Cordillera

Frigorífico de Esquel, de la familia Chornik, podría cerrar por crisis empresarial

La firma propietaria declaró lo que se denomina «procedimiento preventivo de crisis para empresas, donde se informa administrativamente esta situación y hay que ver, pactar o pautar cuáles van a ser las indemnizaciones y las formas de pago de las indemnizaciones» señalo el apoderado legal de la firma, Raúl Vila. El frigorífico fue habilitado hace poco mas de treinta años y es la única industria frigorífica de la ciudad.

En diálogo con Radio 3 el apoderado legal de la empresa de la familia Chornik de Buenos Aires, manifestó que la semana pasada se reunió en la capital «me comunicaron que no se había llegado a un acuerdo la semana anterior con los representantes de Pirita administraciones, que es la empresa que desde hace 7 años, viene realizando la zafra de liebres en las instalaciones del frigorífico»

Por otra parte el abogado dio a conocer que desde la culminación de la última zafra de liebre finalizada hace cuatro meses, no hubo mas movimientos y por lo tanto ingresos económicos a la firma «se le está pagando al personal que está desarrollando alguna actividad de mantenimiento de cuidado, además se les están haciendo sus aportes y contribuciones, pero lamentablemente no hay actividad».

A raíz de ello los propietarios han dado inicio a lo que se llama «procedimiento preventivo de crisis para empresas, donde se informa administrativamente esta situación y hay que ver o pactar o pautar, cuáles van a ser las indemnizaciones y las formas de pago de las indemnizaciones como al personal que nos ha acompañado hasta ahora y que nos va a tener unos días más de vínculo en principio con el frigorífico».

Vila señaló que son tres los empleados en relación de dependencia que se quedarán desempleados «que rondan los 20 años de antigüedad, lamentablemente son los últimos tres empleados que están activos en este momento con una excelente predisposición. Lamentablemente la actividad frigorífica en todo el país está en un franco problema, los medios nacionales reflejan permanentemente la cantidad de frigoríficos que han venido cerrando en el país, el consumo menor de carne por habitante en el país y las crisis locales o regionales, hacen que no se pueda seguir sosteniendo la operatoria de frigorífico».

Hace algunos meses se inició una mesa de diálogo con el Municipio de Esquel, para analizar la factibilidad de instalar un matadero municipal que no prosperó, al respecto dijo Raul Vila que «Javier Chornik mantuvo un par de reuniones con el intendente, posteriormente también mantuve yo un par de reuniones con el intendente y alguno de los integrantes de su equipo con la mejor predisposición, pero bueno no se no se logró avanzar en una negociación concreta que permita continuar con operatorias locales y la faena de hacienda para consumo local».

El estado de endeudamiento del frigorífico con el municipio y la Cooperativa 16 de Octubre, también es significativo; según expresa Vila «tenemos alguna deuda con el municipio, teníamos deuda impositiva que hace pocos días se terminó de sanear, tuvimos una refinanciación, se terminó de cumplir con esa y tenemos alguna refinanciación con alguna demora en nuestro cumplimiento para con la Cooperativa 16 de octubre, con un excelente apoyo y predisposición por parte de la cooperativa por un plan de pagos que se está cumpliendo».

Sobre los factores que pudieron llevar a este punto a la única empresa frigorífica local señaló «la faena clandestina ha crecido mucho en estos últimos años, obviamente es un factor más a los que mencionamos. La faena clandestina atenta absolutamente contra todos, atenta contra una actividad establecida y absolutamente transparente como es la de un frigorífico que está controlado absolutamente como corresponde por todos los sectores y atenta también contra la sanidad y bromatología de los que consumimos carne eventualmente».

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados