Puerto Madryn

Un rugbier le fracturó la mandíbula a un joven de 16 años

Cuando aún continúan las repercusiones de la terrible noticia del homicidio de un joven en manos de un grupo de rugbiers, una vecina de Puerto Madryn compartió su relato en las redes sociales en el cual da a conocer una situación de mucha violencia que le tocó vivir a su hijo de 16 años.

“Basta de violencia. El 14 de diciembre Valentín, mi hijo de 16 años, fue a un egreso en el Club Madryn. En un momento desde atrás y sin aviso recibe golpes de puño de un violento de 17 años, sin aviso y sin motivo alguno. La golpiza brutal le causó doble quebradura de mandíbula, intervención, dolor, pérdida de 7 kilos por tener que alimentarse con una sonda, boca bloqueada y lo más desesperante y traumático: un ‘no entender porqué le pasó esto’. Este individuo le truncó sus planes del verano; entrenar, trabajar y pasarlo bien con sus amigos en la playa, ya que había rendido sus materias perfectamente para estar libre y disfrutar.

Esta publicación tiene como único fin informar a todos los padres y chicos de las cosas que pasan en esta ciudad y de las que la gente prefiere no hablar… claro… hasta que les toca vivirlo en carne propia.

¿Por qué lo publico? Porque no hay ningún derecho a que te hagan esto con un hijo. Porque la impotencia es tan grande que no se puede explicar y básicamente porque deseo profundamente que ni este violento ni ninguno más destruya a una familia otra vez.

Por último no puedo ni quiero dejar de mencionar que el violento, golpeador y cobarde es jugador de Rugby. Y lo escribo porque parece ser que la gente con los acontecimientos de estos últimos días (en Punta del Este, en Villa Gesell y demás) parecería estar interesada en defender o defenestrar a ese deporte. Lamentablemente los casos son muchos, demasiados. A mí sinceramente poco me importa qué deporte practican estos salvajes pero sería bueno que haya una reflexión”

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados