Cordillera

Santiago Maldonado: cambia el juez y habilitan una audiencia para definir el futuro de la causa

Será el 5 de diciembre en Comodoro Py. En tanto, el magistrado Gustavo Lleral decidió apartarse del caso y derivó el expediente a su par de Rawson, Hugo Sastre.

La causa que investiga la desaparición y muerte de Santiago Maldonado​ cambia de juzgado. El juez federal a cargo, Gustavo Lleral, decidió apartarse del caso y envió el expediente a su par de Rawson, Hugo Sastre. En tanto, la Cámara Federal de Casación Penal convocó a una audiencia para definir el futuro de la causa.

Lleral había ratificado que Maldonado murió «sin intervención de un tercero» y había dispuesto el archivo de la causa y el sobreseimiento del gendarme Emmanuel Echazú. Pero en las últimas horas se apartó de la investigación.

«En la muerte de Santiago Andrés Maldonado no se verificó la participación responsable penalmente relevante de persona alguna», había señalado Lleral en su descargo. Y añadió: «En mi resolución concretamente se dictó el sobreseimiento a Echazú, que era el único imputado en el proceso, y está en las partes consentirlo, en cuyo caso quedará firme, o impugnarlo, en cuyo caso deberá resolver la Cámara de Casación Penal».

Así, la Sala 4 de la Cámara Federal de Casación Penal convocó a una audiencia, a realizarse el 5 de diciembre en los tribunales de Comodoro Py, para resolver si sostiene la resolución de Lleral archivando la causa, si avala el fallo de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia -que ordena seguir investigando pero descartando la desaparición forzada-, o si inicia una investigación más amplia que incluya esa figura, como piden los familiares de Maldonado.

Maldonado desapareció el 1° de agosto de 2017 durante un operativo de la Gendarmería en la localidad de Leleque (sur) contra una protesta de indígenas mapuches que exigían la liberación de un líder detenido. Su cuerpo finalmente apareció más de dos meses después en el río Chubut, atrapado en un ramaje, cerca del lugar donde se lo vio con vida por última vez, informó Clarín.

Los informes forenses en los que se basó Lleral coincidían en que el joven murió ahogado y que no había signos de violencia en el cadáver. La familia, en cambio, cree que murió en el marco de una represión y que gendarmes o mapuches se deshicieron de su cuerpo en el río para encubrir la muerte.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados