Chubut

Massoni se despega de la policía y hay nuevas denuncias

El ministro de Seguridad dijo ver «un maltrato innecesario»; se conocieron dos nuevos casos de abuso en Trelew y se confirmó el aberrante caso de Puerto Madryn. Son descripciones de hechos que ocurrían en este país durante la dictadura militar.

El ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, afirmó que en la ciudad de Comodoro Rivadavia “los colectivos siguen circulando como circulan los de Trelew, donde llevan a los empleados de salud, empleados policiales y aquellos que tengan una urgencia, una necesidad. Si tiene una emergencia puede subir al colectivo”.

En relación al video que circuló por las redes donde personal policial baja del micro a un joven que le iba a comprar remedios a su madre y que abrumado por los gritos de un policía se quedó inmutable, siendo bajado de la unidad, esposada y detenido, el ministro reconoció que “veo un maltrato completamente innecesario porque se puede llevar a una persona detenida tratándola con respeto; el policía debe ser educado”.

En declaraciones que hoy publica Jornada, el polémico funcionario añade que “cuando vean abuso policial de cualquier manera, hay que denunciarlo porque no sólo interviene la Justicia, también vamos a intervenir nosotros como lo estamos haciendo y generamos las acciones necesarias para generar sumarios y hasta podemos exonerar efectivos policiales que no cumplen con su deber”.

EN TRELEW

En las últimas horas, una vecina de la ciudad de Trelew denunció el exceso de violencia ejercido por la Policía del Chubut al detener de forma arbitraria a su hijo, quien se encontraba cerrando su vehículo a metros de la vivienda donde vive.

A través de un descargo en Facebook, Estela Vázquez relató cómo agentes de la policía “atropellaron” a su hijo mientras éste cerraba su auto frente a su casa.

Vázquez dialogó con El Comodorense Portal de Noticias y describió que el hecho sucedió en el barrio Primera Junta de la ciudad valletana de Trelew, donde “la policía venían corriendo a un chico por la calle Nicaragua y mi hijo que vive ahí estaba afuera por cerrar el auto. Lo atropellan sin preguntar nada, lo tiran al piso y lo meten al patrullero. Ni siquiera cerró su casa. Los vecinos les gritaban -a la policía- que él vive ahí y no los escucharon”.

Y continuó: “Me avisan enseguida y corro para la comisaría Tercera. Ahí les digo que no pueden atropellar así a las personas”.

Asimismo, indicó que en la comisaría le dijeron “que denuncie en Fiscalía si quiero”.

Para finalizar, señaló que cuando liberaron a su hijo, éste acusó golpes por parte de la policía aunque no quedaron marcas visibles en su cuerpo.

En esa misma ciudad del Valle, este mediodía la vecina Cristina Jaramillo narró en FM El Chubut otro aberrante caso de abuso policial que la tuvo como víctima. Todo se desencadenó al ser detenida cuando limpiada la vereda de su casa.

«Un vecino me denunció, la policía llega, me coloca las esposas y me llevan, dejando a mi hijo de 9 años solo y sin poder llamar a nadie para que lo cuidara», dijo.

«La denuncia correspondiente ya la hice en Fiscalía porque no quiero que esto quede acá», acotó.

«Jamás me negué a entrar a mi casa, ni le falté el respeto a la policía, pero no me dejaron ni entrar ni llamar a nadie. Se acercaron funcionarios policiales a interiorizarse de la situación y pedirme disculpas por lo ocurrido», añadió Jaramillo.

EN MADRYN

El presunto abuso se realizó en comisaría tercera de Puerto Madryn y la denuncia fue radicada ante el Ministerio Público Fiscal por la Defensoría Pública este lunes, adelantó FM Namunkurá, medio de la ciudad valletana.

«La denuncia se realizó y hasta que se levante el aislamiento solo podemos realizar colecta de pruebas», confirmó a Mil Patagonias una fuente de la Defensoría Pública.

El hecho es similar al denunciado por una trabajadora gastronómica, que de hecho compartieron el mismo calabozo, durante unas tres horas, la noche del lunes 23 de marzo.

“Me llevaron a un baño con una policía que me hizo desnudar de manera muy prepotente, una vez desnuda de espaldas, me hizo realizar dos sentadillas, luego me llevaron a un calabozo en compañía de otra señora, en el cual nos tuvieron alrededor de 3 horas” declaró la trabajadora del Sanatorio de la Ciudad, según fuentes judiciales.

MASSONI Y GOMEZ

En su conferencia de prensa de Comodoro el lunes, el gobernador Mariano Arcioni habló de solo dos presuntas denuncias, cifra que repitió luego el ministro de Gobierno y Justicia, José María Grazzini, pero lo cierto es que los casos de abuso policial son muchos más y no todos han sido denunciados.

No obstante, en las redes sociales pueden verificarse que los abusos se cuentan por decenas y que son tácitamente avalados tanto por el ministro Massoni como por el jefe de Policía de Chubut, Miguel Gómez, de oscuro pasado a partir de los apremios y abusos que encabezó en marzo de 2009 cuando al frente de un grupo del GEOP literalmente ocupó la localidad de Corcovado buscando al homicida Cristian Mai Bustos.

Los aberrantes detalles de los casos remiten inevitablemente al pasado más oscuro de la reciente historia argentina, el que transcurrió entre 1976 y 1983.

Massoni fue denunciado en los últimos días por diputados provinciales, concejales de Rawson, dirigentes sociales, los diputados nacionales Gustavo Menna e Ignacio Torres y por decenas de ciudadanos que residen en esta provincia, a los que se les procura convencer de que solo con formas autoritarias se evitará la propagación del coronavirus.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados