Chubut

Javier Touriñan asumió con la misión de «unir» a oficialistas y opositores

El nuevo secretario General de Gobierno de Chubut solamente aspira a irse en seis meses «con una alegría», mientras el gobernador se mostró eufórico y habló de «una nueva etapa». Después, Javier Touriñan explicó por qué apoyó en su momento el endeudamiento que ahora procura reestructurar. El gran desafío para el nuevo funcionario será unificar criterios entre oficialistas y opositores para que se apruebe el proyecto de renegociación de la deuda provincial. El titular del bloque oficialista de diputados Juan Horacio Pais confió en que la ley sería aprobada este jueves, pero Touriñan se mostró mucho más cauto.

No faltó casi nadie a la asunción de Javier Touriñan -esta vez como secretario General de Gobierno- este miércoles 5 de agosto en Rawson. Reemplaza a Andrés Meiszner, quien llegó a estar apenas 33 días en el cargo. Estuvieron en el acto los hermanos Ricardo y Gustavo Sastre y diputados del Interbloque y del Frente de Todos, además de los oficialistas de Chubut al Frente.

Luego de su asunción, Touriñan recordó que aceptó el cargo porque «la provincia me dio mucho y es momento de devolverle todo eso», aunque también porque «llegó un pedido del Gobierno Nacional y aquí estamos para colaborar».

No dejó de recordar que solo estará seis meses ya que «es el tiempo que considero prudente para conseguir objetivos. Si lo logro tendré una alegría, y si no tendré que dejar la posta a otro».

Señaló también que «vamos a continuar conversando con todos los sectores y viendo cómo acercamos posiciones. El consenso perfecto no existe y siempre hay que ceder alguna parte, pero lo importante es el objetivo común que es sacar a la provincia adelante».

«Hay particularidades e ideologías distintas, pero debemos encontrar el camino que nos lleve a la solución al problema financiero de la provincia, que ya pasa a ser de la gente porque los afecta directamente», agregó el reciclado funcionario provincial.

El mismo amor, la misma deuda

Con respecto a la Ley de Reestructuración de la deuda, Touriñan sostuvo que «el trabajo que hizo el Ministerio de Economía, y el que están llevando adelante los diputados con los pedidos de informes, análisis y continuo diálogo, se verá reflejado en el acompañamiento que dará la Cámara a este proyecto».

Mientras poco antes el titular del bloque oficialista de diputados, Juan Horacio Pais, confió en que la ley sería aprobada este jueves, Touriñan se mostró más cauto.

Un momento incómodo vivió el funcionario cuando se le recordó que siendo diputado, su bloque -el Frente Para la Victoria- votó la ley de endeudamiento de 650 millones de dólares cuyo proyecto elevó en 2016 el Ejecutivo que encabezaba Mario Das Neves.

Touriñan dijo que «hubo presiones; pedidos de intendentes» que recibirían el 15% para efectuar obras que luego trocaron por cubrir gastos corrientes, al igual que el Gobierno provincial.

«Así es la democracia. Se hace lo que decide la mayoría, aunque yo no hubiera estado de acuerdo; o por ahí no estuve presente», respondió quien hace cuatro años presidía el bloque de la mayoría en el parlamento de Chubut.

¿No será demasiado?

El que estaba eufórico este miércoles en Rawson era el gobernador Mariano Arcioni, quien dijo: «festejo y veo con agrado la presencia de todo el arco político de la Provincia acompañando la asunción del ingeniero Touriñan. Muestra a las claras la compresión y razonamiento. Son momentos muy difíciles los que estamos atravesando y vamos a atravesar. Hoy tener el acompañamiento de todos es una muestra clara hacia dónde queremos ir hoy los chubutenses».

«Cuando asumimos sabíamos la situación que nos tocaba enfrentar. Cuando estábamos en campaña hablábamos de la reestructuración de la deuda y siempre dijimos la verdad. Siempre pedimos el acompañamiento de todos los sectores; por eso me complace ver a todo el arco político en este acompañamiento al ingeniero Javier Touriñan» que él mismo trasladó «al gobernador y su equipo».

Arcioni acotó que «hoy necesitamos más que nunca estar todos juntos. Los intendentes saben bien por lo que están pasando, cada uno tiene su problemática, pero también saben que tienen que acompañar a la Provincia porque si le va bien a la Provincia les va bien a ellos».

«Acá no hay nada mágico. Nuestra responsabilidad es sacar esta Provincia adelante, posicionarla, darle el desarrollo y la producción que necesitamos. Hoy comienza una nueva etapa: la del consenso, la discusión y el debate», concluyó el gobernador de Chubut.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados