Salud

Vitamina D: Clave durante el embarazo para el desarrollo embrionario

Afecta principalmente a la absorción de calcio. Nuevas investigaciones sostienen que colabora en el control de la fecundación y el desarrollo embrionario. La opinión del jefe de ginecología del Hospital de Clínicas.

La vitamina D juega un papel clave durante el embarazo. Hasta el momento, sus efectos más difundidos tenían que ver con el desarrollo óseo del bebé. Sin embargo, un estudio publicado en la revista Antioxidants, realizado por un equipo de científicos italianos, canadienses, húngaros y españoles, aseguró que ésta colabora en diversos procesos del embarazo, como el control de la fecundación y el desarrollo embrionario durante las primeras semanas de gestación, además de contribuir a la prevención de la diabetes gestacional.

El equipo liderado por el doctor Jan Tesarik sostuvo que la vitamina D influye en el inicio del embarazo, su continuación y la prevención de complicaciones asociadas a lo largo de su desarrollo. «Es muy importante evaluar la concentración de la vitamina D en la sangre en todas mujeres que desean quedar embarazadas. Y seguir controlando y corrigiendo, en su caso, estos niveles durante el embarazo para prevenir abortos espontáneos y enfermedades que pueden poner en riesgo la vida y la salud de la madre y de su futuro bebé», aconsejó Tesarik.

En diálogo con Entremujeres Clarín, el doctor Silvio Tatti, Jefe de la División de Ginecología del Hospital de Clínicas, se refirió a la importancia de este compuesto y afirmó que “durante el embarazo hay una natural deficiencia de vitamina y una necesidad de absorber mayores cantidades de calcio”. Y es justamente “la vitamina D quien juega un rol muy importante en la absorción de calcio en el intestino”.

El especialista detalló que la ausencia de vitamina D puede derivar en osteopenia u osteoporosis en la mujer y en raquitismo u osteomalacia en el niño. Además, “podría tener un rol en la respuesta inmune fisiológica y eventualmente un papel a nivel cerebral”, añadió.

Consultado sobre una posible baja de esta sustancia en la gestación, Tatti mencionó que “hay poca información al respecto”. Asimismo, destacó que “durante el embarazo se produce una disminución de la absorción intestinal de calcio, por lo que es importante mantener un nivel fisiológico de vitamina D”. En tanto, mencionó que algunos trabajos sostienen que “el déficit de vitamina D puede generar hipertensión en el embarazo”.

El médico resaltó que esta vitamina básicamente se obtiene “por la exposición al sol”, pero también puede hallarse en “alimentos como pescado, huevos y hongos”.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados