Puerto Madryn

El lujoso crucero Azamara Pursuit visitó Madryn

El Crucero Azamara Pursuit, una de las embarcaciones de gran lujo que surca los mares del sur en esta temporada ingresó en el Golfo Nuevo tras haber gestionado su arribo la semana pasada, ya que estaba fuera de la grilla de anuncios.

El mal clima en las Islas Malvinas hizo que la compañía armadora gestionara la visita a Puerto Madryn, lo que inmediatamente fue aceptado por la Administración Portuaria, con lo que de inmediato se armó el cronograma habitual para la recepción de estas naves.

El Azamara Pursuit, nombre que significa “a la búsqueda del mar azul”, un buque bautizado recientemente, pertenece a la compañía Royal Caribbean Cruises, y llegó al muelle Piedrabuena con 670 pasajeros, casi el máximo; y 430 tripulantes.

Con sus 181 metros de eslora, un tamaño ni demasiado grande, ni demasiado pequeño en lo que a cruceros se refiere, que les permite entrar en puertos a los que los gigantes del mar no tienen acceso, y además ofrecer una mayor intimidad. Lo que unido a una elegante decoración convierten al Pursuit en un auténtico barco boutique.

Una de las principales novedades del Azamara es lo que llaman “Inmersión en el destino”, que se traduce en estancias más largas y más noches a bordo en los puertos de escala. Ninguna otra línea de crucero pasa tanto tiempo en puerto, permitiendo a los huéspedes una visita más completa de los destinos y no un simple paso de largo por las ciudades.

Además, la programación de actividades a bordo se personalizan al máximo con respecto a las escalas, con bebidas locales, películas relacionadas con la zona visitada, conferencias y mesas redondas sobre esos lugares

Además del régimen de pensión completa, en el Azamara Pursuit están incluidas todas las bebidas, desde un agua mineral a licores, pasando por vinos y cervezas internacionales. Y lo que es más sorprendente, también las propinas a los camareros y mayordomos, un auténtico all inclusive.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados