Sociedad

Un sistema permitirá saber cuánto falta para que el micro llegue a la parada

La tecnología militar -la que con más presupuesto para desarrollo cuenta- siempre ha marcado los avances tecnológicos que finalmente llegan al ámbito civil. Un buen ejemplo es el GPS: Sistema de Posicionamiento Global, llamado originalmente NAVSTAR GPS, ahora disponible hasta en los teléfonos celulares. Estos dispositivos permitieron crear aplicaciones que ayudan a los usuarios del transporte público de pasajeros, y un pionero en Mendoza fue la empresa El Plumerillo (Grupo 6).

Hoy también tiene este servicio, denominado Cuándo Arriba, las empresas El Cacique y Empresa Maipú, y desde el gobierno provincial están trabajando en un aplicación similar que se llamará Sistema Inteligente de Transporte (SIT).

Antes de la implementación del sistema Mendotran, el Grupo 6 ya ofrecía este servicio Cuándo Arriba para sus usuarios, que permite saber en tiempo real a qué hora viene el micro, donde se encuentra cada unidad, y cual es la parada más cercana que disponemos, entre otras cosas.

¿De que se trata el SIT?

Según la Secretaría de Servicios Públicos, el Sistema Inteligente de Transporte (SIT) permite monitorear en tiempo real lo que ocurre con el transporte público, tal como el sistema Cuando Arriba, dando la ubicación exacta de cada unidad, y las paradas más cercanas, pero además datos pertinentes que son de uso exclusivo de la Dirección de Transporte.

-Servicio de seguimiento en tiempo real (GPS).
-Control y auditoria de las unidades que componen el transporte urbano.
-Servicio de control de combustible para la medición, registro y visualización en tiempo real.
Desde esta implementación, las unidades tienen su sistema, que envía las características de la red que ya están establecidas: lugares, tiempo, frecuencia. Así se compara, lo que permitirá determinar que, si la empresa cumple, cobrará el 100% del valor del kilómetro recorrido. Pero si existe incumplimiento se realizarán los descuentos correspondientes. Con este mecanismo el Estado va a pagar el servicio en función de ese cumplimiento, no como ocurría antes de la implementación del SIT, que el prestador del servicio podía recibir sanciones, pero era el Estado el que tiene verificar las falencias en la prestación.

El SIT establece el “ítem eficiencia” para el pago de servicio.

Toda la ganancia y la amortización de las unidades va a estar vinculado al cumplimiento de las frecuencias, que vamos a controlar con el SIT. El Estado ahora va a pagar en función del cumplimiento o no, demostrado por las mismas empresas.

Es la Ley de Movilidad Provincial la que establece que la Secretaría de Servicios Públicos (a través de su Dirección de Transporte) debe contar con “un sistema de localización de flota que permita brindar información de utilidad para la prestación de un servicio de transporte de calidad”.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados