Chubut

Talleres de Policía: Sospecha por una factura de $ 30 mil

El jefe de la fuerza, Miguel Gómez, explicó el procedimiento en el predio. Por ahora hay elementos firmes por un hecho: el recambio de un caño de escape.

Encabezado por el fiscal de Rawson Fernando Rivarola, se concretó un operativo en los talleres de la Policía provincial ubicados en el predio cercano al loteo del IAC de Rawson. El jefe de la fuerza, comisario general Miguel Gómez, detalló que el mismo fue producto de una investigación de varios meses que incluyó escuchas telefónicas. El responsable del taller fue apartado de sus funciones allí e intimado a que efectivice sus licencias atrasadas.

Gómez precisó que el fiscal jefe de Rawson lo llamó a su despacho para informarle sobre las diligencias en el taller de la Policía, “producto de una denuncia que se hizo meses atrás por parte de una persona que tiene identidad reservada, que refiere una serie de situaciones en el taller”.

Escuchas telefónicas

A raíz de la denuncia “se comienza un trabajo investigativo que incluye escuchas telefónicas y de ellas surge lo que impulsa la acción contra quien estaba a cargo hasta ese momento del taller, el suboficial Amado. Fuimos y se secuestra el teléfono de servicio y el particular de Amado y a partir de allí comienza el trabajo de la Fiscalía para reunir los indicios y sostener la acusación”.

En relación a la investigación, Gómez aclaró que por lo expresado por el fiscal Rivarola “estamos hablando de alguna sobrevaluación de algunas reparaciones de vehículos”.

Un hecho

Gómez claró que “aquí surge un solo hecho donde un trabajo que se le hizo a un vehículo de Gobierno se le consigna a otra factura, a otro rodado. Eso surge hasta el momento. Amado tendrá que explicar qué lo llevó a consignar esa reparación de ese rodado en la factura de otro patrullero”. La reparación en el auto de Gobierno “está hecha, es el reemplazo de un caño de escape, que se le instaló a un automóvil VW Bora y esa reparación fue consignada en otra factura respecto de un patrullero. Estamos hablando de 30 mil pesos”, describió el jefe de Policía.

En cuanto a la situación de Amado, “por ser suboficial no lo podemos pasar a disponibilidad, lo que hemos hecho es apartado de ese lugar de trabajo, se le asignó otro lugar y se lo intimó que tome todas las licencias atrasadas”, concluyó.

Con información de Diario Jornada.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados