Economía

Donald Trump castigará a las exportadoras de acero y aluminio argentinas por US$700 millones

Los aranceles dejan fuera de competencia en el mercado de EE.UU. a los productos de la Argentina.

Con las acciones de Aluar cayendo 8,5% en la Bolsa, Javier Madanes Quintanilla, su principal accionista, tuvo ayer un protagonismo inusual. Y llevó la voz cantante en el que pareció un doble rechazo. Por un lado al castigo que anunció Trump con aranceles que dejarán fuera de competencia al aluminio y al acero. Pero también criticó duro al gobierno de Mauricio Macri. Le reprocha: “Hace dos años nos exceptuaron y nos dormimos en los laureles. Fue por la manera de mirar al mundo y la geopolítica y no entender cómo se mueve la principal potencia del mundo. Esto muestra la preocupación sobre la relación entre nuestros países y China”, sintetizó a Clarín.

Con un arancel del 10%, el aluminio queda fuera de juego. Las exportaciones desde Aluar al gran país del Norte representan el 50% de sus embarques, el 40% de su producción y en plata son US$ 500 millones.

La sanción involucra al acero y específicamente a Tenaris, la controlada de Techint que es líder en el mercado global de tubos para la industria petrolera. Desde su planta de Campana, el 70% del volumen que se exporta se destina a Estados Unidos. En Techint no informan montos. Ayer su acción en la Bolsa de Nueva York bajó 1,7%. Fuentes del negocio del acero mencionan que el daño sería por el equivalente a unos US$ 200 millones. De esta manera Argentina perdería de un saque exportaciones por casi US$ 700 millones.

En mayo de 2018, el país logró quedar exceptuado de los aranceles a la importación de acero y aluminio. El acuerdo estableció cupos de exportación libres de ese arancel con un tope de 180.000 toneladas anuales, tanto para acero como para el aluminio. Ahora, ese cupo en el caso del acero sería castigado con aranceles del 25%. Esto significa no poder competir.

Por cierto, no es la primera vez que Techint ve amenazados sus productos en EE.UU. Tal vez por eso, Paolo Rocca, su mayor accionista y CEO, decidió tener una filial en Houston. Se llama TenarisBayCity y es la fábrica de tubos más robotizada y moderna en su tipo del mundo. Pero igual requiere completar los pedidos desde Argentina.

“No hay que confiar que las cosas se van a resolver por su propio peso”, amplió Madanes Quintanilla a este diario. Según su razonamiento, lo primero que debería hacer el gobierno saliente es eliminar las retenciones que aplica a estas exportaciones de $ 3 por dólar para hacer frente a una realidad que será difícil ya que “EE.UU. reorientó el mercado de la provisión de metales con Canadá y Australia”. Para el empresario en el Estados Unidos de Trump no se toman decisiones de manera temperamental. “No son cosas de un rayado. Hay detrás una estrategia que se lleva a cabo hace tiempo”, amplió.

 A su vez, la Cámara del Acero solicitó al Estado Argentino que arbitre los medios necesarios para revertirlo dado que perjudica la producción siderúrgica argentina y al empleo local. De paso, recordó que las exportaciones siderúrgicas de alto valor agregado ya se encuentran afectadas por la eliminación de los reintegros de exportación (del 4% al 6%) desde agosto de 2018 y por la imposición de retenciones a los bienes industriales de $ por dólar exportado desde septiembre de 2018, informó Clarín.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados