Policiales

El club admitió que los rugbiers detenidos ya habían tenido episodios violentos

Marcelo Urra, el apoderado del Club Náutico Arsenal de Zárate, admitió este martes tener conocimiento de que varios de los rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell ya habían estado involucrados en otros episodios violentos. «Para ellos, era una práctica habitual golpear a una sola persona entre varios», aseguró.

El apoderado hizo estas polémicas declaraciones durante una entrevista con TN en la que informó la suspensión de cuatro de los rugbiers detenidos que al día de hoy seguían siendo socios activos de la institución.

Urra confirmó que la decisión de apartar a los jóvenes se debió a que «están involucrados en un hecho que afecta y mucho la imagen de lo que pregona el club». Sin embargo, la institución ya estaba al tanto del modus operandi bajo el que actuaban algunos de los agresores, pero jamás hizo nada al respecto.

«Tenemos conocimiento, porque en Zárate las cosas se saben, de que parte del grupo detenido había tenido problemas en salidas nocturnas, donde era una práctica habitual golpear a una sola persona entre varios», aseguró el apoderado.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados