, porque yo soy el dueño. Si quiere, cómprese un diario’. Y bueno nos compramos un diario. Y hemos comprado también una radio que vamos a abrir ahora en Comodoro. Compramos medios para llegar a todos los compañeros y defender lo que tenemos. No nos llevamos ni un centavo de ningún lado”, afirmó el sindicalista, obviando mencionar los millones que se llevan todos los meses de pauta oficial.

Notas relacionadas:

Plantación de marihuana en la casa donde vive el hijo de Héctor Gonzalez

Causa Drogas: Hermetismo con la banda de «Los González»

“Bosque de marihuana”: la ex mujer y un hijo del sindicalista Héctor González pidieron declarar ante el juez

Las drogas de «Los González» tenía luz clandestina

A los González los salvó de la cárcel la pandemia

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados