Política

Arcioni necesita el salvataje financiero y para ello pide la renuncia de todo su gabinete

Mariano Arcioni buscará reducir un 30% la planta política, tras una exigencia del gobierno de Fernández para que «ordene las cuentas» si aspira a un salvataje financiero, que alcanzaría los $20 mil millones desde octubre hasta marzo. Este viernes Mariano Arcioni le pidió la renuncia a todo su gabinete, mientras se especula con fuertes cambios en el sistema jubilatorio. El jefe de Gabinete Javier Touriñan admitió «el malestar y la ansiedad de la gente», pero aseguró que «Se vislumbra una señal de Nación» pero será «no inmediata».

Arcioni se comunicó este viernes con todos sus ministros y les pidió la renuncia, al tiempo que les trasmitió que hagan lo propio con sus segundas líneas. Se trataría del primer paso para un recorte fuerte del gasto político. El ministro de Gobierno, José María Grazzini, explicó que el gobernador apunta a «una reducción total del 30 por ciento de todos los cargos políticos que hay hoy en el estado provincial». La idea es que el recorte se extienda al Poder Judicial y al Legislativo.

La decisión se conoce tras el viaje de un grupo de funcionarios chubutenses a la Ciudad de Buenos Aires para negociar con Nación un nuevo financiero. La respuesta en la Casa Rosada volvió a apuntar la falta de orden en las cuentas de Chubut, al que se le exigió un ajuste muy fuerte, similar al que implementó Alicia Kirchner en su primer mandato en Santa Cruz.

Problemas estructurales y «sintonía» con Nación

«En principio la provincia hace un planteo de cara al futuro, priorizando el pago de salarios, pero hay que dar dimensiones a otros temas como el de la energía que es fundamental para Chubut. Tenemos que estar en sintonía con Nación», expresó el ministro de Economía de Chubut este viernes en conferencia de prensa. Oscar Antonena acotó que «necesitamos crédito público y las fuentes de financiamiento son Nación o el mercado».

Tras admitir que «hay que mejorar la eficiencia en materia tributaria», aclaró que en la reunión del miércoles en Buenos Aires con la secretaria de Relaciones con las Provincias, Silvina Batakis, «no hubo detalles específicos. Chubut tiene que desarrollar cadenas de valor. Así como recibimos 5 mil millones de un aporte, planteamos lo mismo para los próximos meses». El ministro de Economía planteó la emisión de una letra del Tesoro, que sería otra deuda a devolver en 30 meses para sobrellevar las cuestiones más urgentes.

El ministro de Gobierno, José María Grazzini, sostuvo que «nos preocupa la situación financiera, tanto del sector público como del privado. Estuvimos con estos sectores que nos detallaron lo mal que la están pasando y que querían saber qué va a pasar en el futuro».

El funcionario insistió en que «Chubut tiene problemas estructurales desde hace mucho tiempo y si no hubiéramos tenido las pérdidas por coparticipación y regalías -que son 14 mil millones de pesos-, hoy la situación sería distinta. Tenemos acumulado por masa salarial una deuda de 15 millones y lo que perdimos con el turismo que dejó de venir es recurso propio; ello repercutirá sobre la economía privada».

Mientras, Javier Touriñan hizo una lectura de la realidad que ve como secretario General de Gobierno. «Se ve que hay malestar creciente; es natural. Se vislumbra una señal de Nación. No es inmediato, pero aceleramos los trámites en la medida de lo posible. En el medio aparece con justa razón la ansiedad de la gente, que es absolutamente entendible», concluyó.

Judiciales y sistema jubilatorio

Los funcionarios nacionales habrían puesto énfasis en los salarios del Poder Judicial, que están «enganchados» con los de la Corte Suprema nacional. Un tema clave de las negociaciones es el sistema jubilatorio, en medio de rumores de una absorción por parte de Nación de la caja chubutense, algo que cerca de Arcioni descartan.

Los enviados de Arcioni pidieron por la posibilidad de que se autorice a Chubut a tomar deuda y plantearon la necesidad de un rescate financiero de 3 mil millones de pesos mensuales hasta marzo para cubrir el déficit salarial de la provincia. Es decir, casi 20 mil millones de pesos.

Arcioni actualmente está pagando parte de los salarios de julio pasado a los estatales y nada indica que pueda acomodar la economía en los próximos meses, teniendo en cuenta la baja de recursos por la caída de la actividad económica. En Chubut golpea principalmente la baja de las regalías petroleras y, en segundo plano, la cancelación total del turismo una de sus fuentes de recursos.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados