Cordillera

Pogliano: “El turismo es fundamental para el desarrollo de las economías regionales”

El intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano, manifestó ayer su apoyo a la aprobación unánime que tuvo en la Cámara de Senadores el proyecto de Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional.

“Celebro su sanción, ya que nos permitirá implementar medidas destinadas a uno de los sectores más perjudicados por la contingencia sanitaria”, subrayó el jefe comunal Bruno Pogliano, al tiempo que agradeció al senador Alberto Weretilneck “por su preocupación e intervención ante la crisis que atraviesan nuestros prestadores gastronómicos y de alojamiento, entre tantos otros rubros. El turismo en nuestra provincia es fundamental para el desarrollo de las economías regionales y genera múltiples empleos”, recordó.

En sus fundamentos, la iniciativa sostiene la necesidad de “paliar el impacto económico, social y productivo en el turismo, en todas sus modalidades, en virtud de la pandemia por coronavirus, y brindar las herramientas para su reactivación productiva” destacó el intendente Pogliano.

Establece medidas por 180 días prorrogables por parte del Poder Ejecutivo, incluyendo “la reducción de contribuciones patronales, la prórroga de vencimientos, la suspensión de embargos, la reducción de alícuotas sobre impuesto al cheque y un programa de preventa de viajes”. Ahora, la propuesta será enviada a la Cámara de Diputados para su sanción definitiva señaló Pogliano.

“En estas circunstancias tan difíciles, esta ley nos permite auxiliar y evitar el cierre de muchísimos comercios y actividades”, manifestó el senador nacional Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), al momento de acompañar la sanción del proyecto de Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional, que “busca asistir al sector con distintas medidas que impactarán de forma positiva en San Carlos de Bariloche, El Bolsón y Las Grutas”.

“En Río Negro el turismo es una actividad generadora de empleos y recursos sumamente importante, aporta el 35% del producto bruto geográfico de la provincia y genera más de 45.000 empleos en forma directa. El impacto de la pandemia es dramático, pero esta ley tan federal es una oportunidad. La ley no declara la emergencia pero reconoce que hay un impacto económico, social y productivo en el turismo en virtud de la pandemia”, graficó Weretilneck.

A modo de ejemplo, antepuso que “en El Bolsón perdimos cerca de $170 millones de pesos en la actual temporada de invierno de recursos de nuestros turistas”, mientras que “en Las Grutas, San Antonio Oeste y el Puerto, con el parque subacuático más grande de Latinoamérica, teníamos 3 mil reservas y tuvimos que suspender todas. El Golfo San Matías perdió más de $170 millones en temporada baja y 15 mil pasajeros que no pudieron venir. Los números -junto a los diagnósticos-, marcan claramente lo dramática que significa esta situación para las ciudades patagónicas donde existen recursos turísticos de estas características”.

Asimismo, agradeció “la predisposición del gobierno nacional en el hecho de destinar casi $50.000 millones a nuestras provincias”.

Beneficiarios

Los principales beneficiarios serán los servicios de alojamientos; las agencias de viajes y venta de pasajes; el sector del transporte -aéreo, terrestre, excursiones, trenes y más-; productos regionales como la cadena de elaboración del chocolate, helados, alfajores, cervezas artesanales, y otros comestibles en territorios cuya principal fuente de ingresos sea la actividad turística; y los profesionales que brindan servicios turísticos, de guía, deportes, instructores y demás.

También incluye los centros de esquí, pesca, aventura, ecoturismo y similares; al sector gastronómico, es decir cafés, bares, confiterías y restaurantes; actividad comercial en terminales de aeropuertos; salones de baile y discotecas en territorios cuyo principal ingreso es la actividad turística; alquiler de bienes como bicicletas, motos, equipos de esquí, kayaks; bodegas, jardines botánicos, zoológicos y parques nacionales, explotación de playas y parques recreativos; y los servicios vinculados a la organización de ferias, congresos y convenciones, entre otros.

Entre los beneficios, se destaca la extensión de los beneficios del Programa ATP hasta el 31 de diciembre 2020 para los beneficiarios cuya actividad este paralizada o tengan una facturación inferior al 30%.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados