Curros

ALUAR celebra que la política esté en cuarentena

La pregunta es si la política debe estar o no en cuarentena, algo que cae por su propio peso, si hay algo que hizo menos dificultoso el ingreso del COVID 19 fue la presencia permanente de La Política.

La política sanitaria marca el rumbo y la vida social de nuestro país, eso no está en discusión y los especialistas no tiene grietas. Cuarentena y aislamiento hasta que el mundo encuentre la cura.

Pero es más fácil colgarse del discurso sanitario de Alberto que el de acompañarlo en el esfuerzo por poner en caja a los “poderosos”, en hacerles entender, que en estos momentos difíciles los que más tienen deben poner un poco más.

En Chubut se dio un caso que pareciera que la misma dirigencia política que busca mostrarse cerca del presidente Alberto Fernandez a través de fotos o las redes sociales, es la misma que lo deja solo batallando cuando no son los simples ciudadanos que circulan por las calles a quienes hay que llamarlos al orden, es más fácil meter presos a los Chimangos que llamar a la responsabilidad empresarial a los “poderosos”, tal el caso de ALUAR.

ALUAR y el arco político en sintonía fina

Cuando el Presidente Alberto Fernández puso en caja a Techint toda la dirigencia oficialista aplaudió de pie, todos se golpearon el pecho en una clara muestra de sentido de pertenencia y empatía con el pueblo, con los trabajadores, haciendo saber que ese es el camino, Alberto era el Comandante que el pueblo y la dirigencia esperaba.

Por eso llamo tanto la atención en la soledad que dejaron al Presidente en sus simpatizantes, costó bastante escuchar o leer que alguien, algún dirigente o militante recoja el guante y ponga en discusión y debate la falta de empatía y solidaridad del poderoso Empresario MADANES QUINTANILLA, dueño del Imperio ALUAR, tal vez el único que se expresó fue el Justicialista Miguel “Coné” Diaz, quien acusó al empresario de mostrar una actitud especulativa, falto de solidaridad y de irresponsabilidad empresaria, aprovechando su red social para refrescar la memoria de cómo Madanes Quintanilla y el grupo ALUAR, se sirvió del Estado para hacerse de una represa hidroeléctrica, dos tendidos de 600 kilómetros de alta tensión y 400 kilómetros de trenes, algo que pago el Estado Argentino (que somos todos, dijo Diaz), también recordó el millonario Blanqueo de dinero que hizo Madanes y los aportes millonarios de campaña que frecuentemente hace el CEO de Grupo empresario.

Coné Díaz hizo un análisis de los números de Madanes Quintanilla y el Grupo ALUAR, citando testimonios del mismo empresario y fuentes incuestionables de información pública.

Recordó que el Grupo ALUAR solo en 2018 obtuvo una ganancia de 1.600.000 millones de Dólares.

Que sus casi 6000 empleados con hicieron que esa empresa tenga dividendos estrafalarios.

Haciendo mención del recorte del 30% del sueldo de sus trabajadores, cuestionó que otra vez los más débiles son los que más carga soportan con estos empresarios especulativos.

Destacando que el recorte a los trabajadores que fue de casi un tercio de sus haberes, si lo hubiera hecho el grupo empresario, hubiera disminuido su ganancia en solo 1,6%,.

Cuestionó fuertemente esos datos, dijo indignado, a quien golpea más el recorte? a un trabajador cuyo sueldo puede ser de entre $90.000 o $100.000 cuyo golpe en el bolsillo es de $30.000 o a un Empresario que tiene ejercicios económicos con saldo positivo por 1.600.000 millones de dólares cuya disminución es de sólo el 1,3% se preguntó.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados