Nacionales

Mario Meoni: “Los vuelos de cabotaje seguirán restringidos”

Las aerolíneas vendieron vuelos a partir del 1º de septiembre. Pero el titular de Transporte lo descartó: dijo que podría ser recién “en 60 días”.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, dio prácticamente por cerrada toda posibilidad de que los vuelos de cabotaje vuelvan a partir del 1º de septiembre, aunque no descartó que la fecha de inicio pueda ser “dentro de dos meses”, en la medida que se logre llegar a un protocolo único de seguimiento de pasajeros con todas las provincias.

“Los vuelos de cabotaje van a seguir estando restringidos, lamentablemente”, dijo Meoni, durante una videoconferencia organizada por la Fundación Mediterránea. “Hasta que no tengamos directrices del ministerio de Salud y de cada uno de los gobernadores de las provincias para volver a tener esa conectividad, nosotros vamos a mantener la mirada restrictiva”, agregó el funcionario.

Los vuelos comerciales de pasajeros están prohibidos desde fines de marzo: forman parte del mismo DNU presidencial que decretó la cuarentena y que se viene renovando entre una y dos veces por mes desde entonces. Pero un mes más tarde, a fines de abril, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) emitió una resolución que prohibió la venta anticipada de pasajes para antes del 1º de septiembre.

Todas las líneas aéreas, con Aerolíneas Argentinas a la cabeza, dieron por sentado que aquel decreto era una señal de largada implícita y comenzaron a programar vuelos, y a venderlos, a partir del día uno del mes próximo. Sólo Aerolíneas tiene ya unos 50.000 tickets vendidos para vuelos programados entre el 1º de abril al 30 de octubre.

A lo largo de los tres meses y pico que pasaron desde entonces, a pesar de que sabían quelas aerolíneas y miles de pasajeros se preparaban para volver a volar el 1º de septiembre, desde el Gobierno evitaron dar definiciones concretas. Una y otra vez, le tiraron la pelota al “área de salud”, sin confirmar pero sin tampoco desmentir la fecha de reinicio de los vuelos. Y no era solo por la extensión de la cuarentena. Fuentes de la ANAC señalaron, en off, que hay una fuerte resistencia de un numeroso grupo de gobernadores a abrir los vuelos, para evitar los contagios que podrían generarse con pasajeros provenientes de la región metropolitana.

En ese contexto de indefinición, lo que Meoni dijo en la videoconferencia de la Mediterránea es lo más parecido a un plazo concreto, al menos hasta el momento.

“Nosotros esperamos que haya una vuelta del transporte en los próximos 60 días, para lo cual es fundamental la opinión del sistema público de salud y de cada uno de los gobernadores”, dijo Meoni. “Pero también depende de poder establecer un protocolo igual en cada una de las provincias, que permita que, independientemente del origen de los pasajeros, cuando lleguen haya un cuidado común”, agregó.

El ministro agregó además que se les exigirá a los pasajeros que utilicen una “app” que permita que sean localizados en los lugares que visitan. “Hay que tener también un alto grado de generación de conciencia por parte de los usuarios futuros respecto de la necesidad de que haya una trazabilidad de cada uno de los pasajeros”, dijo Meoni. “Si no logramos tener esa trazabilidad, que significa aceptar tener una app que permita a esa persona cuando llegue saber donde va a estar, durante un lapso determinado, será muy difícil poder generar las condiciones de vuelo”.

Hace una semana lo anticipó Paola Tamburelli, titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) cuando aseguró que no se manejaban fechas determinadas para la vuelta de los vuelos comerciales. “Para nosotros septiembre, agosto, noviembre o diciembre es lo mismo y todo depende de cuando la situación sanitaria permita disminuir las restricciones y de que el Presidente modifique el decreto que estableció la suspensión de vuelos”, dijo.

Ahora, la vuelta de los vuelos comerciales en septiembre —la fecha autorizada para la venta de pasajes— está casi descartada. El ministro de Transporte Mario Meoni alejó aun más esa posibilidad. “Los vuelos de cabotaje van a seguir estando restringidos, lamentablemente”, manifestó el lunes, durante una videoconferencia. Sin dar un plazo preciso, habló de los “próximos 60 días”.

Las declaraciones generaron desconcierto y disgusto en el sector aerocomercial. ”Se ve que no hay interés en salvar puestos de trabajo en la industria, la cual no recibe ayuda. Las empresas van a reprogramar vuelos que no fuesen de los aprobados como especiales regulares. En vistas de la falta de respuestas solo contamos con estos vuelos como factibles”, explicó una fuente de la industria.

Los vuelos comerciales de pasajeros por la pandemia se suspendieron en marzo pasado, en el marco del decreto que estableció las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio, y desde entonces no hubo una fecha oficial para la reactivación. Sin embargo, a fines de abril, una resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) autorizó a reprogramar y comercializar pasajes a partir del 1º de septiembre.

Los vuelos de las empresas están programados a partir de septiembre

Para las aerolíneas, esa fecha apareció como un punto de partida —bastante lejano entonces porque faltaban aún cuatro meses— para volver a la actividad. Programaron cronogramas de vuelos regulares y vendieron pasajes a partir de septiembre, tal como las autorizaba el decreto de la Anac.

Ahora, con la fecha no confirmada, tendrán que reprogramar esos vuelos. “Hay muy pocos tickets vendidos para septiembre. Si la situación se mantiene como hasta ahora, eso tickets se reprograman como se hicieron con todos los que fueron cancelados en el marco de la pandemia”, indicaron desde Aerolíneas Argentinas. Y aclararon que algunas operaciones ya se fueron cancelando por la baja demanda.

“Hemos leído las declaraciones del Ministro de Transporte y estaremos atentos a las resoluciones que emitan las autoridades nacionales. Hasta el momento no existe ninguna normativa que impida a todo el sector vender y operar cabotaje desde el 1° de septiembre en adelante”, explicaron fuentes de la empresa JetSmart.

“El sector necesita contar con plazos mínimos de trabajo y que hacen también a la planificación de los pasajeros. Les hemos ofrecido comprar sus boletos con la posibilidad de total flexibilidad sin costos para hacer cambios hasta el 31 de diciembre de 2021, atendiendo a la dinámica producida por la pandemia y a las indicaciones que marquen las autoridades sanitarias”, agregaron.El aeropuerto de Ezeiza, vacío durante las medidas de aislamiento por la pandemia

En Flybondi señalaron que mantienen su cronograma a la espera de que haya una confirmación oficial sobre los cambios. Un 30% de los vuelos que tienen vendidos son para volar entre septiembre y octubre. Esos tickets cuentan con flexibilidad para el cambio de fecha.

Desde la Anac aclararon que su resolución solo hacía referencia a la venta de tickets y que fue publicada para evitar que las compañías comercializaran pasajes para fechas que no estaban autorizadas y que pudieran provocar postergaciones para los pasajeros.

“Las operaciones y autorizaciones estarán supeditadas al efectivo levantamiento de las restricciones impuestas al transporte aerocomercial y a las modalidades de operación que oportunamente se pudieren establecer en función de la salida ordenada de la emergencia generada por el coronavirus”, señalaron en un comunicado. Y advirtieron que el organismo se encuentra a la espera de las medidas que implementen las autoridades sanitarias y el comité de expertos designados por el Poder Ejecutivo.

En Transporte reiteraron que septiembre nunca fue una fecha operacional y que solo se dispuso para la venta de pasajes. La vuelta de los vuelos comerciales depende, cada vez más, de la situación sanitaria y reconocieron que hoy no están dadas esas condiciones.

Una de las preocupaciones de las empresas internacionales es que se puedan aplicar multas por la venta de pasajes de vuelos que aún no fueron autorizados. “Habrá que ver cómo seguimos con este esquema de pocos vuelos y solo para repatriados o personas que puedan viajar. El esquema de vuelos abiertos para turistas continúa cerrado”, manifestaron.

Fuentes oficiales reconocen que la situación sanitaria no está dada para que haya un cronograma de vuelos comerciales. Y la opción de programar vuelos entre ciudades del interior, sin pasar por Buenos Aires, fue descartada. Son varios los gobernadores no estuvieron de acuerdo con esa idea.

Algunas operaciones ya se fueron cancelando por la baja demanda

La semana pasada, el secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, señaló que es prematuro hablar del regreso de los vuelos comerciales. “La hipótesis que teníamos nosotros era empezar a habilitar algún vuelo local entre ciudades que no estén tan afectadas, por ejemplo Córdoba o Santa Fe, antes de comenzar por Buenos Aires. Ahora se complicó en todos lados, ¿no?”, explicó a Cadena 1 de Neuquén. El funcionario aseguró que solo se volverán a habilitar los vuelos cuando no haya un riesgo epidemiológico.

Muchas de las líneas aéreas internacionales ya tienen definidos cronogramas de vuelos comerciales a partir de septiembre. Sin embargo, algunas otras comenzaron a postergar la vuelta de los vuelos desde y hacia Buenos Aires, por la falta de definiciones sobre las fechas y por la caída en la demanda. Es el caso de Emirates, que suspendió el reinicio de sus vuelos regulares entre Dubai y Buenos Aires —con escala en Río de Janeiro—, que originalmente estaba programado para septiembre.

Mientras que la aerolínea estadounidense American Airlines presentó un cronograma donde retomará sus vuelos desde Ezeiza a Nueva York y a Dallas recién a fines de octubre y suspenderá la ruta entre Buenos Aires y Los Ángeles, señaló El Comodorense.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados