Internacionales

Un derrame petrolero pone en emergencia a la isla Mauricio

El archipiélago de Mauricio, un verdadero paraíso situado en el océano Índico y famoso por sus playas de ensueño, fue declarado en emergencia ambiental por un derrame petrolero que amenaza su flora y su fauna, así como a su muy promovido sector turístico.

El primer ministro Pravind Jugnauth declaró la emergencia tras el incontrolable derrame petrolero y gasoil procedente de un barco cargado con 4000 toneladas de combustible, al tiempo que pidió urgente ayuda a Francia. El carguero encalló en el sureste de su isla principal, también llamada Mauricio, y tiene en jaque su increíble biodiversidad.

En las desoladoras imágenes aéreas compartidas por el gobierno se detecta el avance de una «marea negra» sobre las cristalinas aguas de Mauricio, en dirección a las playas.

El primer ministro mauriciano solicitó ayuda al gobierno francés por ser el país más próximo, ya que en la misma zona se encuentra la isla de Reunión, territorio galo de ultramar. Según dijo a los medios, «este naufragio es un peligro para Mauricio, que no tiene ni la experiencia ni los recursos necesarios para remolcar barcos en problemas».

El presidente francés, Emmanuel Macron , informó este sábado a través de Twitter del envío de equipos y material. «Cuando la biodiversidad está en peligro es urgente reaccionar. Francia está ahí. Junto al pueblo mauriciano», dijo a través de Twitter.

Las autoridades del país africano confirmaron que un avión táctico de transporte del Ejército francés procedente de la isla de Reunión tenía previsto viajar hacia Mauricio con material de lucha contra la contaminación, específicamente barreras marinas para la contención de vertidos. A bordo también viajaba un oficial de enlace de la Marina.

El carguero, de 300 metros de eslora y llamado MV Wakashio, es de propiedad japonesa pero navegaba con bandera panameña. El pasado 25 de julio encalló en un arrecife del sureste de Mauricio, frente a la zona conocida como Pointe d’Esny, cuando se dirigía desde China hacia Brasil cargado con 4000 toneladas de combustible, unas 3800 de petróleo y 200 de gasoil.

Sus 20 tripulantes fueron evacuados con éxito, pero las operaciones de extracción del combustible con un helicóptero y de colocación de una red de contención llevadas a cabo por la naviera Mitsui OSK Lines, propietaria del navío, se vieron frustradas por el mal tiempo.

Esta semana, el gobierno de Mauricio detectó la existencia de fugas y de un derrame que afectaba a la playa cercana. Para Greenpeace, se trata de «una de las peores crisis medioambientales que ha sufrido este pequeño país insular». Happy Kambuel, responsable de Clima y Energía de la organización ecologista en África, aseguró que se están derramando toneladas de gasoil y petróleo al océano.

«Miles de especies que viven en las albuferas vírgenes de Blue Bay, Pointe d’Esny y Mahebourg corren el riesgo de ahogarse en un mar de contaminación con graves consecuencias para la economía, la seguridad alimentaria y la salud», manifestó en un comunicado.

Agencia ANSA y El País

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados