Cordillera

El intendente Ongarato aclaró sobre el veto a ordenanza que congelaba sueldos

La resolución que veta el congelamiento de sueldos de cargos políticos en el municipio de Esquel generó polémica, con críticas a la decisión adoptada por el intendente Ongarato de parte de distintos sectores de la comunidad, incluido el Concejo Deliberante que había aprobado la norma por unanimidad el pasado 25 de marzo en sesión especial, dentro del proyecto de declaración de emergencia económica y social.

Precisamente la declaración de emergencia social fijaba en su artículo tercero la suspensión de los incrementos salariales en la planta política a partir del 1 de marzo y hasta el 30 de junio del 2020, medida que incluía a los cargos políticos del Ejecutivo Municipal, Concejo Deliberante, Juez de Faltas y Secretario de Faltas. De esta forma, los sueldos se debían retrotraer a los montos abonados al 31 de enero del 2020, generando en las arcas del municipio un ahorro de más de un millón de pesos.

En la resolución que veta este artículo de la ordenanza, se cuestiona la medida al ser planteada como un «aporte solidario del sector político ante la situación actual».

Sosteniéndose que «los aportes de tipo solidario corresponden al fuero personal de cada ciudadano y deben realizarse sin ser visibilizados, de modo de evitar comparaciones y confusiones que quiten el foco de la situación que debe resolverse», al tiempo que se señala que «si algún funcionario lo desea puede prescindir de un porcentaje de sus haberes, pero no sería necesario que esté dispuesto por una ordenanza».

No al descuento compulsivo 

El propio intendente salió ayer a explicar los motivos de su decisión, señalando que «no es necesario un descuento compulsivo de sueldos» en la planta política del municipio y que no había sido informado de la medida que iban a tomar los concejales días atrás cuando se realizó la sesión especial para tratar la emergencia.

Ongarato expresó que, previo a la sesión, «tuvimos una reunión con los concejales en la cual hablamos de las acciones que se habían tomado desde el COEM en prevención de la población por el coronavirus y de la necesidad de asistir con alimentos a más familias de Esquel que no están contando con ingresos por la situación de aislamiento».

Dijo en este sentido que con los ediles de todos los bloques «se habló sobre la necesidad de declarar la emergencia para que el municipio pueda disponer de fondos y efectuar la compra a empresas locales de estos alimentos para asistir a más de tres mil familias».

En este aspecto, expresó Ongarato que «no se habló de congelar el sueldo de los funcionarios, no se analizó el tema y luego fue la sesión en donde se declaró la emergencia y se incluyó este punto que hace al congelamiento de sueldos. Creo que no es la forma de hacer esto a las apuradas, sin aviso y sin el debido análisis, afectando los ingresos de funcionarios que trabajan muchas horas. Por otra parte, hay funcionarios que ya están donando hasta el 20 % de su sueldo por esta emergencia sin tener que anunciarlo ni sacarse la foto, y ahora se le impone en forma compulsiva otro 10 % más de aporte, me parece que no corresponde y fue un error de los concejales haber sacado esto sin estudiarlo entre todos» expresó.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados