Comodoro Rivadavia

Unas 200 personas marcharon para exigir la renuncia del fiscal Rivarola

Integrantes de organizaciones sociales y políticas marcharon este sábado a la tarde por el Centro de Comodoro Rivadavia. Fue para repudiar la definición de «desahogo sexual» con la que el fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, calificó al abuso sexual que un grupo de hombres cometió contra un adolescente en Playa Unión y para quienes pidió una pena de prisión en suspenso. «La Justicia está del lado de quienes tienen poder», cuestionaron.

“Renuncia del fiscal Rivarola, ya”; “No somos un desahogo, somos mujeres” y “Ni Una Menos” señalaban los carteles que guiaron la marcha para exigir la renuncia del fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, por su desempeño en la causa judicial de un abuso sexual múltiple ocurrido en 2012 en Playa Unión.

La movilización fue organizada por organizaciones sociales y políticas después de que el fiscal calificara la violación grupal de una adolescente como “desahogo sexual” y luego de haber acordado con los defensores de los acusados un recurso de juicio abreviado, que en caso de ser aceptado por el juez se traducirá en una pena leve, que evitará que los imputados vayan a prisión.

La concentración comenzó a las 14 en la plaza de la Escuela 83. No hubo discursos sino un documento consensuado para repudiar a Rivarola y cuestionar el rol de la Justicia.

“No hay sentencia con esta carátula y solo tendrían tres años (de prisión) en suspenso. Ninguno de estos hijos del poder irá preso. No hay violación que desahogue. Esta Justicia es profundamente patriarcal y de justa no tiene nada”, denuncia el comunicado.

“Por ser hijos del poder se creen impunes y la Justicia los avala. Repudiamos estos hechos y exigimos justicia. El fallo como el del fiscal Rivarola busca disciplinarnos. Los hijos del poder no van a ganar. Decidimos no callarnos más. Juntas somos poderosas. Unidas somos invencibles”, añade.

Los aplausos marcaron el inicio de la marcha por las calles céntricas donde las canciones contra la Justicia y las autoridades políticas fueron un denominador común para exigir que dejen de abusar y de matar a las mujeres.

Fueron unas 200 personas las que marcharon para expresar su descontento con el desempeño del fiscal Rivarola, pero también con un sector de la justicia y de la política argentina que es cómplice de estas situaciones, subryaron.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados