Petróleo

El petróleo de Chubut logró un récord de precio, vale más que el Brent por la alta demanda

El petróleo tipo Escalante que se produce en Chubut subió a los 67 dólares por barril y superó a la cotización del Brent. Se transformó en el crudo mejor pago del mundo. El petróleo pesado de la Cuenca del Golfo San Jorge sobrepasó todos los precios internacionales por la alta demanda existente desde China y Estados Unidos. La escalada del crudo Escalante debería potenciar significativamente las exportaciones desde los yacimientos chubutenses, incrementar los niveles de producción y generar un aumento de las inversiones en la CGSJ.

En momentos en el que la mayor atención está centrada en el desarrollo de Vaca Muerta, en la Cuenca del Golfo San Jorge, donde comenzó a escribirse la historia de los hidrocarburos argentinos hace más de cien años, el petróleo Escalante está dando más que buenas noticias.

Según publicó el diario Río Negro, una serie de factores internacionales se conjugaron para disparar el precio de sus barriles a los valores más altos de las últimas décadas, muy por encima del petróleo de referencia del país, el Medanito.

A diferencia de lo que ocurre con los petróleos livianos de argentina, como el Medanito de la Cuenca Neuquina y el shale oil de Vaca Muerta, gran parte de la producción de Escalante se exporta por la incapacidad de las refinerías del país de tratarla en su totalidad.

Se trata de un petróleo pesado con una gravedad API de 23,9 grados y un bajo contenido en azufre, del orden del 17,5%. Estas condiciones hacen que sea considerado un heavy sweet, un tipo de crudo altamente demandado a nivel mundial desde hace algunos meses.

Las variaciones en su precio comenzaron a verse en el segundo semestre del año pasado, con algunas subas y bajas. Pero su cotización se consolidó a partir de fines de año, y llevó a que el Escalante alcance cotizaciones superiores al barril de referencia internacional del país, el Brent. Según precisó el especialista Daniel Gerold, de G&G Consultants, se alcanzaron valores del orden del Brent +2 y hasta +3 dólares.

Es decir, un barril extraído en Comodoro Rivadavia puede valer en estos días unos 67 dólares, en contraposición con los cerca de 58 dólares que puede llegar a aspirar el Medanito, en caso de ser exportado -sólo ocurrió dos veces el año pasado- y antes del descuento de retenciones.

«El Escalante se está buscando desde China, Estados Unidos y el Caribe para mezclar por su bajo contenido de azufre», explicó Daniel Gerold, de la consultora G&G Consultants.

Esta situación, de tener una cotización de hasta diez dólares por sobre el valor del Medanito y de superar la barrera del Brent, no encuentra registro en las últimas décadas.

De hecho, este crudo pesado fue por muchos años casi menospreciado dentro de la industria nacional por tener cotizaciones bajas, de hasta 7 dólares menos que el WTI, de referencia para los Estados Unidos.

Este petróleo, que cuenta con muy buenos rindes para la elaboración de fuel oil, sufrió por mucho tiempo los castigos del mayor costo que le imprime su transporte marítimo, en función de las distancias que debe recorrer desde la Cuenca del Golfo San Jorge. Pero varios factores internacionales cambiaron en el último tiempo.

Un contexto mundial favorable

Una serie de desarrollos, medidas político económicas y regulatorias, se combinaron en los últimos meses para darle al Escalante su momento dorado.

Por un lado, la mayor producción de petróleo no convencional de Estados Unidos generó un fuerte incremento en la oferta de un crudo liviano en el mercado global, un shale de similares características al de Vaca Muerta, con alta performance en la producción de naftas pero baja para la elaboración de fuel oil.

Buena parte del Escalante se exporta ante la imposibilidad de procesarlo en el país.

Esta sobreabundancia de petróleos livianos llevó a que refinerías de buena parte del mundo, como son Estados Unidos, parte del Caribe y China, demanden una mayor cantidad de petróleos pesados para blendear, o mezclar, y de esa forma mejorar sus niveles de producción.

Aquí es donde encastra el segundo factor internacional a favor del petróleo estrella de Comodoro Rivadavia.

Mientras más se los demanda, la oferta de petróleos pesados en el mundo se ha reducido, principalmente por los recortes en la producción introducidos por la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) como forma de mitigar la baja del precio del petróleo ante la mayor producción, que fundamentalmente inyecta Estados Unidos.

En esta menor oferta de crudos pesados incide además el reciente conflicto entre Irán y Estados Unidos, que pone en dudas la provisión de esa zona. Pero también se suma la caída en la producción de Venezuela por la crisis que atraviesa ese país, el principal exportador de petróleo pesado para las refinarías de Estados Unidos.

Sin dudas, el Escalante venía ganando terreno con este contexto internacional, pero a partir de diciembre otro factor más se sumó al combo.

Este mejor precio puede durar unos dos años hasta que las refinerías, especialmente del Mediterráneo, se adapten».

El primero de enero entró en vigencia la norma IMO 2020, una regulación de la Organización Marítima Internacional (IMO) que fijó una reducción en el contenido de azufre que puede tener el fuel oil que se utiliza.

Allí es donde volvió a ganar el Escalante por su bajo contenido en azufre, que permite mejorar el producto obtenido por las refinerías para dar con el 0,5% de azufre que marca la nueva normativa.

Desde los sindicatos de base del Golfo San Jorge esperan una mayor actividad de parte de firmas como Capex y PAE.

Cómo influirá a la industria petrolera este viento de cola para el Escalante es una pregunta sin respuestas cerradas para especialistas como Gerold y José Luis Sureda. Por lo pronto algunas empresas comenzaron a sacar punta al lápiz para reanalizar sus inversiones en la zona de Comodoro Rivadavia, donde hace un siglo comenzó la historia del petróleo argentino.

Qué opinan los expertos sobre el efecto del valor en la producción

El mayor precio que registran los barriles de crudo Escalante podría derivar en un incremento en los niveles de inversión que, a partir de este año, se inyecten en la Cuenca del Golfo San Jorge. Sin embargo el cálculo no es tan lineal para especialistas como Daniel Gerold y José Luis Sureda.

Para el titular de la consultora G&G Consultants, Gerold, «el impacto – de la mayor cotización- es marginal, porque al venderse parte del crudo localmente con precios congelados, no se puede aprovechar la oportunidad».

Capex accedió el año pasado al bloque Bella Vista en donde espera encontrar buenos rindes.

El exsecretario de Hidrocarburos de la Nación Sureda, es un poco más optimista y cree que «es posible que la suba del Escalante incentive el desarrollo en la búsqueda de más producción».

Sin embargo, también advirtió que «en el mercado local habrá cambios por la puesta en funcionamiento de la ampliación de la refinería de Axion que demandará más Escalante para reemplazar el gasoil que hoy se importa porque a comienzos del año que viene tendrá listo el hidrotratamiento para hacer gasoil grado 3 que hoy se importa».

Según explicó, «todo esto tenderá a llevar al Escalante a flotar en o cerca del import parity porque el mercado local estará menos abastecido». Es decir que el «premio» que hoy recibe este tipo de petróleo se limitará por su mayor consumo dentro del país para poder elaborar más gasoil, en un contexto en el que la creciente producción del shale de Vaca Muerta clama por una mejora en el blending para poder producir gasoil.

Para otros especialistas es posible que haya mayores inversiones en el corto plazo en la Cuenca del Golfo San Jorge, un sector que se ha visto menos afectado por la crisis actual que Vaca Muerta. Pero difícilmente ese plus genere un salto en los niveles de exportación del país, que por el contrario, sí podría producir Vaca Muerta si logra incrementar su nivel de desarrollo, señaló El Extremo Sur.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados