Nacionales

Investigan si Lázaro Báez sumó US$200 millones como presunto testaferro de los K

Cristina y Lázaro Báez, que compartieron 15 negocios de compra-venta inmobiliaria, contratos hoteleros, de locación y hasta un terreno en condominio, confluyen en una investigación patrimonial. Delegada en la fiscalía de Guillermo Marijuan, se trata de una causa por lavado de dinero donde la hipótesis central sostiene que el empresario K actuó como testaferro del matrimonio Kirchner. El análisis parte de los bienes de Báez por U$S 205 millones. La Justicia estima que esa cifra sería aún muy superior.

El expediente 2146/2019 tiene como imputados por lavado de dinero a Báez y a la vicepresidenta. La causa está a cargo del juez Sebastián Casanello​. El área de Recupero de Activos se encuentra relevando todas las propiedades del empresario K y buscan determinar cómo logró adquirirlas y quiénes intervinieron en dichas operaciones comerciales. Según la Unidad de Información Financiera (UIF) de la gestión de Cambiemos, existen “claras conexiones” entre el dueño del Grupo Austral y la vicepresidenta.

“Hay 75 hechos e indicios que prueban el carácter” de prestanombre del dueño del Grupo Austral, “su familia y su conglomerado empresarial, respecto a la ex familia presidencial”. Fue la última presentación en esta investigación por parte del organismo cuando estaba en manos de Mariano Federici.

La Justicia determinó que la fortuna de Báez en bienes registrados y detectados por la fiscalía asciende a 205.134.525 dólares, que “fueron adquiridos con dinero desviado de las arcas del Estado mediante maniobras de asignación irregular de obra pública, siendo Báez testaferro del matrimonio Kirchner”, remarcó la UIF al pedir la investigación. El planteo fue más explícito: “Lázaro Báez fue una creación de los Kirchner para usarlo de prestanombre”.

De esta manera se dio impulso a la investigación, por pedido de la UIF en su rol de querellante en la causa principal que se encuentra en juicio oral desde octubre de 2018. En la Ruta del Dinero K​ -por el que Báez está en prisión-, Casanello le dictó falta de mérito a la ex presidenta. El expediente se concentra exclusivamente en la fortuna del empresario K y su posible vinculación con Cristina Kirchner, “de forma escindible de las maniobras de blanqueo”, detallaron fuentes del caso a Clarín.

Diversas medidas se impulsaron para investigar las operaciones “de adquisición de bienes en el país mediante sociedades del Grupo Báez” como también a título personal. Durante la instrucción de La Ruta del Dinero K se detectaron “numerosas exteriorizaciones patrimoniales en el país por parte del Grupo Austral y sus integrantes”. Lázaro está acusado de haber lavado 60 millones de dólares y la semana pasada la AFIP bajo la actual gestión de Alberto Fernández, solicitó 8 años de prisión para el ex socio comercial de Cristina Kirchner.

La Justicia determinó, en La Ruta del Dinero K, que la evolución de Austral que ganó 51 licitaciones por $ 46.000 millones, en tan sólo 11 años fue de un 42.678%. Mientras que los bienes de Lázaro Báez sufrieron un incremento del 12.131% mientras se convertía en el principal adjudicatario de obra pública vial.

Para la UIF, hay una directa correlación entre este exponencial crecimiento patrimonial y “el 80% de la obra pública vial que recibió en Santa Cruz”. En este sentido, indicaron “mientras crecía el patrimonio de Báez crecía el de los ex presidentes, son patrimonios engarzados”. Cristina Kirchner se fue de la Casa Rosada en 2015 con bienes por 77 millones de pesos. La Fiscalía le dio participación al área de Recupero de Activos de la Procuración General, y se inició un relevamiento de todos los bienes registrados a nombre de Báez como de su grupo empresarial. “No se descarta que la fortuna supere los 205 millones de dólares, y que aparezcan más propiedades que deberán tasarse”, señalaron fuentes judiciales a Clarín. Es que el relajamiento no sólo amplía el universo de propiedades vinculadas a Báez sino que “también hay que tener en cuenta la actualización de los valores otorgados a las propiedades”.

Durante el kirchnerismo, mientras el único cliente de Austral fue el Estado, su dueño acumuló 1.412 propiedades y vehículos, y lejos de los 66 millones de pesos que declaró ante la AFIP en 2013. El Tribunal de Tasación de la Nación le adjudicó un patrimonio de $ 3.058.871.300: US$ 205 millones. El patrimonio de Báez se compone de terrenos, inmuebles, cocheras, hoteles, empresas, estancias, locales, estaciones de servicio, galpones, aviones, vehículos y maquinaria vial.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados