Ciencia y Tecnología

Protranslate, un modelo de oficina digital

Si somos trabajadores independientes, el ámbito en donde trabajamos es tan importante como nuestro trabajo. Es necesario que cumpla con algunas condiciones para que nos sintamos cómodos en un lugar en el que pasaremos muchas horas trabajando. No necesitamos de grandes lujos para armar nuestra oficina, pero sí es esencial tener las herramientas adecuadas para que el trabajo no termine siendo un problema que nos afecte la salud.

Por otro lado, las empresas también deben enfocarse en brindarles a sus empleados un lugar digno y seguro para trabajar. Sin embargo, en un mundo actual en el que cada vez más personas se conectan, trabajan y comunican en línea, las oficinas también están cambiando.

¿Qué es una oficina digital?

Una oficina digital es una plataforma en donde tanto el dueño de la empresa como los clientes pueden interactuar y hacer sus transacciones comerciales de la misma forma que lo harían en una oficina presencial, pero con las herramientas virtuales que ofrece la tecnología.

Aunque todavía hay personas que desconfían de todo lo relacionada con las actividades online, las plataformas digitales son cada vez más seguras. Por eso, es importante destacar un ejemplo del funcionamiento adecuado y dinámico que brinda una oficina digital.

La oficina de traducción Protranslate es un emprendimiento en funcionamiento y con experiencia en el mercado de las traducciones, que demuestra hasta donde se puede llegar con una oficina virtual. En este caso, la empresa de traducciones trabaja solo de esta forma remota, pero les brinda a sus clientes servicios de primera calidad en un mismo sitio, sin que tengan que moverse de sus casas.

Sucede lo mismo con los traductores que forman parte del equipo profesional de Protranslate. Trabajan solos o en grupo de manera remota y con la utilización de todas  las aplicaciones de comunicación disponibles.

Además, una oficina virtual como la de Protranslate es internacional, ya que tienen acceso a ella personas de todo el mundo, sin importar el idioma en el que hablen. Las ventajas para estos clientes son varias, tales como:
– Cotizar en línea. Solo tienen que cargar el documento a traducir en la oficinal
digital y esperar a la cotización que llegará en solo algunos minutos.
– Un equipo de más de mil traductores en línea. La oficina en línea permite tener
un equipo de profesionales mucho más grande que cualquier otro tipo de oficina
tradicional. Cada uno de los traductores especializados están conectados con la
empresa y entre ellos para trabajar en equipo cuando es necesario.
– Tanto la entrega como el pago se hacen de la misma manera, todo a través de la
plataforma u oficina digital de Protranslate.

Conclusión

Las oficinas virtuales garantizan un tipo de servicio diferente pero mucha más rápido y eficaz que el de una oficina tradicional. Las ventajas anteriormente mencionadas se refuerzan con un equipo de soporte al cliente que siempre está listo para guiarlos y
asistirlos en cada necesidad que se presente.

Con seguridad, las oficinas virtuales irán actualizándose y mejorando aún más con el tiempo, pero ya son una realidad concreta y muy útil para las empresas de traducción y de todos los rubros que se animen a tener una.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados