Comodoro Rivadavia

Luque gestiona que Nación reactive la pavimentación de la Ruta 260 hacia Chile

El intendente Juan Pablo Luque recibió ayer al nuevo cónsul de Chile en esta ciudad, Daniel Robinovich. Durante el encuentro, el jefe comunal volvió a poner en agenda la necesidad de la obra del Corredor Bioceánico para unir por vía terrestre los puertos de Comodoro Rivadavia y Puerto Chacabuco.

En ese marco, Luque enfatizó que la semana pasada abordó el tema junto al ministro de Obra Pública de la Nación, Gabriel Katopodis. “Tenemos la decisión política de retomar todas las gestiones correspondientes. Para Comodoro, el Corredor sería estratégicamente importante”, indicó.

La reunión de ayer fue la primera que Luque mantuvo con Daniel Alejandro Robinovich Hauyónm, quien asumió a principios de este mes como cónsul de Chile en Comodoro Rivadavia. También participaron del encuentro protocolar desarrollado en el municipio, el viceintendente Othar Macharashvili y el secretario de Gobierno de la comuna, Maximiliano Sampaoli.

Al referirse a la reunión, el intendente comodorense destacó: “Robinovich Hauyón es una persona joven, que tiene muchas ganas de retomar una agenda que se tendría que haber mantenido desde hace tiempo. Nos preocupa la obra de pavimentación de la Ruta 260, que brinda la posibilidad a Comodoro Rivadavia de unirla con el puerto de Chacabuco en Chile”.

El proyecto de ese Corredor Biocéanico data de la década de 1990. En 1996 el Gobierno de Chile cumplió con el compromiso de pavimentar las rutas que conectan el corredor Puerto Chacabuco, Puerto Aysén, Coyhaique y Balmaceda hasta el paso fronterizo del Hito 50 y resta que el Gobierno de la Argentina pavimente la Ruta 260. Se trata de un tramo de 102 kilómetros desde el paso fronterizo hasta el cruce con la Ruta Nacional 40.

“Es un canal de comunicación fundamental entre Argentina y Chile, estratégicamente importante para posicionar a nuestra ciudad”, fundamentó Luque y recordó que así como Chile finalizó en 1998 su parte de la obra de pavimentación, el Gobierno nacional ha incluido la obra de pavimentación de la Ruta 260 en varios de sus presupuestos anuales, pero hasta ahora no se llamó a licitación.

Es más en octubre de 2018, el Estado chileno inauguró como parte del proyecto binacional un moderno complejo edilicio en el paso Huemules–Hito 50, en cercanías de la localidad de Balmaceda, que pasó a tener un sistema fronterizo integrado, como sucede entre Mendoza y Santiago (Paso Horcones) o Río Gallegos y Punta Arenas (Monte Aymond).

Es decir, los viajeros realizan la totalidad de los trámites de ingreso y egreso en un mismo edificio que reúne a todos los organismos de control de un país y otro: Gendarmería Nacional, Registro Nacional de las Personas, AFIP-Aduana y Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (SENASA) en el caso de Argentina; Policía de Investigaciones, Servicio de Aduanas y Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en el caso chileno.

REACTIVACION DEL PROYECTO

En procura de reactivar el proyecto de pavimentación de la ruta Nacional 260, Luque se reunió la semana pasada en Buenos Aires con el ministro de Obra Pública de la Nación, Gabriel Katopodis. “Falta que se licite la obra y ambos coincidimos en reactivar las gestiones para lograr la pavimentación de estos 102 kilómetros, que darían forma al corredor”, graficó el intendente.

Mientras tanto, el cónsul de Chile calificó de “muy provechosa” la reunión que mantuvo ayer con Luque y aseguró: “manifiesta mucho interés sobre la necesidad de reactivar las gestiones para la consolidación del Corredor Bioceánico”.

“Es un tema que tiene cierta urgencia y requiere de la participación de todas las partes para volver a ponerlo en agenda. Confío en la posibilidad de generar vínculos entre ambos países, con la participación del intendente de Comodoro; y continuar una agenda bilateral para este año”, afirmó el diplomático trasandino.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados