Curros

Denuncian que ex intendente de El Hoyo y colaboradores se asignaron $500 mil de forma irregular

El ex intendente Cárdenas y sus colaboradores se asignaron 500 mil pesos. No entregaron la llave de la caja fuerte. Dejaron Libre de Resoluciones con serias deficiencias legales.

El nuevo intendente de la localidad de El Hoyo, Rolando Pol Huisman, denunció una serie de irregularidades que habría cometido su antecesor y algunos de sus colaboradores.

Según se difundió ayer por parte de las nuevas autoridades, el ex intendente Daniel Cárdenas y los ex secretarios de Gobierno y Legales, Gisel Cortés y Emanuel Silva, «se pagaron a sí mismos casi medio millón de pesos del Municipio cuando los trabajadores contratados no percibieron los salarios de noviembre, y los de planta estable no cobraron su aguinaldo».

Afirmaron desde la nueva gestión de Pol Huisman, «esas son apenas dos de las notorias irregularidades con las que el nuevo gobierno municipal se encontró, apenas asumido en sus funciones».

«Pocas horas antes de abandonar el municipio, Cárdenas, Cortés y Silva firmaron una resolución por la que ellos mismos ordenaron pagarse esa suma en concepto de supuestas vacaciones no tomadas y «sueldos» por los primeros 10 días de diciembre», se indicó mediante un comunicado oficial.

Pagos que se asignaron

De allí se desprende que Cárdenas se asignó 207.023 pesos, Cortés 139.309, y Silva 119.534 pesos. «El nuevo gobierno se encontró con que casi no hay fondos en las cuentas bancarias del Municipio y no puede verificar la existencia de efectivo porque Cárdenas se niega a entregar las llaves de la caja fuerte que estaba a su cargo, pese a que se las solicitaron de manera reiterada», se informó.

Además, «el libro oficial de resoluciones presenta graves irregularidades: espacios en blanco, interlineados, enmiendas sin salvar, resoluciones inexistentes, blancos sin inutilizar, escrituras en lápiz y espacios tachados con corrector líquido».

Sin telefonos ni inventarios

Las nuevas autoridades municipales de El Hoyo afirmaron que «se comprobó el faltante de una flota de seis teléfonos celulares de Movistar asignados a la planta política» y cuyos consumos se pagan con fondos del municipio.

Denunciaron también que las autoridades salientes no entregaron un inventario actualizado de todos los bienes municipales, como le había exigido meses atrás una ordenanza del Concejo Deliberante.

«Estas, y una innumerable cantidad de irregularidades que se constatan permanentemente, fueron consignadas en actas mientras se analizan los pasos legales a seguir», se concluyó desde la gestión de Pol Huisman.

Con información del Diario el Chubut.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados