Chubut

Otarola tenía a la niñera de asesora y le pagaba $340.000 a un jardinero peruano

Un verdadero escándalo se vive en la provincia de Chubut luego de que se dieran a conocer datos de una causa por presunta corrupción que lleva el nombre de «Ñoquis calientes» y que involucra a la ex ministra de Familia y ex diputada, Cecilia Otarola.

Según la información, la ex funcionaria le pagaba 340 mil pesos mensuales a un supuesto asesor que era de nacionalidad peruana y de oficio jardinero y que residía en la Ciudad de Buenos Aires. También, a la madre de un ex funcionario vinculado a hechos de corrupción, a su niñera como subsecretaria y una lista de, al menos, 24 asesores.

«Lo que investiga el fiscal es la contratación de personas de su confianza durante 2015 y 2019 a donde ella era diputada provincial. La semana pasada se descubrieron contrataciones en el Ministerio de Familia a donde ella era titular», dijo a Cadena 3 Nicolás Gil, periodista del diario El Chubut.

La denuncia fue realizada por su ex asesor Martín Sandoval, con quien Otarola habría mantenido una relación extra matrimonial.

«Los contrataba como asesores y secretarios, tanto en la Legislatura como en el Ministerio. No cumplían funciones y lo que investiga el fiscal es qué parte de los sueldos de los asesores se transferían a una cuenta bancaria de ella. Se quedaba con una parte de esos salarios», indicó.

En este contexto, la ex funcionaria publicó un mensaje en sus redes sociales para defenderse.

“Lamento tener que dar explicaciones sobre mi vida privada. Pero debo decir que tuve con el señor Sandoval una relación personal y de confianza con acuerdos consensuados entre personas adultas”. Y agregó: “El señor Sandoval tenía llaves de mi casa en Esquel. Pero en 2017 la relación comenzó a deteriorarse, él volvió con su ex pareja y ya no viajaba con tanta asiduidad a Rawson”, escribió.

Sandoval había dicho que mientras trabajaba como asesor de Otarola debía darle la mitad de su sueldo para “gastos de la política” y que lo mismo hacían otros “asesores”.

Con estos detalles fue que el fiscal Omar Rodríguez comenzó la investigación y luego fue descubriendo la existencia de los otros colaboradores.

Una vez iniciada la investigación, el gobernador Mariano Arcioni echó a la ministra y este miércoles allanaron la oficina de la misma de donde se llevaron carpetas y computadoras.

El diputado peronista Carlos Eliceche se mostró afligido y preocupado por el escándalo y recordó que sale a luz en un momento de profunda crisis en las arcas provinciales.

“La Provincia está sumergida en una crisis financiera, económica y política muy grande. Estamos muy preocupados por lo que pasa y dentro de eso aparece lo de esta señora”, indicó el legislador a Cadena 3.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados