Chubut

La voz de los sin voz: cómo sobreviven los trabajadores estatales con escasez, bronca, angustia e incertidumbre

Bronca, tristeza y niveles altísimos de incertidumbre rayana con la angustia forman parte de las principales sensaciones de los trabajadores estatales de Chubut que padecen dos meses de atraso salarial en medio de la cuarentena dispuesta por la pandemia de Coronavirus.

Agobiados por las deudas y los intereses de las tarjetas de crédito y perdiendo ingresos por los pagos de los servicios fuera de término, una amplia mayoría de ulos trabajadores estatales consultados por El Extremo Sur considera que el gobernador Mariano Arcioni debería renunciar y que una posible salida sería el cobro de mayores impuestos a las grandes empresas que explotan las riquezas provinciales.

El Extremo Sur convocó a trabajadores estatales para pedirles que expresen sus juicios y sensaciones, y describan su realidad en primera persona ante una crisis cíclica que se reitera en la provincia de Chubut y que los tiene -junto a los jubilados provinciales- como los máximos perjudicados por la ineptitud y falta de capacidad de gestión de un gobierno que sigue pagando la deuda en dólares pero no cumple con el pago de salarios a sus trabajadores ni siquiera en tiempos de pandemia.

Las respuestas se reproducen tal como fueron expuestas por quienes brindaron los testimonios, que siguen llegando a EES al cierre de este artículo.

Estas fueron las preguntas que enviamos desde El Extremo Sur a los trabajadores estatales.

1) Contános cómo la estás pasando sin sueldo durante la pandemia y qué es lo más grave que te pasó por la falta de salario en la cuarentena.

2) Cómo creés que se puede salir de esta crisis en Chubut.

Belén Duré y Maximilian Marchetti, docentes en Trevelin.

1) Somos una familia numerosa, tenemos 4 niñes, nos cuesta mucho comprar leña, comida, pagar la luz, y se suma la incertidumbre de no saber cuándo vamos a cobrar. No estamos pagando las tarjetas y tenemos cada vez más deudas.

2) Creemos que la salida es que renuncie Arcioni y que se trate la Ley Tributaria de Emergencia.

Miguel Arbeletche , docente en Esquel.

1) No estoy pasando mal la cuarentena. He podido estirar el dinero disponible que recibo como sueldo. Así que no es que estoy sin sueldo. El pago está atrasado en exceso pero administrando, algo hay. No tengo menores a mi cargo y pago un alquiler barato comparado con el promedio. Siento que mi situación no refleja las grandes dificultades que tienen otros chubutenses; me siento privilegiado en este estado excepcional. Lo más grave que me pasó fue recibir una intimación a volver a mi domicilio por parte de la policía de la provincia al día siguiente de la aparición del audio del comisario que pedía a un tal Zapata que meta gente en cana.

2) La salida de la crisis estará al alcance del gobierno provincial cuando decida dejar de darle la espalda a su pueblo y cese el pago de la deuda a los acreedores y comience a recaudar de manera extraordinaria de la actividad pesquera, de los terratenientes y Aluar, según lo establece el proyecto de ley que presentó la Mesa de Unidad Sindical hace casi dos años.

Celeste Avalos, trabajadora de la Salud en el Hospital Zonal de Esquel.

1) Estoy transitando esta cuarentena sin sueldo, con un profundo sentimiento de incertidumbre. En principio porque el microorganismo marcó esa impronta, por sobre todo análisis. Y después, la sensación desesperante de no saber cuándo te vas a quedar sin el mango para poder morfar, pagar el alquiler y los servicios básicos. Soy trabajadora de salud, y además estudiante. Es indigerible esta realidad. No pienso solo en mí, o en nosotres como estatales, pienso en todes. Que el gobierno provincial no nos pague el sueldo, que no equipe al sistema sanitario adecuadamente (con lo mínimo indispensable), que debilite la educación pública, que fomente miedo y represión a través de un sistema solapado de «seguridad socio sanitario», que no respete la gestión municipal, que invisibilidad a las comunidades alejadas y a las más vulnerables desabasteciéndolas de redes, sólo habla de un abandono violento hacia nuestra provincia, hacia todas y cada una de las personas que la habita.

2) En principio, el gobierno de Arcioni no nos va a sacar de esta crisis. Que además, desde mucho antes que este nefasto gobernador, y que del COVID-19, ya nos habían expuesto a todo tipo de riesgos. Arcioni debería haber estado lejos de las funciones públicas hace rato. Por fraude, corrupción, y más. Por otro lado, es inminente pensar en una estrategia que permita una redistribución de las ganancias de las grandes empresas/corporaciones, hacia la administración pública provincial. Porque los recursos están en Chubut, es una provincia que puede en materia productiva, social, cultural, etc. Lo que no puede es seguir siendo gestionada por un esquema político neoliberal como el de Mariano Arcioni. Cuyo principal objetivo es imponer la explotación minera en un territorio que ya decidió que no es una posible solución, muy por el contrario atenta contra todo derecho humano. Dicho en otras palabras, que se deje de defender los intereses de los multimillonarios, obligando a les trabajadores a pagar por lo que se están robando.

En relación a la pandemia, quienes deben estar en la primera línea de acción a la hora de planificar estrategias para evitar contagios, para garantizar seguridad genuina y gestionar los recursos para la promoción de salud, es el sector sanitario. El actual ministro no está a la altura de las circunstancias para tal gestión, no lo está para este momento, ni lo estará para lo que se viene. Otro punto, no menor es potenciar la autonomía de los municipios. Y si a futuro nos miramos, la educación pública va ser el pilar de batalla para reparar todos estos daños, sobre todo a las infancias.

Nacho Rearte, trabajador judicial en Lago Puelo.

1) Particularmente a mí me afecta en mí capacidad de ahorro, tengo un acuerdo informal para adquirir un vehículo y no pude seguir pagándolo. Por suerte, reacomodando los gastos no me faltó para comer.

2) Creo q ha sido una crisis buscada para implementar la megaminería. Los contratos de explotación de recursos deben ser renegociados, siempre se caracterizaron por tener una gran extensión temporal y por la baja cifra de regalías, además de no imponer a las operadoras otro tipo de cuestiones (ejemplo: obras para educación, salud, etc.).

Rosana Linari, docente en Puerto Madryn.

1) La verdad es que la estoy pasando un poco mal porque con las lluvias se rompió el techo de mi hijo y se me dificulta poder arreglarlo, además se rompió el auto y lo mismo. Estar encerrada, trabajando un montón y sin sueldo no me parece que muy humano.

2) Me gustaría ver que podemos empezar a edificar otra humanidad.

Miriam Astorgano, trabajadora del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia.

1) Esta pandemia me ha afectado sobre todo el pago de las tarjetas de crédito con intereses, los servicios con recargo y tener casi un cuarto de mi sueldo descontado compulsivamente por la tarjeta por el atraso en el cobro del salario. En esta pandemia nos tocó trabajar casi sin insumos en el Hospital Regional y tener que protestar por las redes sociales, por lo que las autoridades nos retaron diciendo que dejábamos mal a la institución; pero nosotros íbamos a trabajar sin barbijos, guantes o alcohol en gel.

2) Creo que es muy difícil la salida a esta situación porque Chubut siempre ha tenido una matriz productiva y nunca ningún político ha podido ver un futuro, con salidas cortoplacista. Yo que estudio cosmovisión andina, veo que ellos tienen un modelo de integridad y la relación del ser humano con la tierra y las otras especies. Este modelo capitalista y patriarcal no es un modelo para la vida sino para la muerte, cuando la clave es la educación, no la de transmisión de conocimientos sino más amplia que permita sospechar y leer entre líneas. Todos los integrantes de la sociedad civil nos tenemos que reunir para hacer nuestro aporte para salir de la crisis, pero para eso hay que participar y muchas veces la gente sólo espera las soluciones sin buscarlas en ellos mismos para transformar la realidad.

Pilar Disnardo, docente sin trabajo.

1) No solo estoy sin sueldo, sino que no puedo acceder a horas.

2) Para salir de esta crisis, lo primero es rever la situación de provincia, bajarle los sueldos a los políticos, empezar a invertir en educación y hacer auditorias para sacar a todas las personas que hacen fraude adentro del sistema.

Ariel Williams, docente de escuelas públicas y privadas en Puerto Madryn.

1) No estoy cobrando en fecha el sueldo por mi trabajo en escuelas estatales (hasta ayer el estado me debía los sueldos de marzo y abril, supuestamente, depositaron el segundo rango de marzo, yo entraría allí), pero por suerte la escuela privada en la que trabajo, hasta ahora, ha podido pagar en fecha los sueldos, de manera que puedo vivir con eso. No he tenido que enfrentar situaciones graves, por ahora.

2) La crisis de Chubut va a durar mucho tiempo. Desde mi punto de vista, hasta que los gobiernos no desplieguen políticas activas para superar la «petróleo-dependencia» de la provincia, enfrentaremos crisis similares repetidamente.

María Cecilia Pazos, trabajadora judicial en Trelew.

1) La estoy pasando para el orto. A la angustia propia de la cuarentena se suma no saber cuándo voy a cobrar y responder con mis compromisos. Trato de ser lo más ahorrativo posible y en muchas ocasiones me han tenido que prestar plata. Pero se hace una bola gigantesca de deudas que muchas veces no me dejan dormir. Me pongo irritable, lo cual no es nada bueno en el Marco de una convivencia permanente obligada y sin la posibilidad de salir.

2) En primer lugar, el gobierno debería priorizar a los trabajadores, antes que los acreedores. También se deberían revisar los contratos petroleros y aprobar en forma urgente el proyecto del impuesto extraordinario presentado por la MUS. Y si no hay capacidad los gobernantes deberían dar un paso al costado. Eso más allá que somos un país federal y el gobierno nacional no puede seguir haciéndose el distraído.

Julieta Rusconi, docente y delegada de ATECh.

1) La consigna «Sin salario no hay cuarentena posible» a esta altura nos es insuficiente. El pago salarial está estipulado legalmente en nuestro estatuto docente, y actualizado en cada paritaria. En mayo de 2020 nos encontramos haciendo frente a una pandemia, sin tener las posibilidades de cubrir los gastos mínimos utilizando nuestro salario, porque no lo tenemos. El gobierno de Mariano Arcioni debe a la gran mayoría de los docentes dos salarios: marzo y abril, sin un cronograma de pagos. Es una situación angustiante y de incertidumbre: hay que comprar insumos, sea para comer o para limpiar, el alcohol en gel sale más caro que un barril de petróleo, y no hay plata disponible. Tener que comprar comida con tarjeta de crédito, o cargar combustible en el auto, refinanciar todos los gastos fijos y pensar un tetris de pagos: si pago la luz, puedo dejar vencer el cable y así, ni hablar del pago de alquiler, con todos los intereses que corren.

2) Los trabajadores necesitamos votar un plan de lucha y un programa de salida. Para eso nosotros, desde el Partido Obrero, planteamos un plenario general de delegados de base de todos los sindicatos. Y como puntos programáticos de propuestas de salida, planteamos en primer lugar la investigación y el no pago de la fraudulenta deuda provincial que vacía la provincia todos los meses. En segundo lugar la necesidad de avanzar contra los grandes capitalistas provinciales con un verdadero impuesto para que la crisis la paguen los capitalistas. Planteamos la nacionalización bajo control obrero de los recursos naturales de la provincia, como los hidrocarburos. Y todo esto ponerlo al servicio de desarrollar industrialmente a la provincia, bajo control de los trabajadores. Planteamos ante el lobby minero, que sigue presionando para poner en marcha «Proyecto «Navidad», que la provincia ya se expidió por el «No es no», que el saqueo y la contaminación no es ninguna salida.

Christian Williams, guía de pesca.

1) En un momento de incertidumbre total por el no cobro de los sueldos en Chubut sumado a la imposibilidad de trabajar la estamos pasando muy mal ante la desidia y abandono del gobierno de Chubut agravado con la pandemia.

2) De esta crisis salimos solo si el gobernador da un paso al costado y asume alguien que siga los lineamientos del Estado nacional con una nueva reestructuración política y nuevas reestructuraciones económicas.

Daniela Catena, docente en Puerto Madryn.

1) Llevamos más de un año de pago escalonado de pago de nuestros salarios y por eso estamos casi acostumbrados a hacer malabares. Al principio tuve que pedir dinero prestado a la familia y después lo fui devolviendo, pero es de esperar que uno no termine naturalizando esto. Mañana hay una casi movilización, con todos los recaudos, pero el ministro de Seguridad ya dijo que no podemos reunirnos para reclamar, aunque sea algo legítimo.

2) La única manera para que se solucione es que Arcioni se vaya porque ya demostró que no puede y no quiere, básicamente es un incompetente. O se aleja solo o el resto de los poderes deberían accionar de alguna manera porque la gente ya se expidió en un montón de movilizaciones, más allá del no pago de la deuda. Arcioni ahora quiere justificar la crisis con el tema de la cuarentena o del petróleo, pero nosotros llevamos así muchísimos meses; nos está sacando muchísimos derechos: el del salario y el de trabajar.

Cristian Brugo, empleado judicial.

1) Muy mal transcurrí toda la pandemia sin haber percibido los salarios obligando esto a endeudarme con la tarjeta. Lo peor que me pasó, fue la acumulación de cuotas vencidas del crédito hipotecario Uva.

2) De esto se sale cambiando los actores políticos que estén a las alturas de las circunstancias que sean capaces de administrar correctamente esta provincia aplicando una correcta distribución de riquezas (negociar la deuda, y modificar el sistema impositivo).

Muriel Manrique, maestra de nivel inicial.

1) Cuando me consultaron tuve muchos comentarios para escribir, en realidad me siento con una angustiante inestabilidad económica, porque nuestros sueldos no aparecen pero lo demás sigue su curso y con intereses. Soy docente con un cargo y dos hijos, sumado a esto vivimos está pandemia y en encierro.

2) Pedir solicitar exigir la renuncia del gobernador y todo su gabinete por el bien general de todos los chubutenses, juicio político. No sé si solucionamos algo, pero sacaríamos a alguien totalmente inoperante del cargo que juega con nuestro bolsillo.

Luis Carranza, docente en Puerto Madryn.

1) La pasamos mal porque dejamos de pagar cuotas de algún comercio o impuestos, seleccionamos que pagar. Lo grave es vivir en esta incertidumbre de no saber cuándo se termina lo que tenés y no saber a dónde concurrir o qué hacer cuando pase. En estos últimos meses nuestro salario estuvo y está destinado a víveres, no se puede planificar nada. Sentimos angustia, desazón de vivir así.

2) Cuando estoy tranquilo pienso que una nueva Ley Tributaria ayudaría a que los Benetton, Aluar o los molinos eólicos paguen impuestos. Cuando me siento mal quiero que se vayan todos estos políticos, ya que no sirven para administrar esta provincia, y además en su ineficacia lo único que muestran es a la minería como solución. Pero todos sabemos que la minería no sirve, y mucho menos en esta provincia, Chubut se quedaría sin agua potable.

Carmen De Britos, docente en Comodoro Rivadavia.

1) Soy de las docentes del 2do rango de las que todavía no cobramos marzo, ni abril. Lo estoy pasando complicado, he ido al supermercado 4 veces a comprar lo básico, pollo que es más económico que la carne roja y muchos fideos y arroz, papel higiénico, lavandina y jabón para la ropa. Lo más grave es haber llegado a esta situación y seguir viendo que nuestra plata la despilfarran y a nosotros nos siguen diciendo que no hay plata y ahora la pandemia les permiten utilizarla para seguir sin pagarnos y el discurso es entre todos saldremos de la crisis. Pero hasta ahora los todos seguimos siendo los trabajadores y trabajadoras que somos los que seguimos sin cobrar nuestros salarios y con eso se sigue pagando la deuda externa.

2) Que el gobierno les cobre el 50% más de las regalías a las petroleras y que deje de pagar la deuda.

Castillo Valle, docente de escuela secundaria.

1) Vine hace unos años a esta provincia vivo sola con mi hija de 12 años, no soy titular y tengo 2 hijos que estudian fuera de esta provincia. Soy madre soltera y no cobrar me complica demasiado ya que no puedo pagar nada, ni enviar el dinero para que mis hijos tengan lo mínimo para comer. Cobro y pagar todo doble no me rinde nada, el alquiler encima mata. La verdad no veo que esto de no pagarnos al día sea por la pandemia, ya veníamos así los docentes atravesando una crisis económica de una herencia propia de un gobierno que prioriza otras cosas y un Estado ausente hoy en la incertidumbre total.

Graciela Araneda, maestra en Corcovado.

1) Con pandemia o sin pandemia, sin cobrar durante dos meses es caótico para cualquier familia. A mí personalmente se me complica mantener el alquiler de mi hijo que estudia en otra provincia, con todo lo que ello implica.

2) Tal vez una de las posibles soluciones sería la aprobación de la Ley Tributaria.

Nahuel Niseggi, profesor de música.

1) El problema es que ahora son dos meses!!! y vuelvo a la misma situación de principio de año de estar atrasado con todo, sin un peso y sin saber cuándo voy a cobrar. Me deben altas del año pasado y pido en estos tiempos que no me aparezcan porque por la deuda subiría por ese mes de rango y sería desastrosa la espera. Es Increíble, y yo no uso tarjeta de crédito ni tengo actualmente préstamos. Tengo una buena carga horaria de trabajo, pero así y todo estoy pasándola muy mal. Hace una semana mi cuenta está en 0.

2) Según pesca Chubut, el último año se perdió por pesca ilegal 14.000 millones de dólares. Eso representaría para los 150.000 empleados públicos que tiene Chubut según ADN sur, a un dólar a 65 pesos: 6 millones de pesos para cada empleado público por año. Que se escapó de manera ilegal. Ni hablar, si contamos los subsidios de cada vez que baja el barril a Pan American Energy, donde prácticamente el Estado paga los sueldos de los petroleros de una empresa privada de un mineral estratégico para el desarrollo del país. Las empresas privadas, exportan y cotizan en dólares sus acciones, dejan pequeños impuestos equivalentes a una pequeña parte de sus declaraciones juradas en pesos, mientras nuestra deuda impagable sigue siendo en dólares. Tenemos ALUAR, Hidroeléctrica Futaleufú, Pan American Energy, Benetton (que le subsidiamos la producción maderera), Dique Ameguino, energía eólica, pesca, turismo, terratenientes que poseen tierras improductivas, ganadería. Deberíamos ser una provincia donde como empecé la respuesta, si no se le escaparan solo de pesca ilegal 14.000 millones de dólares, los escasos 150.000 empleados públicos no deberíamos tener ningún derecho vulnerado, tiene recursos no solo para el salario, sino para construir viviendas, hospitales, plazas y hasta capaz que un avión a cada empleado. Es inconcebible que haya hambre en Chubut. Pero no es ineficacia. Es el plan. Hace dos años la MUS viene pidiendo que las empresas colaboren con la distribución de las ganancias y paguen al menos un impuesto equitativo a las ganancias que se llevan y no las limosnas que dejan. Pero nuestra democracia, está manejada por estas empresas, y nuestros políticos son sponsors de estas empresas que les bancaron la campaña para perpetuar esas ganancias a costa del hambre de los chubutenses. La única forma de cambiar esto, es respetar la constitución provincial, que cada funcionario cumpla con sus funciones y que cada poder independiente del Estado sea independiente. Pero si eso pasara, no quedaría hoy representación humana en ninguna cartera.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados