Curros

González justifica el porqué sus hijos tenían un bosque de marihuana

Los chubutenses comentaron a través de la red social de Facebook en la cuenta de la radio del Grupo Jornada, de la cual es dueño González, y quien además, también se hizo entrevistar por su propio medio FM Tiempo, lo siguiente.

Ph Rocco Tw, señaló que “pobre hombre… se meten con la familia, la mujer era hija única, el hermano es alérgico, y a él le gusta vivir bien. Por eso, tenía unas plantitas… que mal pensados que son”.

Por su parte, Edel Beatriz Jones, expresó a través de su comentario que “señor, no nos tome por idiotas”.

Asimismo, Miriam Albistur, dijo que “no puedo creer lo que él dice. El hermano lo ayudaba con la terrible plantación, y con otras plantas alucinógenas que tenían”.

“No tiene vergüenza ese tipo, toda esa marihuana no era para consumo personal… encima le da la cara. ¿Le duele que se metan con su familia? Déjese de poder hombre, y cállese, si no tiene nada coherente que decir”, afirmó Maria Fer Nanda en a través de su cuenta de Facebook.

Para Anahi Soledad Cervero es un “cara dura. Qué tiene que ver sea sietemesino con una plantación de cannabis. Si vas a mentir, por lo menos ármala mejor, porque esta no la cree ni Dios”.

Patricia Beltran Beltran, dijo que “yo fui sietemesina hace 55 años, y mi hermana ni mi familia me hicieron una plantación”.

Esas reacciones de los usuarios fueron generadas, a través de una polémica entrevista que protagonizó González en un programa en el medio FM Tiempo, de donde él es dueño. Obviamente, fue una entrevista complaciente adaptada a sus necesidades, y no con la verdad, afectando así la dignidad de los ciudadanos decentes.

González, le ve la cara de boludo a más de uno. Es por eso, que el juez que lleva el caso alegó que son gravísimos los delitos.

Sin embargo, Héctor González no es un ciudadano cualquiera, es sindicalista y el dueño del diario Jornada. Así que, en su alrededor convergen muchos intereses políticos. Tanto así, que el caso es un verdadero secreto.

Como rumores de pasillo, la Justicia cree que “la siembra de marihuana podría haber sido usada para elaborar estupefacientes”, pero será la Justicia Federal de Rawson, la que decida, ya que ellos son los que llevan el caso.

En la Argentina, el comercio de estupefacientes a gran escala se considera una figura delictiva muy grave, que está sancionada en el Código Pernal Argentino con penas que irían de 15 a 20 años de cárcel. Amanecerá y veremos.

La publicación en Facebook

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados