Chubut

Garay realizó una denuncia contra Garitano por violencia política y de género

El Concejo Deliberante fue escenario ayer de un hecho lamentable que terminó con la concejala Nadia Garay, embarazada de siete meses, siendo atendida por médicos en el propio edificio legislativo y luego realizando una denuncia contra Federico Garitano en la Comisaría de la Mujer por violencia de género y violencia política.

Según contó la concejala del Frente Patriótico, Garitano irrumpió en su oficina pidiéndole explicaciones respecto a su decisión de no tomarse la licencia por embarazo: “Yo estaba en mi oficina, Garitano ingresó sin golpear la puerta y empieza a gritar solicitando que le dé explicaciones de por qué no me tomo licencia por maternidad, pero él no tiene ningún derecho de exigir eso. La licencia por maternidad no es una obligación y yo desisto de ella y lo comuniqué a la presidenta del Concejo a través de una nota. Creo que Garitano quiere que ocupe mi banca una persona representada por él”, contó Garay a la salida del edificio policial ubicado en calle Fontana. “Fue una falta de respeto total, de hecho me amenazó diciendo que él es el presidente del Partido Justicialista de Puerto Madryn, que las cosas no iban a quedar así, que él las iba a resolver a su manera y esto yo lo interpreto como una amenaza. Le pedí por favor que tenga en cuenta mi condición de embarazo, que no venga a gritarme, le dijimos que se retirara pero él siguió y me faltó el respeto insultándome”.

La concejala tuvo que reiterar que “es mi embarazo, es mi decisión, no puede ser que un funcionario haga uso de su condición en beneficio propio. La verdad que le queda muy grande el puesto de concejal”.

Luego de ese momento, Nadia Garay mantuvo una reunión con la presidenta del Concejo, Noelia Corvalán, a quien le solicitó que arbitre “todos los medios necesarios para que haga respetar el reglamento interno. Nosotros venimos sufriendo violencia política desde el 10 de diciembre que asumimos”.

Luego del encuentro con Corvalán, y antes de ir a presentar la denuncia, la edil sufrió una descompensación a raíz de los nervios por lo que tuvo que ser atendida por personal del SEP en el propio Concejo Deliberante: “Yo voy a seguir con mi función legislativa dado que mi embarazo es saludable, pero es lamentable tener que llegar a esta instancia, es patético que un concejal me vulnere en la situación en la que estoy y que utilice esto para hacer politiquería barata”.

La denuncia fue realizada al mediodía en instalaciones de la Comisaría de la Mujer y la propia concejala aseguró que “vamos a ir hasta las últimas consecuencias, no quiero que esto le pase más a ninguna compañera y menos embarazada. No sé cuál es el problema de este hombre que quiere que me tome sí o sí la licencia, pero esto no lo vamos a dejar pasar”.

En el hecho figuran como testigos la concejala Sandra Mancilla y dos asesoras de bloque del Frente Patriótico, señaló El Chubut.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados