Chubut

Investigan un caso de presuntas amenazas contra el vicegobernador Sastre

La Fiscalía de Puerto Madryn coteja información brindada por dos policías al presidente de la Legislatura, que lo alertaban de que estarían armando una causa por drogas en su contra. El misterioso Renault Sandero negro en la puerta del domicilio del exintendente.

Un efectivo policial que trabaja en una dependencia pública en la zona cordillerana y otro que reviste en la ciudad de Rawson, enviaron varios mensajes de WhatsApp al vicegobernador Ricardo Sastre en los que lo alertaban sobre la presunta intención de algunas personas de armarle una causa por drogas en su contra para perjudicarlo políticamente.

Los hechos ocurrieron hace unos diez días y fueron denunciados de manera inmediata por el vicegobernador ante la Fiscalía de Puerto Madryn, aportando como pruebas los chats con estos dos policías que le hacían las advertencias de lo que se estaría gestando en su contra.

El fiscal jefe de Puerto Madryn, Daniel Báez, abrió una investigación por presuntas “amenazas” y según pudo confirmar Jornada, al menos uno de los efectivos policiales involucrados –el oriundo de la zona cordillerana- ya prestó declaración testimonial en sede judicial. El otro, según trascendió, estaría de vacaciones y será citado en los próximos días.

Según los primeros datos, no está probado que ambos policías se conozcan entre sí, aunque genera curiosidad que ambos advirtieran a Sastre de lo mismo.

El sargento primero de la Policía del Chubut que reviste en una localidad cordillerana, llegó hasta Madryn en los últimos días y no habría podido aportar muchos elementos sobre el origen de la información que le había mandado a Sastre vía WhatsApp.

El efectivo no pudo precisar quién le había pasado la información y sólo se limitó a decir que era una persona que conocía, que no recordaba su nombre ni tenía su teléfono. Que sólo lo había contactado en la Plaza de Esquel y que luego de darle esa información sobre la causa que alguien le quería armar a Sastre, decidió contárselo al vicegobernador.

Otras fuentes, en cambio, indican que este efectivo habría aportado la identidad del informante y que el mismo estaría o habría estado vinculado a alguna fuerza policial.

El misterioso Sandero negro

Algunos días después de la denuncia de Sastre en la Fiscalía de Madryn, el vicegobernador amplió la denuncia porque un nuevo suceso lo puso en alerta. Fue la semana pasada, cuando regresaba a su domicilio y divisó un auto Renault Sandero de color negro sin patente. Cuando Sastre sacó su celular para tomarle una foto, el vehículo partió raudo del lugar.

El hecho agregó más condimentos a la investigación pero este diario pudo confirmar de fuentes judiciales que pocos días después se habría confirmado que el vehículo en cuestión estaba siendo utilizado por personal del área de Drogas de la Policía del Chubut y estaba participando de un seguimiento pero a otra persona de Puerto Madryn que no era el vicegobernador, sino a alguien sospechado de vender drogas.

Desde la Justicia federal, en cambio, reativizan esa información y aseguran que no está confirmado que el Sandero negro haya estado participando de la persecusión de otro vehículo en el marco de una causa federal por drogas.

Lo que sí se pudo confirmar es que el jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, se contactó en las últimas horas con el fiscal Báez para ponerse a disposición de la investigación judicial.

La causa por las presuntas amenazas se sigue sustanciando y ahora se espera que la declaración del segundo policía pueda aportar más datos sobre el origen de estos mensajes de advertencia al vicegobernador Sastre.

 

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados