Economía

Las Estaciones de Servicio no pagarán el aumento de 4.000 pesos

La Federación de Empresarios de Combustibles avisó mediante una carta al Ministerio de Trabajo que, en un proceso de caída de ventas y congelamiento de precios, no podrán afrontar el pago del aumento decretado por Alberto Fernández.

Desde que se publicó el decreto por el cual el Gobierno estableció un aumento de $4.000 en dos tramos para los trabajadores privados, desde varios sectores empezaron a levantar la voz señalando que, en un contexto recesivo como reconoce el Ejecutivo, no podían afrontar el aumento decidido por la Casa Rosada.

Pero aunque los empresarios siempre que pudieron se quejaron en publico y en privado, hasta ahora ningún sector había presentado una queja formal ni se había negado a pagarlo. Sin embargo, hoy el ministro de Trabajo Claudio Moroni recibirá la primera negativa formal.

Mediante una carta a la que accedió Infobae, la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), la cámara de de GNC y la Asociación Estaciones de Servicio (AES) le señalaron al ministro que el “incremento solidario” que se determinó por el Decreto PEN 14/2020 “agrava nuestra situación”. Y Luego de explicar que las ventas están cayendo y que los precios están congelados, señalan que “entendemos el objetivo, también consideramos que hay EESS (estaciones de servicios) y son muchas, que no tienen espaldas para seguir asumiendo cada vez más erogaciones, máxime si la relación precio por volumen no revierte su vigente plena caída”.

En este contexto es que los estacioneros de todos el país le vuelven a reclamar a Moroni que deje a las estaciones de servicios eximidas del pago del incremento solidario.

“Atento a todo lo expresado y más allá de esta solicitud, resulta primordial encontrar un camino que encauce las pretensiones sindicales con las imposibilidades ciertas de las EESS, y lograr un entendimiento a través del Ministerio que Ud. dignamente ejerce, para acordar un plan de acción razonable, valedero social y económicamente, que resulte posible para todas las partes involucradas”, agrega la misiva.

Desde la Fecra también explicaron que este requerimiento, el primero por el cual un sector económico dice expresamente que no va a pagar el aumento decretado, tiene que ver con el contexto de caída y buscan diferenciarlo de una falta de colaboración. “Las estaciones como empleadoras de la fuerza laboral, siempre han contribuido con las necesidades del trabajador, convalidando acuerdos que han brindado mejoras sociales y económicas, ejemplo de ello es que durante el período abril 2019 a marzo 2020 los salarios acumulan un incremento del 55,78 por ciento”.

A partir de esto apuntan al secretario general del Foesgra y Soesgype Carlos Acuña, quien había dicho que el sector empresario “no está colaborando para nada”.

Biodiésel

Mientras las estacioneros anuncian que no pagarán, el sector conocido como la Liga del biocombustible emitió un comunicado en donde explica que el sector atraviesa una situación “compleja” y que no se está entregando biodiésel “no porque no quieran sino porque no pueden comprar el aceite, que aumentó casi USD 100 en el último mes”, a lo que se suma que Vicentín no está ofertando, lo que complica la situación.

Insisten en que el sector pasa una situación “gravísima” con empleados suspendidos y plantas paradas (sí se produce bioetanol) y que no reciben subsidios “al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en la Argentina”.

La industria tiene 54 plantas en Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Jujuy y Salta, y genera unas 60.000 fuentes de trabajo entre directas e indirectas. En el caso del bioetanol y el biodiésel de pyme, toda su capacidad de producción se destina al mercado interno.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados