Curros

Sospechan que Massoni hizo “espionaje ilegal” durante la cuarentena

En una denuncia penal que presentaran en la fiscalía en los próximos días lo involucran en maniobras con las cuales se violaba la intimidad de las personas, accediéndose a datos confidenciales. Con esas prácticas, Massoni conocía hasta lo que comían, lo que consumían, hacían o dejaban de hacer aquellos ciudadanos que debían tramitar un permiso para circular y que eran gran parte de la población.

Estos delitos, que por lo general se cometen utilizando la informática, estarían enmarcados en el Artículo 157 bis del Código Penal y tienen penas severas para aquellos funcionarios que los comenten.

El que un funcionario –solapadamente– haga espionaje sobre los ciudadanos y en democracia es muy grave; y más lo es si se suma la utilización de la policía para ir en contra de los derechos de las personas como ocurrió en Trelew y otras ciudades de la provincia con detenciones ilegales, apremios o vejaciones, tal como se lo puso en evidencia en su momento, en esas cuarenta denuncias que todavía no tienen ninguna definición en la Justicia.

Pese a la lentitud que están demostrando los fiscales, el polémico ministro de Seguridad de la provincia debería irse preparando para afrontar más de un proceso penal en su contra y más de un pedido de juicio político buscando su destitución. Revelan en el Poder Judicial que ya se estarían preparando algunas cedulas de notificaciones al respecto.  

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados