Cordillera

El frigorífico de Esquel va al cierre irremediable

Así lo describió uno de los operarios de la planta y delegado del gremio de la carne en la zona, Tomás Ríos.

“Estamos mal, porque no se pudo dar la intención del dueño de la empresa, Javier Chornik, que era alquilar el establecimiento a un privado local, pero con una garantía de la Municipalidad o la Provincia”, relató. “No lo vimos interesado al intendente Sergio Ongarato por la situación del frigorífico, que genera empleo para gente de Esquel y la Comarca, más aún cuando cada vez es más difícil conseguir trabajo en la actividad privada”.

La firma inició el procedimiento preventivo de crisis, para despedir al personal de la planta al 50% de la indemnización. Ese planteo se cayó cuando el Gobierno nacional decretó la doble indemnización por seis meses. “En junio finalizará esa medida y seguramente el dueño de la empresa vendrá a Esquel a pagar el despido y proceder al cierre definitivo”, lamentó.

En la temporada de la zafra de la liebre en invierno trabajan en el establecimiento hasta 70 personas. Pero Chornik argumenta que no le conviene tener una actividad por algunos meses y luego tener que afrontar los costos de mantenimiento del edificio el resto del año.

“Es lógico que piense así porque no puede producir a pérdida, teniendo que pagar impuestos, energía y sueldos y con el frigorífico durante ocho meses sin actividad”, razonó el delegado gremial del sector de la carne, quien junto a sus dos compañeros de trabajo están convencidos que el frigorífico va hacia el cierre definitivo. Anticipó que está prácticamente confirmado que la zafra de la liebre no se hará este año.

Ríos sostuvo que el intendente Ongarato no mostró interés. “No piensa en la gente de Esquel, cuando tendría que estar mínimamente preocupado por su ciudad. Está más preocupado por pagar los salarios del municipio, sobre lo que se halaga diciendo que cumple en tiempo y forma, mientras la actividad privada va decayendo”.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados