Economía

Las concesionarias critican a Mauricio Macri y presionan a Alberto Fernández

Piden la emergencia económico financiera del sector. Dicen que, si no, se verán “obligadas” a despedir empleados.

La Asociación de Concesionarias de Automotores (ACARA) envió una nota al presidente Alberto Fernández en la cual solicita que el Gobierno declare la «emergencia económico-financiera» durante 365 días a la comercialización de vehículos. Tras una explicación con abundantes detalles que incluyen un palo a su antecesor, Mauricio Macri, los dueños de las concesionarias le plantearon a Fernández que el pedido es para evitar que ellos «se vean obligados a decidir sobre el despido de empleados«.

Tras calificar de «dramática» la situación del sector, la nota firmada por Ricardo Salomé, presidente de ACARA, y Rubén Beato, secretario general, explica que la demanda interna de autos y motos cayó 50% en lo que va del año. Estiman que son 1.500 las concesionarias en todo el país, con una dotación total de 75.000 empleados. «Permítame repetirlo -subraya la nota- 75.000 familias dependen de nosotros«.

A mediados de año, en plena caída de las ventas de cero kilómetro, las concesionarias se vieron parcialmente beneficiadas por el denominado «Plan Junio 0km», que luego se prorrogó por otros dos meses, y que llevó los patentamientos desde las 36.000 unidades de mayo hasta casi tocar las 50.000 en julio. Pero ese plan, que habían acordado las terminales automotrices, las concesionarias y el Ministerio de Producción que encabezaba Dante Sica, terminó abruptamente en agosto.

En ese punto, los empresarios le pasaron factura Macri. Incluso le recordaron a Fernández el pasado de su ex rival de las últimas elecciones, en este caso en su rol como ex presidente de la automotriz Sevel.

«Fue entonces que nos pusimos en contacto con el ex Presidente de la Nación (…) esperando mayor empatía dada su amplia experiencia en este sector», agrega la carta dirigida a Fernández. «Sin embargo, no sólo fuimos desatendidos en el pedido, sino que se dio por cerrada la comunicación sin mediar respuesta efectiva a esta institución».

A renglón seguido, le dicen al flamante Presidente: «Sabemos y escuchamos atentamente sus intenciones de fortalecer el consumo de los argentinos y de darle peso al mercado interno» y le reclaman medidas que fomenten la actividad de sus empresas «evitando que los concesionarios se vean obligados a decidir sobre el despido de empleados, protegiendo ese valor tan importante que constituye la dignidad de un trabajo estable y el incentivo de una labor calificada».

El pedido concreto ocupa las tres líneas finales de la misiva: «Le solicitamos que considere la declaración de emergencia económico-financiera del sector por el término de 365 días a la comercialización de vehículos (autos, motos, camiones y buses) a través de las concesionarias de marca en todo el territorio nacional», informó Clarín.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados