Minería

Comunidades mapuche tehuelche se pronuncian en contra de la megaminería

Entre fuertes nevadas y temperaturas bajo cero, las comunidades mapuche tehuelche se pronunciaron contundentemente contra la megaminería y las políticas extractivas de los gobiernos provincial y nacional. Entre otras cosas, cuentan cómo los proyectos megamineros vulneran sus derechos repetidamente, incluso profanando y trasladando un chenque (sitio sagrado y cementerio).

La declaración pone en palabras el protagonismo de las Comunidades de la Meseta en la Segunda Iniciativa Popular (IP) para lograr una ley que prohíba la megaminería y proteja los territorios. La IP, aún con cuarentena covid 19, avanza con paso arrollador por toda la provincia, consiguiendo firmas y apoyo político de organizaciones sociales, productores/as, comerciantes, Concejos Deliberantes (ver nota sobre Declaración de interés municipal de la IP en Puerto Madryn), sindicatos y trabajadorxs de base en lucha. Y aunque para presentar el proyecto de ley las firmas deben superar el 3 % del padrón provincial, en muchas localidades sigue la recolección de firmas pese a ya superar el 10 % de lxs empadronadxs.

La preocupación y nerviosismo crece en el lobby minero, que intenta con noticias pagas y declaraciones de funcionarixs comprados, ocultar el sol con la mano.

En Chubut hay clara consciencia popular de los impactos nefastos que la megaminería acarrearía independientemente de dónde se emplace.

«Ni la crisis económica, ni los duros inviernos, ni el lobby minero y sus dirigentes marionetas, ni la persecución y represión, logran doblegar a los pueblos que habitan estos territorios, dispuestxs cada vez con más newen (fuerza) a multiplicar la resistencia y seguir gritando fuerte y claro: No es No!» manifestó un integrante de la población local.

Comunicado difundido:

Al pueblo mapuche tehuelche y a la población consciente en general

Mari mari kom pu che, pu peñi ka pu lamngen. Los abajo firmantes, habitantes de la meseta, comunidades mapuche – tehuelche, queremos levantar hoy nuevamente nuestra voz por nuestros derechos y por el territorio que habitamos. Y expresamos, que QUIENES VULNERAN NUESTRO DERECHO A PARTICIPAR, Y A DECIDIR SOBRE NUESTRO FUTURO, SON LAS EMPRESAS MINERAS EN COMPLICIDAD CON EL ESTADO.

En la meseta chubutense desde comienzos de este siglo se dieron permisos de cateo y exploración para decenas de proyectos mineros metalíferos. Solo hasta 2012, había 40 proyectos mineros en el departamento Gastre, 12 en Telsen y 34 en Paso de Indios, en etapas de prospección y exploración.

En ningún caso se nos respetó el derecho a la consulta previa, libre e informada a los Pueblos Originarios, como precisa el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (art. 6 y 15), entre otras declaraciones de derechos humanos a los que Argentina suscribe. El cual debió respetarse especialmente, siendo que estos proyectos nos afectarían (y nos terminaron afectando), en muchos casos por estar dentro de territorios de comunidades indígenas, y más que nada, porque sus procesos utilizan y contaminan el agua de las cuencas que usa la gente para su sustento propio y de sus actividades, así como el aire, el suelo, y la biodiversidad existente. Alterando y destruyendo irremediablemente elementos esenciales de nuestra realidad cultural y espiritual.

Un ejemplo claro de esto fue la profanación y traslado del chenque que se encontraba en la zona donde se realizó la exploración para proyecto Navidad, a Blancuntre. Cuando, no solo se pasó por alto la voluntad de las comunidades que se vieron afectadas por aquel acto, sino que también se demostró la falta de escrúpulos de estas empresas y del Estado para violar nuestros derechos, si ello representa un obstáculo a sus intereses.

Tampoco podemos dejar de mencionar en este sentido, el silenciamiento que se da a nuestras voces críticas de la actividad megaminera, de parte de medios de comunicación importantes, que solo muestran y repiten un discurso a favor de esta actividad extractivista, jugando con los intereses y las necesidades de los habitantes de la meseta. Y ocultando que en la realidad, la experiencia indica que la cantidad de puestos de trabajo (en muchos casos insalubres) que se prometen nunca llegan a la población local, que solo queda sumida en la pobreza al no poder, a la larga, realizar otras actividades productivas.

Y esto queremos recalcarlo: la megaminería NO es una actividad PRODUCTIVA, es una actividad EXTRACTIVISTA, NO PRODUCE NADA, solo extrae minerales del subsuelo hasta su agotamiento para su exportación. Contando con enormes beneficios económicos y fiscales gracias a leyes de saqueo como la 24.196, y con vía libre para contaminar por leyes como la 24.585.

Hoy nuevamente nuestro derecho a la participación se ve vulnerado por el gobierno Chubutense, puesto que en momentos donde se quiere definir el «futuro productivo» de la provincia, en ningún momento se convocó a los pueblos originarios.

Pero cada vez nos vamos informando más, y ya no nos pueden amenazar para callarnos. E invitamos a toda la población consciente a informarse, y a no dejar que decidan por ellos. A participar en las movilizaciones y acciones que se van a realizar en los siguientes meses, especialmente a nivel provincial el próximo 4 de agosto (y de los meses que siguen). Y en este momento en el que tenemos la oportunidad de expresar nuestro rechazo a la megaminera por medio de la Iniciativa Popular, invitamos a que se informen de que se trata la ley y a apoyarla con su firma. Las planillas están en Gan Gan, Chacay Oeste y Laguna Fría, Yalalaubat y El Escorial, desde el comienzo de esta movida, y se van a seguir repartiendo por cada punto de la meseta donde la población quiera ejercer su derecho legítimo a participar y expresar su opinión.

EL PUEBLO MAPUCHE TEHUELCHE VIVE

EL AGUA Y EL TERRITORIO NO SE VENDEN, SE DEFIENDEN

NO A LA MEGAMINERÍA

FUERA PAN AMERICAN SILVER

Comunidad Yalalaubat

Comunidad Chacay Oeste y Laguna Fría

Comunidad Mallín de los Cual

Comunidad El Escorial

Fuente: ANRed

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados